Historia

«Ya no perteneceremos a esta Tierra»

Este es el enigmático mensaje que ha permanecido ochenta años oculto en la iglesia de Santiago (Amberes, Bélgica). Sus emisarios son cuatro supervivientes de la I Guerra Mundial que, gracias a las obras de restauración en la iglesia, han encontrado por fin receptores a su mensaje ¿Qué querían comunicar a las generaciones futuras?

irene foto autor

Periodista e Historiadora

11 de Enero de 2021 (12:30 CET)

«Ya no perteneceremos a esta Tierra» (Ciudad de Amberes/Instagram)
«Ya no perteneceremos a esta Tierra» (Ciudad de Amberes/Instagram)

Tras sobrevivir a la I Guerra Mundial, la «Gran Guerra», producida entre 1914 y 1918, nuestros cuatro protagonistas, John Janssen, Jul Gyselinck, Louis Chantraine y Jul van Hemeldonck, dejaron un mensaje para el futuro, una especie de cápsula del tiempo. Fechado en julio de 1941, la carta está contextualizada en la II Guerra Mundial (1939-1945). Indudablemente su contenido es una clara demostración de la vida tan angustiosa que la mayor parte de la sociedad experimentó durante ambas guerras. 

«Cuando este techo se vuelva a pintar, ya no perteneceremos a esta Tierra». Estas eran las primeras palabras del enigmático mensaje. La inesperada misiva fue encontrada en una caja de cerrillas localizada detrás de una piedra angular, adorno de la bóveda de la iglesia. Al abrir la desgastada caja, el mensaje sorprendió con su dolorosa descripción de las condiciones de vida del momento: «Tenemos que decirles a nuestros descendientes que ya no disfrutamos de la vida. Vivimos dos guerras, una en 1914 y otra en 1940, que todavía continúa. Estamos aquí trabajando hambrientos. Nos extorsionan hasta el último centavo para poder comer un poco».

Viendo la angustiosa existencia que tuvieron estos supervivientes, la situación que les aguardaba durante toda la II Guerra Mundial difícilmente iba a mejorar. Por consiguiente, teniendo en cuenta su propia experiencia, decidieron cerrar la carta con una serie de recomendaciones que ayudaran a las generaciones futuras con las situaciones que les aguardaban: «Un buen consejo para nuestros descendientes cuando regresen a la guerra: asegúrense de tener suministros en casa: arroz, café, harina, tabaco… Y. sobre todo, disfruten la vida al máximo, cásense y para los que ya están casados, cuiden sus hogares. Saludos».

Desgarradoras palabras que ejemplifican la crudeza del momento. Desconocemos cuál fue el futuro de los cuatro y, sobre todo, si lograron sobrevivir a la guerra. Las respuestas actuales al mensaje, que fue subido a Instagram por la cuenta de la ciudad de Amberes, no se hicieron esperar. En ellas, estuvieron muy presentes diversas reflexiones sobre el conflicto bélico en el pasado y la pandemia en la actualidad: «Para todas las personas que piensan que esta crisis del coronavirus es peor que la guerra. Ahora puedes comer hasta morir y antes se moría por no comer». 

Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 370, Mayo de 2021

Nº 370, Mayo de 2021