Parapsicología

Cuando los fantasmas están vivos

En los anales de la investigación psíquica hay registrados miles de informes de experiencias relacionadas con fantasmas... Vivos. Los investigadores de estos sucesos anómalos han avanzado diversas hipótesis sobre su génesis y resuelto muchas de las preguntas que suscitan. ¿Cómo se manifiestan y qué señales emiten los aparecidos?

espacio misterio

8 de Julio de 2019 (16:45 CET)

Cuando los fantasmas están vivos
Cuando los fantasmas están vivos

«Una amiga me contó que se despertó una noche y vio a su abuela mirándola al pie de la cama; se dio cuenta enseguida de que la anciana, que llevaba tiempo enferma, había muerto por la noche. Primero pensó que su abuela estaba allí, ya que la figura era tridimensional y parecía estar viva. Luego, dándose cuenta de que aquello era imposible –su abuela no podía abandonar su propia cama–, decidió que su espíritu había ido a decirle adiós». Esta breve historia la cuenta la investigadora canadiense Victoria Branden en su obra Understanding Ghosts (1980), donde recoge, entre otros muchos, casos sorprendentes de fantasmas vivos. Este tipo de visiones suele producirse cuando la persona que se aparece atraviesa algún tipo de crisis, como una enfermedad o lesión graves, o incluso la muerte.

APARECIDOS MATERIALIZADOS

Tomando como ejemplo el caso anterior, Branden explica el fenómeno señalando que fue su amiga la que creó la imagen: «La abuela generó una poderosa carga emocional que fue captada telepáticamente, desencadenando la proyección de la imagen. La nieta vio esto cuando estaba despierta y pensó que era un fantasma. Si hubiera estado dormida la habría aceptado como un sueño».

Con arreglo a lo anterior, parece que el factor operativo que produce este tipo de «fantasmas» es el estado de elevada tensión emocional en quien origina la imagen. No en vano, tales apariciones se producen sobre todo en tiempos de guerra, según prueban los archivos de la Sociedad para la Investigación Psíquica (SPR, por sus siglas en inglés) y los informes recogidos por investigadores como Victoria Branden y los pioneros en este campo como Frank Podmore, F. W. H. Myers y E. Gurney (ellos acuñaron en 1886 el término en su obra conjunta Phantasms of the Living). Sin embargo, a pesar de estos antecedentes, puede decirse que no sabemos demasiado sobre este tipo de experiencias.

Las apariciones que vamos a revisar aquí son fundamentalmente las de personas que no están ni muriéndose ni en peligro de muerte. ¿Quién no ha tenido una experiencia de este tipo alguna vez? Celia Green y Charles McCreery apuntan que, cuando estuvieron recopilando informes para un libro sobre apariciones en general (obtuvieron 1.800 informes de primera mano), al menos un tercio de los mismos se referían a fantasmas vivos: «Los informes recibidos sobre apariciones representan una amplia variedad de amigos vivos, conocidos y familiares del perceptor: padres, abuelos, niños, marido o mujer, suegros, etc. Si la aparición representa a alguien no relacionado con el perceptor por sangre o matrimonio puede tratarse de un amigo íntimo, o meramente un conocido como el lechero o la señora de la limpieza». La autora de este reportaje tuvo una experiencia de este tipo en la que, según comprobó después, ella misma fue el fantasma que se proyectó a una supuesta amiga. 

telepatia comunicacion fantasmas
 

Es difícil llegar al fondo de esta experiencia si no se conocen más detalles, pero hay ciertos elementos comunes observados en otros informes similares sobre apariciones, fundamentalmente el citado al principio: un factor de gran intensidad emocional. Hay una sensación real de separación, y los testigos, en su mayoría, rechazan inequívocamente que se les sugiera que esa aparición es una ficción de su imaginación, de la que ellos solo son responsables.

COMUNICACIONES TELEPÁTICAS CON FANTASMAS

El investigador psíquico G. N. M. Tyrrell apunta dos elementos a tener en cuenta: por un lado, que el agente de una aparición no tiene noción consciente de su propia apariencia personal, aunque se aparece con todos los detalles que el observador esperaría encontrar (le permiten reconocer al emisor). Por otro, que en la mayoría de estos casos se recrea un drama aparicional representado por los elementos asociados a los protagonistas, que trabajan en colaboración, es decir, telepáticamente. 

Veamos algunos ejemplos de apariciones de personas vivas que pueden ayudarnos a entender qué sucede en este tipo de comunicaciones. El primero tuvo lugar en 1936 y afectó a la paciente Marion Dansie durante su estancia en el hospital de Middlesex. Allí la atendía una enfermera muy popular por su dedicación y buen trato con los pacientes. Marion se despertó un día a las cinco de la mañana y vio a la enfermera entrando en su habitación sonriendo y saludándola con la cabeza. La paciente le dio los buenos días y, al preguntarle cómo es que estaba de servicio a esa hora, la figura desapareció. Cuando las enfermeras de planta llegaron más tarde, le dijeron que la enfermera había sido ingresada de urgencias de madrugada por un ataque súbito. Al parecer, luego se recuperó felizmente, al igual que Marion, pero lo interesante aquí es la «conexión» entre ambas mujeres. ¿Telepatía?

Los numerosos experimentos en laboratorio para probar la existencia de la telepatía (y especialmente con fantasmas vivos) que se han llevado a cabo en las últimas décadas no tenían en cuenta el factor emocional: «Nadie sabe todavía cómo funciona la telepatía, así que nadie sabe exactamente mediante qué proceso se transmiten tales mensajes. Parece que la mente excitada de una persona en un estado emocional alto envía una señal telepática fuerte; la persona que recibe el mensaje puede tener una visión, o escuchar voces, o tal vez simplemente experimentar una intensa premonición», explica Branden.

Para saber más acerca de esta historia, hazte con el número 337 de Año/Cero

Relacionados
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Diciembre 2019

Nº 353, Diciembre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.