Historia oculta

Polémica por el hallazgo de una representación de Yahvé

La teoría de un arqueólogo israelí ha despertado una ola de críticas en el mundo académico por asociar dos figuras de arcilla que representarían a Yahvé

Josep Guijarro

Periodista y escritor

13 de Octubre de 2020 (15:50 CET)

Polémica por el hallazgo de una representación de Yahvé
Polémica por el hallazgo de una representación de Yahvé

Hace aproximadamente una década, el equipo del arqueólogo israelí, Yosef Garfinkel, de la Universidad Hebrea, descubrió lo que, según él, era una rara cabeza masculina en una excavación de Khirbet Qeiyafa. El objeto se hallaba en una capa que, según él, está fechada en el siglo X a. C. según el radiocarbono realizado a través de más de 30 muestras orgánicas.

Las estatuillas tienen sólo 5 centímetros y su parte superior plana, la cabeza tiene ojos, orejas y nariz que sobresalen. Los ojos se hicieron en dos etapas. Primero se unieron a la cara como manchas redondeadas de arcilla y luego se pincharon para crear el iris. Debido a que las orejas están perforadas, se cree que la figura pudo haber poseído aretes. Alrededor de la parte superior de la cabeza hay un círculo de agujeros», que podría haberse utilizado para sostener una corona u otro tocado. Ah, y muestra indicios de barba.

Pero, para el arqueólogo lo más importante es que se trata de una representación de Yahvé que habría estado unida a una estatuilla de un caballo hallada en otra excavación.

caballo representacion yahve
 

Garfinkel publicó su teoría hace unas semanas en una revista de arqueología bíblica, provocando la reacción de otros académicos que no aceptan su hipótesis. 

Y es que la Biblia es muy clara sobre la prohibición de las representaciones físicas de Dios. Mientras que los pueblos vecinos adoraban a muchos dioses, «el Reino de Judá era diferente y se basaba en dos conceptos: que hay un solo dios y que no se debe hacer una imagen esculpida de él». Por eso los codirectores de excavaciones de Tel Motza, Shua Kisilevitz (Autoridad de Antigüedades de Israel y Universidad de Tel Aviv) y Oded Lipschits (Universidad de Tel Aviv), cuyos hallazgos sirvieron como base principal para el artículo de Garfinkel se le han echado encima. “Puro sensacionalismo” “que atiende a la demanda popular”, “ que es para ganar dinero”, “identificación infundada que ignora las investigaciones y estudios profesionales existentes”… han sido alguno de los calificativos.

Sin embargo, lo que ha llevado a Garfinkel a creer que es la primera estatua de Yahvé es un versículo bíblico antropomórfico del Libro de Habacuc. Los relatos bíblicos hablan que Yahvé cabalgaba por los cielos: Por ejemplo, el Salmo 68: 4 dice: 'Cantad a Dios, cantad alabanzas a su nombre; alzad una canción al que cabalga sobre las nubes'. A ello suma la relativa escasez de figuras masculinas de arcilla como la que su equipo descubrió en su excavación de Khirbet Qeiyafa, a unos 30 kilómetros al suroeste de Jerusalén.

La distancia entre la teología y la realidad pudo existir. La Biblia está llena de exhortaciones de líderes al pueblo de Israel para que dejen de adorar a los dioses domésticos y los sitios de excavación están llenos de restos de deidades de culto. Una imagen de Yahvé tan tosca, según Garfinkel, se debe a que Egipto y Mesopotamia eran reinos ricos con artistas de la corte, pero Judá era pobre y pequeño, apenas poblado y con poca tierra de cultivo.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 363, Octubre 2020

Nº 363, Octubre 2020