Parapsicología

Entrevista con William Buhlman

"Las experiencias extracorpóreas no sólo expanden tu conciencia, sino que ayudan a verificar la existencia del alma"William Buhlman es el primer experto norteamericano en la enseñanza y práctica de experiencias extracorpóreas conscientes. Sus declaraciones, siempre polémicas, provocan estupor. No obstante es el primer investigador que está aplicando a este campo otros métodos de trabajo, y hay que informar de ello…

1 de Febrero de 2005 (00:00 CET)

Entrevista con William Buhlman
Entrevista con William Buhlman
William Buhlman ha escrito dos libros excelentes sobre experiencias extracorpóreas titulados Adventures Beyond the Body y The Secrets of the Soul. Ha participado en numerosos programas de radio y televisión y, durante más de una década, ha dirigido cientos de seminarios de iniciación en esta materia con la ayuda de determinadas técnicas.

En su segundo libro, Buhlman publicó la información que obtuvo de una encuesta realizada a lo largo de ocho años con 16.000 testimonios de 34 países. La misma mostró que, a pesar de las diferencias étnicas, culturales y socioeconómicas de los testigos, los aspectos básicos de la experiencia extracorpórea eran fundamentalmente los mismos. Si esta fuera una alucinación, tales similitudes no existirían.

Entrevisté a Buhlman para un documental de la televisión norteamericana dedicado a explorar si hay vida desde de la muerte. Y Buhlman dijo: "Las experiencias extracorpóreas no sólo expanden tu conciencia, sino que ayudan a verificar la existencia del alma". Y desde la perspectiva de que hay vida después de la muerte afirmó que "la muerte es la experiencia extracorpórea suprema".

¿Cuándo tuvo su primera experiencia extracorpórea?
En 1972. Se produjo a raíz de aprender una técnica que me permitió "autoiniciarme". Cuando estaba a punto de dormirme me imaginaba visitando la casa de mi madre todas las noches durante tres semanas. Transcurrido ese tiempo ocurrió algo extraño. Me encontré en una cama frente a la pared y al extender el brazo éste la atravesó. Pude sentir la materia a medida que mi mano la traspasaba. En ese momento pensé en ponerme de pie y a renglón seguido me vi levantado a los pies de la cama mirando mi cuerpo. Entonces reparé en que aquello era posible. Un nuevo despertar se produjo en ese instante al comprender que continuamos viviendo fuera del cuerpo y tenemos el potencial de explorar más allá de nuestros límites físicos. Eso cambiaba mucho las cosas. Mi paradigma de la existencia viró radicalmente; a partir de ahí me interesé en serio por el tema y empecé a explorarlo a fondo.

¿Funcionan todos los sentidos en un estado extracorpóreo? ¿Se siente uno "sólido"?
No sólo se suele disfrutar de la mayoría de los sentidos principales, sino que con frecuencia estos se intensifican. Aunque no estés en tu cuerpo físico, puedes sentirlo y tocarlo. Y muchas veces vistes la misma ropa que llevas en el mundo físico.

Cuando se sale del cuerpo por primera vez, ¿se flota alrededor del mundo físico?
Muchas personas durante su experiencia extracorpórea se encuentran una realidad que es un duplicado virtual del mundo físico, pero con una vibración muy superior. Sin embargo, esta duplicación no es exacta. Si por ejemplo tienes la experiencia en tu dormitorio tal vez veas un duplicado energético exacto de la cama. Pero el color o el dibujo del papel de la pared pueden ser diferentes.

¿Hay limitaciones respecto a dónde se puede viajar?
Que yo sepa no. La distancia no es un problema. Tu cuerpo etéreo posee una vibración superior que te permite ir donde quiera que tu mente desee, de forma que las limitaciones sólo están en nosotros mismos. Si te sientes capaz de ir a otro planeta, podrás hacerlo.

¿El tiempo cronológico es igual en una experiencia extracorpórea que en la conciencia normal?
Durante la misma el tiempo no es una referencia válida. Puedes experimentar casi una vida entera y cuando vuelves a tu cuerpo tal vez sólo hayan transcurrido diez minutos.

Dice que a medida que aumenta nuestra experiencia es posible ir más allá del duplicado del mundo físico. ¿Puede describir otro tipo de mundos?
Durante la experiencia extracorpórea hay ocasión de explorar muchas otras dimensiones. Son realidades independientes que existen más allá de la materia y bullen de vida. Ese descubrimiento me sorprendió mucho. Hay todo tipo de órdenes sociales o civilizaciones, por así decir; entornos y dimensiones que existen más allá de nuestra vista pero que podemos explorar por nosotros mismos, en vez de contentarnos con leer sobre ellas.

¿Le han permitido estas experiencias aprender algo sobre las concepciones religiosas de cielo e infierno?
Es increíble la comprensión que se obtiene de los sistemas de creencias religiosas relativos al cielo, el infierno y el purgatorio. Podemos entrar en esas dimensiones de las que hablan la Biblia y el Corán. Hace 2.000 años se llamaban infierno o paraíso pero ahora con la experiencia extracorpórea podemos precisar mejor. Estas realidades múltiples fueron descritas en el Corán como los siete cielos o siete dimensiones. En Corintios (II), san Pablo habla del tercer cielo, y dice "ya sea en el cuerpo o fuera de él, no lo sé". Creo que esto confirma que algunos autores de la Biblia tuvieron acceso a estas dimensiones. Las denominaron "cielo" porque no tenían otro nombre.

¿Podría describir qué ocurre en el momento de la muerte?
En función de mis propias experiencias extracorpóreas y de los miles de informes de mi encuesta, estoy convencido de que la muerte es una experiencia de este tipo. Naturalmente, la diferencia fundamental es que cuando mueres ya no regresas más al cuerpo físico. Sin embargo, tras la separación inicial del cuerpo cuando falleces he descubierto que la mayoría de la gente se encuentra con sus seres queridos.

¿Pueden estas experiencias prepararnos para la muerte?
Uno de los beneficios más importantes que podemos obtener de ellas es el conocimiento de que seguimos viviendo más allá del cuerpo. No me refiero a sistemas de creencias ni a fe, sino a la experiencia propia de que tenemos alma. Es algo que te transforma la vida porque elimina por completo el miedo a morir. La muerte no es otra cosa que un tránsito de conciencia. Esta no muere, continúa, y cuanta mayor sea nuestra habilidad para explorar más allá del cuerpo, más oportunidades tendremos a nuestro alcance cuando abandonemos el cuerpo definitivamente. El Libro tibetano de los muertos habla, por ejemplo, de esta habilidad. Los tibetanos cantan a los moribundos para animarles a que busquen la luz del vacío. En realidad, lo que hacen es animarles a evolucionar, a marcharse, a explorar, a experimentar más allá de la forma, a ir más allá de la dimensión astral, a los niveles más altos de la realidad. Esta es accesible cuando salimos conscientemente del cuerpo. Cuanto mayor es el control, mayor es la habilidad para dirigir la experiencia y evolucionar a niveles superiores de la realidad.

¿Ha aprendido algo sobre las consecuencias de las acciones negativas?
Sin duda hay causa y efecto, y nuestras acciones aquí también tienen repercusión en el más allá. Por ejemplo, un asesino tendrá que pagar el precio, o experimentar el resultado de sus acciones desde un punto de vista energético. Eso podría suponerle terminar en un entorno muy negativo y desagradable donde tomaría conciencia de las acciones que ha llevado a cabo. Estoy seguro de que hay escenarios múltiples donde se solventan estas cosas. o
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Enero 2020

Nº 354, Enero de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.