Misterios

Abandonan una "niña" adoptiva asegurando que quería matarlos

Una pareja de EE. UU. ha abandonado a su hija adoptiva porque, según afirman, se trataba de una mujer adulta con enanismo que intentaba matarles.

Gerard Gordon

26 de Septiembre de 2019 (16:15 CET)

Abandonan una "niña" adoptiva asegurando que quería matarlos. Foto: Kristine Barnett
Abandonan una "niña" adoptiva asegurando que quería matarlos. Foto: Kristine Barnett

Hay ocasiones en que la realidad supera la ficción. Y es que al leer este titular muchos se acordaran de la película La Huérfana (2009), en la que una pareja adopta a una niña que lleva el caos y la desgracia por ahí donde pasa, hasta que el espectador descubre que la joven tiene en realidad 33 años debido a hipopituitarismo. Pues bien, esta es historia es digna de ser una segunda parte del conocido largometraje.

Corría el año 2010 (curiosamente, un año después del estreno de la película...) cuando Kristine Barnett y su exmarido, Michael Barnett, decidieron adoptar a una niña ucraniana en situación de emergencia en un orfanato de Florida. Poco sospechaban que, con el tiempo, su historia iba a dar la vuelta al mundo. En ese momento desconocían que la niña era en realidad una mujer adulta con enanismo.

El principal problema fue que, tras unos meses de tranquilidad y calma en su nuevo hogar, la "niña" empezó a hacerle la vida imposible a sus padres adoptivos, hasta el punto de intentar asesinarles. Su madre aseguró que intentó empujarla contra una cerca eléctrica, envenenarla echándole lejía y químicos en el café, y proliferó amenazas de apuñalar a la pareja. También explica que hacía dibujos en los que mostraba que quería matar a la familia, enrollarlos en una manta  enterrarlos en el patio. Incluso asegura que muchas noches no dormían porque no podían irse a la cama si la niña no dormía, por miedo a lo que pudiera pasar. 

Natalia Grace tenía supuestamente unos nueve años de edad, pero unos especialistas de un centro de salud mental pusieron en entredicho la edad de la joven, asegurando que era bastante inexacta. Kristine se fijó en su bello púbico, impropio de su edad, y un análisis de su desarrollo sexual y de sus dientes confirmó que la joven no se trataba de una niña. En 2010, el año de su adopción, un médico estimó que tenía ocho años. Dos años después le atribuían 11 años, uno más del que había pronosticado el anterior. Su edad todavía no se ha concretado, pero es bastante seguro que nació a finales de los ochenta o principios de los noventa, según afirma la Corte Superior del Condado de Marion, en Indianápolis, que le atribuye 1989 como año de nacimiento.

La justicia americana imputa a la pareja

Lo más extraordinario de la historia es que la Justicia de Estados Unidos ha imputado a la familia por abandonar a la joven en 2013, cuando se mudaron a Canadá con sus hijos biológicos y dejaron a la niña en un apartamento de Lafayete (EE. UU.). Modificaron sus documentos legales y le adjudicaron 22 años de edad para justificar el hecho de dejarla sola. Asimismo, también la instruyeron para que dijera que tenía 22 años en caso de que le preguntaran. En 2014, al no pagarse la renta del inmueble, la policia acudió a desahuciar al inquillino por impago cuando encontraron a la niña, que aseguraba tener nueve años de edad y que sus padres adoptivos la habían abandonado. 

Según declaraciones al diario británico Daily Mail, Kristine Barnett dice que tanto ella como su exmarido son las víctimas de la historia: "Los medios de comunicación me pintan como una maltratadora de niños, pero aquí no hay ningún niño. Saltaba del coche en movimiento. Manchaba los espejos con sangre. Hacía cosas que nunca podrías imaginarte de una niña pequeña”. Ella misma se entregó el 19 de septiembre, siendo liberada tras pagar una fianza de 5.500 dólares. Su marido, por su lado, también se presentó pero fue puesto en libertad inmediatamente. 

La historia todavía no ha acabado, y es que la familia Barnett y la presunta niña se enfrentarán en los tribunales para descubrir de una vez por todas la verdad. Y es que la niña (¿o mujer adulta con enanismo?) asegura haber nacido en 2003, mientras que la familia dice que nació en 1989... La huérfana 2 se sigue rodando, y parece que da para trilogía.

Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Diciembre 2019

Nº 353, Diciembre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.