Parapsicología

CREADORES DE FANTASMAS

Isabela HerranzRecientes investigaciones de laboratorio muestran no sólo que los espectros son una parte esencial de nuestra vida cotidiana, sino que es posible diseñar diversos métodos para «recrearlos». Sin embargo, ante idénticos estímulos fantasmales, no todo el mundo experimenta lo mismo. Mientras unas personas sienten o ven a las entidades del más allá, otras sólo las oyen. ¿Qué se esconde detrás de un fenómeno que muchos atribuyen a causas sobrenaturales? ¿Es posible fabricar espíritus a voluntad?

20 de Noviembre de 2013 (10:02 CET)

CREADORES DE FANTASMAS
CREADORES DE FANTASMAS
Qué es un fantasma o aparición? Una figura humana (a veces animal) que no puede estar físicamente presente, de ahí la idea tan extendida de que los fantasmas son espíritus. Sin embargo, no hay pruebas que apoyen tal idea. Los espectros son un fenómeno con múltiples causas, y entre las más habituales figuran la apreciación errónea, las experiencias cercanas al sueño y las coincidencias», nos explica el experto británico Maurice Townsend, de la Asociación para el Estudio Científico de Fenómenos Anómalos (ASSAP por sus siglas en inglés), que ha llevado a cabo diversas investigaciones en este campo. Concretamente, participó en 2006, junto con el neurocientífico Jason Braithwaite, en un trabajo de campo en la Sala de Tapices del castillo inglés de Muncaster, el cual tiene reputación de estar encantado desde hace siglos.

El dueño del castillo, Peter Frost Pennington, les dio permiso para que efectuaran diversas mediciones con dos magnetómetros capaces de detectar campos magnéticos muy débiles –0,5 nanoteslas en tres direcciones y 250 veces por segundo–. Los resultados confirmaron que la causa de que los testigos percibieran fantasmas en dicha sala eran los intensos campos magnéticos generados por una cama con un antiguo somier de hierro donde dormían los invitados. Dichos campos, bastante superiores a los generados en una tormenta de truenos, afectaban el cerebro de personas muy sensibles.

SORPRENDENTES INVESTIGACIONES
En este sentido, vale la pena recordar los experimentos de laboratorio realizados por Michael Persinger en la Universidad Laurentian de Sudbury, en Ontario (Canadá). Este neurólogo demostró que un campo magnético de baja frecuencia podía inducir alucinaciones en ciertos individuos. De hecho, algunas investigaciones sugieren que sólo entre el 20 y el 30% de la población es susceptible a tales campos. En declaraciones a AÑO/CERO, Persinger explicaba: «Todas las experiencias fantasmales se derivan de la actividad cerebral, pero lo importante es saber cuáles son los estímulos que producen dicha actividad. Aunque un campo electromagnético exógeno puede estimular el cerebro para generar experiencias tan reales como las derivadas de fuentes convencionales, lo cierto es que no sabemos dónde se origina este campo electromagnético anómalo. Debemos recordar que el tema central de la ciencia es lo desconocido, y si uno piensa que tiene las respuestas sin análisis exhaustivos de datos, entonces será más una cuestión de creencia y no de investigación racional»… (Continúa en AÑO/CERO 280).
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 348, Julio de 2019

Nº 348, Julio de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.