Arqueología

¿Descubierto un templo solar del Antiguo Egipto?

Hasta el momento, solo dos de estos templos han sido descubiertos.

Javier Garcia Blanco

Periodista y fotógrafo

17 de noviembre de 2021 (11:12 CET)

¿Descubierto un templo solar del Antiguo Egipto? (Foto: Massimiliano Nuzzolo)
¿Descubierto un templo solar del Antiguo Egipto? (Foto: Massimiliano Nuzzolo)

Un equipo de arqueólogos, dirigido por el doctor Massimiliano Nuzzolo, profesor de Egiptología en la Academia de Ciencias de Varsovia, cree haber descubierto los restos de un antiguo templo solar cuyo origen se remontaría a los tiempos de la V Dinastía, en el Imperio Antiguo. Los egiptólogos saben que se construyeron seis o siete templos solares de este tipo, dedicados al dios Ra, pero hasta la fecha solo se habían descubierto dos de ellos, en las localidades de Abu Gdrab y Abusir, a unos 20 kilómetros al sur de la ciudad de El Cairo.

Uno de estos templos, el del faraón Userkaf –descubierto en Abusir a mediados del siglo XX– tenía el nombre de Nejen Ra (Fortaleza de Ra) y fue el primer santuario de este tipo construido. El otro templo hallado hasta la fecha, el del faraón Nyuserra (el sexto de la V Dinastía), fue descubierto a finales del siglo XIX, y en la época de su construcción fue llamado Shesep-ib Ra, o lo que es lo mismo, "Lugar deseado por Ra".

Los historiadores desconocen con certeza cuál era el significado exacto de estos templos solares

Precisamente, es en este templo donde el equipo de Nuzzolo ha estado excavando, pues bajo los restos del templo de Nyuserra existían otros de adobe. Según ha explicado Nuzzolo en declaraciones a CNN, "los arqueólogos del siglo XIX solo habían excavado una parte pequeña" de estos restos de adobe, y en aquel momento creyeron que se trataba de partes del mismo templo, aunque más antiguas. En opinión de Nuzzolo, en realidad dichos restos serían parte de uno de los templos solares perdidos, más antiguo, que quedó oculto bajo la construcción pétrea de Nyuserra.

El equipo de arqueólogos de la Academia de Ciencias de Varsovia ha identificado hasta el momento las bases de dos columnas de piedra caliza –parte de una monumental entrada–, y umbral realizado en caliza. Además, también han descubierto junto a los cimientos decenas de jarras de cerveza intactas, rellenas de barro. Este detalle, según Nuzzolo, indica que el lugar era un templo, pues las jarras formarían parte de una ofrenda ritual, tal y como se hacía en los lugares más sagrados.

211115102724 06 sun temple egypt scli intl restricted
Foto de Massimiliano Nuzzolo

Pese a décadas de estudio, los historiadores desconocen con certeza cuál era el significado exacto de estos templos solares, típicos de la V Dinastía y que no volvieron a verse hasta mil años más tarde, ya en tiempos del Imperio Nuevo. No hay duda de que tenían algún papel en el culto a la realeza, pues cada rey debía tener su propio templo personal. Sin embargo, no hay consenso entre los estudiosos sobre la función y sentido concreto de tales santuarios. Según Nuzzolo, los templos solares probablemente habrían sido construidos en vida de los faraones, como medio para otorgar a los monarcas un estatus de dioses en la Tierra –o de hijos de dios–, a diferencia de las pirámides, que "aseguraban su condición de dioses en la vida ultraterrena".

El faraón legitimaba su poder en estos templos, presentándose como único hijo de la divinidad en la Tierra

Según un relato que se remonta al Imperio Medio, titulado Historia de Djedi y los magos, los primeros faraones de la V Dinastía fueron trillizos e hijos del dios Ra. Más allá del mito, parece que, en efecto, los primeros reyes de dicha dinastía eran hermanos, y durante su reinado se produjo un auge inédito en la devoción al dios Ra que perduraría durante varias generaciones. Tal y como argumenta Nuzzolo, durante las dinastías V y VI, «el faraón adquirió un nuevo significado socio-religioso como 'rey sol' o 'dios del sol'". De tal modo, estos templos solares habrían jugado algún papel en este culto al faraón, que habría servido para legitimar el poder real. Los templos estaban destinados al culto del dios Ra, pero era en ellos donde el faraón legitimaba su poder, presentándose como único hijo de la divinidad en la Tierra.

En el caso de los restos de adobe descubiertos por el equipo de Nuzzolo bajo el templo solar de Nyuserra, el investigador está convencido de que este último destruyó ritualmente el santuario anterior para levantar el suyo propio, y asumir así el papel de hijo de Ra. Por el momento los arqueólogos no han podido identificar qué faraón construyó el templo solar recién identificado –si es que finalmente se trata de eso, como sospechan–, pero están convencidos de que nuevas excavaciones en el yacimiento les permitirán averiguar la identidad de su constructor.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 377, Diciembre de 2021

Nº 377, Diciembre de 2021