Enigmas y anomalía

"Creepypasta": cuando Internet provoca crímenes reales

Gozan de una popularidad sin parangón en la Red. De Momo a Slenderman, pasando por Ayuwoki o The Rake, sus historias inventadas en Internet han acabado causando graves problemas en forma de crímenes reales.

187X270 oscar herredon

Periodista

12 de Diciembre de 2019 (13:00 CET)

Cuando Internet provoca crímenes reales
Cuando Internet provoca crímenes reales

Cadáveres disfrazados de títeres, marionetas asesinas, hombres sin rostro, payasos siniestros… La lista de historias de miedo falsas que circulan por Internet y que se toman por verdaderas es extensa. Y lo más terrible es que a veces inspiran crímenes reales. Al igual que lo hicieron películas emblemáticas, series de televisión e incluso canciones de grandes grupos de rock.

Uno de los más sonados es el de un programa de televisión. Una vez a la semana, ya caída la noche, las familias se juntaban frente al televisor, casi en una suerte de ritual, expectantes, ansiosas por que empezara su programa favorito. Por fin aparecía sobre la pantalla en blanco y negro la sintonía, y los títeres la tomaban para contarle a los espectadores sus aventuras; un programa orientado a los niños en el que las marionetas, una suerte de piratas ideados por la inocente mente de una niña, reñían constantemente entre chistes de mal gusto y piruetas imposibles. Pero había algo inquietante tras aquellos monigotes de bajo presupuesto hechos con retazos de ropa reciclada y deslucida, a cual más siniestro: al parecer uno tenía el nombre de “robapieles” y sus muecas recordaban más a las de “Chucky”, el Muñeco Diabólico, que a entrañables muñecos a lo Barrio Sésamo. Otro era el pirata Percy, que parecía estar fabricado con partes de otros muñecos y cuya cabeza, si cabe más siniestra, estaba hecha la de un bebé de porcelana.                          

Un buen día, el programa dejó de emitirse, y los rumores comenzaron a surgir… ¿Qué había provocado su cancelación? ¿Por qué un programa con un gran éxito de audiencia había puesto fin, de forma brusca, a su emisión? Lo que pronto se transformó en una leyenda urbana rezaba que la pequeña había sido asesinada… nada menos que por las marionetas que un día surgieron de su imaginación. Y es que durante la última emisión se vieron cosas muy extrañas en la pequeña pantalla: encuadres forzados, un misterioso rostro blanco de ojos saltones…

Aquello tuvo lugar en los años 70, en los Estados Unidos, tan dados a los sucesos escabrosos y a las historias extrañas. Hoy, aún permanece en el imaginario colectivo de varias generaciones que no han vuelto a mirar con los mismos ojos los espectáculos de títeres.

Una historia apasionante. Si fuera real. Y es que la misma, que parece ha servido para iniciar la preproducción de una serie, es uno de los más famosos “Creepypasta”, con ciertas licencias narrativas que me he arrogado. Antes de entrar en ella, debemos señalar que “Creepypasta” es un nuevo término que hace alusión a historias cortas de terror (derivado de la palabra “Copypaste” que en la jerga de Internet se refiere al texto que ha sido copiado y pegado por los usuarios de forma reiterada en los foros de discusión) recogidas y compartidas a través de la Red con la intención de asustar o inquietar al lector. Similares a las leyendas urbanas, no toman siempre la forma de una narración, sino que pueden ser imágenes acompañadas de un pequeño tweet o un pie de foto, juegos o videojuegos que, según los internautas, estarían embrujados.

Los "creepypastas", una nueva forma de leyenda urbana

En realidad, la leyenda de las marionetas piratas comenzó en 2005, en el hilo de un foro en el que un usuario –de nombre en clave Skyshale003– preguntaba acerca del mismo: “¿Alguien recuerda este programa infantil? Se llamaba Candle Cove, y tenía 6 o 7 años cuando salía. No he podido encontrar ninguna referencia sobre este programa, pero creo que salía en los canales nacionales en torno a 1971 o 1972. Vivía en Iroton (Ohio) en ese entonces. No me acuerdo del canal, pero me acuerdo de que lo echaban alrededor de las 16 horas”.

Aquella conversación abrió la caja de Pandora, tanto, que muchos de los internautas afirmaban recordar, aunque sólo a retazos, aquel enigmático programa, iniciándose uno de los mitos más siniestros y perturbadores que circulan por Internet. A día de hoy nadie sabe a ciencia cierta si existió, la verdad es que ninguna parrilla de programación antigua recoge que dicho espectáculo estuviera alguna vez en antena, al menos que sepan los que han indagado, unos más que otros, sobre ello, la mayoría a través de Internet. Sea como fuere, este inquietante asunto nos sirve como pistoletazo de salida para hablar de otros “Creepypasta” que están sembrando el pánico entre los más jóvenes internautas de medio mundo, historias apócrifas que, y eso es lo más terrible, parece que han llegado a inspirar crímenes reales. Esto nos lleva a un campo aún más extenso, igual de sugerente a la vez que estremecedor, y es el de las películas que en su día, algunas antes de que la Red de Redes absorbiera nuestras vidas, fueron algo más que una inspiración –como también algunas canciones– de terribles sucesos.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 363, Octubre 2020

Nº 363, Octubre 2020