Historia oculta

El camino de Santiago japonés

Llevados por el aroma cerúleo de la fe, el gobernador de Kagawa, Keizo Hamada decidió copiar las claves del milenario Camino de Santiago, con el objetivo de crear el suyo propio. Y pronto lo pondrán en marcha.

espacio misterio

31 de Diciembre de 2020 (08:55 CET)

El camino de Santiago japonés
El camino de Santiago japonés

El objetivo es dar a conocer el Camino de Shikoku, la ruta de los 88 templos, ya que Hamada quiere que «sea reconocido como Patrimonio de la Humanidad y para ello aprender de la larga y abundante experiencia que posee el Camino de Santiago». Este camino vendría a unirse a otro ya reconocido por la UNESCO que desde hace años está hermanado con la ruta jacobea. Es el conocido camino de Kumano, al sudeste de Japón, en una de las regiones más remotas del sur de Kioto, y que para los expertos del sintoísmo y el budismo es ni más ni menos que el origen de la espiritualidad japonesa.

Pues bien, ahora, la Ruta de los 88 templos, que también se encuentra al sudeste de Japón, en la isla de Shikoku, tiene la intención de que se una al camino Kumado a través de la milenaria ciudad de Koyasan, una impresionante urbe que se eleva en las alturas del monte Koya. La ruta primigenia es célebre gracias al peregrinaje en el siglo IX del monje Kukai, que acabaría por fundar al finaldel mismo la primera comunidad de Shingon, es decir, la rama del budismo más esotérica. Desde entonces son más de medio millón el número de peregrinos que recorren sus aproximadamente 1.200 kilómetros, que en este caso son circulares; vamos, que no hay ramales, o un principio y un final diferenciados como en el Camino de Santiago.

Ahora, las autoridades niponas quieren aprovechar el tirón internacional de nuestro Camino para dar a conocer al suyo, y de esta forma hacer que la economía maltrecha se empiece a mover, más allá de la espiritualidad. Y para ello no sólo van a tirar de historia, de templos, o de religiosidad, sino también de una gastronomía muy particular y desconocida para el occidental. Además es un primer paso para que esta sociedad, muy cerrada a todo lo que viene de fuera, empiece a abrir sus puertas en un proceso de apertura que un amplio sector de mandatarios japoneses ven necesario. El propio Hamada ha asegurado que «esperamos que el Kumano-Kodo y el Shikoku-Henro tengan igual éxito entre los españoles», ya que son más de 400.000 los japoneses que visitan España cada año, y muchos recorren parte de la ruta jacobea.

Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 366, Enero 2021

Nº 366, Enero de 2021