Vida alternativa

Adaptación psicológica a la cuarentena

En el actual proceso de cuarentena que vivimos en España para frenar la curva de expansión del COVID-19 es normal que nos resulte difícil emocional y psicológicamente adaptarnos a un cambio tan brusco de rutina. Sin embargo, todas las emociones son adaptativas y debemos saber manejarlas hacia un contexto saludable para aprender de ellas.

17 de Marzo de 2020 (16:30 CET)

Adaptación psicológica a la cuarentena.
Adaptación psicológica a la cuarentena.

Existe todo un abanico de emociones que preferimos no experimentar: la tristeza, la ira, el miedo, el nerviosismo. De hecho, todas ellas pueden convertirse en una maraña difícil de desentrañar mientras nos sentimos «aislados entre cuatro paredes». 

Ya estamos en el tercer día desde que el Gobierno de España anunciara su intención de declarar el Estado de Emergencia y planteara restricciones en los flujos de movimiento de la población. Para quienes tengamos la suerte de poder cumplirla a raja tabla porque nuestros trabajos no son imprescindibles en esta crisis, o porque nuestros empleadores priorizan la salud pública, nos espera una cuarentena de (mínimo) 15 días. 

Fernando Simón, el epidemiólogo que trabaja como portavoz en emergencias sanitarias del Gobierno (y que ya se encargó de informar sobre el brote de ébola en 2014), declaraba en recientes intervenciones que es muy probable que la cuarentena se alargue más y daba una advertencia psicológica:

«Los primeros días pueden ser incluso divertidos. Tres o cuatro días en casa no es lo habitual, vamos a funcionar de otra manera. Pero tenemos que ser conscientes de que debe durar 14 días, como mínimo. La tensión hay que mantenerla y la última semana no va a ser fácil» Fernando Simón, jefe de Emergencias Sanitarias.

Un estudio de la revista británica Lancet asegura que los factores que más estresan a las personas aisladas son no conocer el tiempo que va a durar la cuarentena, temores a infectarse, frustración, aburrimiento, suministros o información inadecuados y posibles pérdidas financieras.

Los numerosos casos de despidos, imposición de vacaciones para los trabajadores u obligación de asistir al centro de trabajo sin tratarse de una tarea esencial demuestran que los efectos de la crisis sanitaria los sigue pagando la gente corriente. Las medidas de protección laboral y financiera que se tomen en las siguientes semanas y a quién se dirijan determinarán el futuro de millones de familias. 

El Consejo de Ministros del martes 17 debe decidir si implementa un paquete extraordinario de medidas económicas entre las que se encuentra el apoyo a trabajadores, empresarios, autónomos y colectivos más vulnerables, flexibilización de los ERTEs (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) para evitar despidos e incluso, garantizar para toda la población, como ya ha hecho el presidente de Francia, la suspensión de alquileres y facturas de gas y electricidad, aunque en este país se ha centrado en concreto a pymes en dificultades. 

Estamos viviendo un proceso sin precedentes históricos recientes. Debemos poder hablar de nuestros miedos y frustraciones con alguien de confianza para poder aliviar la incertidumbre colectiva. Ahora mismo como sociedad no vemos un futuro a medio plazo, nuestra urgencia y toda nuestra atención se centra en aliviar los efectos inmediatos de una enfermedad inesperada. Demostremos responsabilidad colectiva y empatía.  

De cualquier forma, la respuesta humana de la sociedad española ante la crisis está siendo intachable. En Internet podemos encontrar varias consultas de profesionales de la psicología que se ofrecen para dar una sesión terapéutica gratuita a personas que no sepan cómo lidiar con la soledad de la cuarentena. Este virus lo vamos a parar juntos. Este artículo también lo escribo para mi, mientras me encuentro en el quinto día de aislamiento en el salón de casa.

Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

portada añocero abril corporativa

Nº 357, Abril de 2020

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.