Conspiraciones

Terraplanistas: la última teoría conspirativa

En tiempos del auge de la ultraderecha y los populismos, algunas teorías conspirativas con poco fundamento ganan adeptos en las RRSS. La que más defensores está cosechando es la terraplanista (los que afirman que la tierra es plana), pero, ¿qué hay detrás de este movimiento?

187X270 oscar herredon

Periodista

4 de Septiembre de 2019 (11:00 CET)

Terraplanistas: la última teoría conspirativa
Terraplanistas: la última teoría conspirativa

Teorías de la conspiración hay para todos los gustos, unas más fundamentadas que otras. Una de las que más fuerza ha cobrado en los últimos años y que este 2019 arrasa en los mentideros de Internet es la de los terraplanistas, que afirman que la Tierra es plana… Vamos, como si hubiésemos vuelto a lo peor del Medievo donde los mapas mostraban –no todos, es de reseñar– un gran abismo como fin de la tierra conocida, llena de monstruos lacustres…

Este grupo de personas –no precisamente todas ellas de grupos sociales marginales, ni mucho menos–, que se cuentan por miles, creen que las teorías científicas planteadas por Copérnico, Galileo… y corroboradas siglos después, son tan falsas como una monedad de seis pesetas: la Tierra no sería una esfera achatada por los polos, sino un disco, y todo formaría parte de un enorme complot, de una gigantesca conspiración; algo bastante similar al auge del creacionismo en países como EE UU, donde muchos sectores afirman que la teoría del Big Bang, claro, es otro enorme decorado del oficialismo, igual que la llegada del hombre a nuestro satélite, hoy de plena actualidad por su 50 aniversario. 

Según una encuesta de YouGov, un 2% de los jóvenes estadounidenses cree que la Tierra es plana

Según una encuesta realizada por YouGov, solo el 66% de los jóvenes entre 18 y 24 años –y una vez más en el país de las barras y estrellas– está plenamente convencido de que vivimos en un mundo esférico: un 2% cree que la Tierra es plana y un 5% tiene sus dudas sobre ello; un fenómeno de retroceso cultural –y del sentido común– cada vez más frecuente y que tiene incluso ejemplos en Europa.

Movimientos conspirativos –en el mal sentido, pues muchas teorías de la conspiración tienen una fuerte base real, algo que nunca hemos dejado de recalcar en las páginas de Año/Cero y Enigmas–, que son impulsados en gran parte por los partidos de ultraderecha, que están cosechando un escalofriante éxito en muchas partes del mundo, comenzando por la Norteamérica de Trump –cuyos discursos «del odio» han sido denunciados en los últimos días por muchos activistas como responsables de las recientes matanzas racistas que han tenido lugar en Texas y El Paso–, donde tienen un mayor número de seguidores, el Brasil de Bolsonaro, la Italia de Salvini y un largo etcétera, un avance reaccionario muy vinculado a la persona de Steve Bannon.

Volviendo a los terraplanistas, cada vez son más, a pesar de que ya en el siglo VI a.C. Anaximadro planteó la posibilidad de una Tierra con forma curva, algo que corroborarían más tarde geógrafos sin más herramientas que las matemáticas. Sus postulados conspirativos rompen con toda coherencia científica, y los fortalecen con cada crítica que –afirman– vienen del propio sistema para confundir. A modo de muestra, un par de botones: creen que la Gravedad o la «inercia de la gravedad» no existen, rompiendo con la tercera Ley de Newton en base a explicaciones imposibles; también que la Tierra no da muestras de estar girando o que es imposible que los marinos de tiempos pasados no conocieran la teoría de la curvatura de la Tierra: pese a ello, hacían viajes de miles de kilómetros sin tenerlo en cuenta en sus planes.

Y, ¿cuál es el objetivo de tamaña manipulación oficial? El youtuber terraplanista Óliver Ibáñez, con más de 300.000 seguidores en su canal, lo tiene claro: «lo hacen para ocultar a Dios». 

Relacionados
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Noviembre 2019

Nº 352, Noviembre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.