Vida alternativa

Las 7 claves de la vida plena

Las afirmaciones para conseguir una vida plena de Mihaly Csikszentmihalyi, experto en Psicología Positiva, se desprenden del análisis de decenas de miles de entrevistas realizadas a individuos de todo el mundo, personas de toda condición a las que tanto él como su red de colaboradores preguntaban acerca de lo que sentían y lo que hacían «cuando sus vidas estaban en apogeo, cuando lo que estaban haciendo era lo más agradable».

30 de Marzo de 2020 (12:30 CET)

7 claves vida plena
7 claves vida plena

El resultado fue asombroso y en muchos aspectos transcultural, pues reveló que existían notables similitudes en la manera en la que la gente describe cómo se siente bien cuando realiza algo con lo que fluye, similitudes que emergían con independencia del sexo, la edad, la nacionalidad o la condición social de los encuestados. 

Durante su investigación, identificó al menos siete factores o ingredientes que caracterizan una experiencia para que esta sea capaz de provocar estos «chutes» de felicidad y bienestar general. Es evidente que no todas las características tienen que confluir o tener una visibilidad notable, pero de una u otra manera deben latir, orbitar alrededor de una actividad para que esta nos coloque en la corriente de flujo. Estas claves de la vida plena son las siguientes:

 

1. Realizar actividades que requieran habilidades

La sensación de flujo aparece ligada a un equilibrio entre nuestro potencial para actuar y la dificultad de la actividad. Por ejemplo, una partida de ajedrez carecerá de flujo si el contrincante no está a nuestro nivel: si es muy superior, nos sentiremos frustrados; si es inferior, nos aburriremos. Lo mismo sucede con la lectura, el cine, la música… Por tanto, para fluir con las tareas, habrán de estar en consonancia con nuestras posibilidades reales.

 

2. Aunar acción y conciencia

Debemos ser capaces de concentrarnos en lo que hacemos. Si emprendemos una actividad que requiere la mayor parte de nuestras habilidades, nuestra atención estará centrada en la misma. «Como resultado –apunta el experto– sucede uno de los aspectos más distintivos y universales de la experiencia óptima: las personas están tan involucradas en lo que están haciendo que la actividad llega a ser algo espontáneo, casi automático; dejan de ser conscientes de sí mismos como seres separados de las acciones que están realizando».

El hecho de centrar toda la atención sobre un trabajo nos proporciona un disfrute y contribuye a poner orden en nuestra conciencia, al olvidar otros aspectos desagradables de nuestra vida. Estaríamos, pues, ante un tipo de concentración tan completa que logramos minimizar nuestros problemas hasta el punto de hacerlos desaparecer durante la actividad.

 

3. Metas claras 

Tener las metas claras es fundamental para que la experiencia de flujo surja y permita claridad en los objetivos y un rumbo hacia el que dirigir nuestra actividad, con una serie de etapas por las que pasar o ir superando. Algo así como seguir la receta de un postre para lograr, tramo a tramo, conseguir una exquisitez.

 

4. Retroalimentación

La retroalimentación, si además es inmediata, es un indicativo de que estamos en el camino correcto, lo que supone en sí mismo un estímulo, que a al vez nos confirma y afianza en la actividad y refuerza la sensación de flujo, la concentración, etc. Un buen número de buenos ejemplos nos los brinda el mundo deportivo. Tras golpear con la raqueta de la forma adecuada –meta definida­–, inmediatamente la jugadora recibe información de lo acertado o no que ha sido en relación con el resultado esperado. Ese es un ejemplo de retroalimentación inmediata. Csikszentmihalyi matiza que hay experiencias de flujo en las que la retroalimentación no puede ser tan inmediata por razones muy obvias. Para un cirujano la retroalimentación es rápida, pero para un fisioterapeuta o un psiquiatra puede tardar más tiempo en hacerse evidente.

 

5. Sensación de control

La ocupación capaz de provocar flujo debe ir asociada a una sensación de control, de tener las riendas de lo que hacemos, o al menos de no estar preocupados por perderlas. Este aspecto caracteriza sobre todo a los practicantes de deportes de riesgo, donde la sensación de control es una pieza fundamental, aunque pueda desaparecer en un segundo. Y esa sensación produce flujo, disfrute, puesto que va ligad al desarrollo de todas las habilidades del deportista para reducir el peligro al máximo.

 

6. Pérdida de la autoconciencia

Esta expresión describe la total despreocupación por uno mismo que se siente durante la experiencia de flujo. Básicamente, quienes lo han experimentado lo describen como la unión total con el trabajo o tarea que se realiza hasta el punto de experimentar una sensación de no existir de forma independiente a la actividad.

Los surfistas lo experimentan habitualmente cuando, subidos a una ola, serpentean sinuosamente por ella. De esta manera, la energía psíquica no se desgasta en estar pendiente de dar a los demás la imagen de lo que creemos ser. Al alpinista le importa bien poco tener la cara sucia y el pelo despeinado mientras asciende una montaña, el alfarero tiene barro por doquier y el enfermero que asiste a una emergencia olvida las manchas de sangre.

La pérdida de la autoconciencia no implica falta de conciencia, ya que esta es mayor y está más centrada, emergiendo con más fuerza la personalidad gracias al enriquecimiento que aporta la experiencia de flujo vivida.

 

7. La transformación del tiempo

El tiempo es subjetivo y la mejor prueba de ello es comprobar cómo, cuando estamos disfrutando, las horas parecen minutos o incluso segundos.

La plasticidad del tiempo es algo que todos hemos experimentando en alguna ocasión. Esta es la norma general que cualquier lector puede entender, pero que tiene unas claras excepciones en aquellas actividades generadoras de flujo en las que el control del tiempo es una habilidad necesaria para fluir, como puede ser el caso de una prueba de ciclismo, un juego que encadena preguntas en un periodo delimitado de tiempo, una prueba de natación, atletismo o rally, etcétera.

Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

portada año cero mayo corporativa

Nº 358, Mayo de 2020

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.