Civilizaciones perdidas

¿Dónde está la tumba de Jesús? (1): Los osarios de 1980

El hallazgo de esta supuesta tumba de Jesús revelaría que tuvo un hermano llamado Santiago y que su mujer era María Magdalena. ¿Qué había de verdad en este descubrimiento del que se hicieron eco hasta cineastas de alto calado?

28 de Febrero de 2019 (11:20 CET)

¿Dónde está la tumba de Jesús? (1): Los osarios de 1980
¿Dónde está la tumba de Jesús? (1): Los osarios de 1980

Un hallazgo de 1980 volvió a poner de moda esta vieja polémica que aún persiste sobre la resurrección de Jesús. Fueron encontrados, a las afueras de Jerusalén, en concreto, en el barrio de Talpiot, varios osarios del siglo I, durante las obras de construcción de un edificio de viviendas. Seis de ellos poseían inscripciones sobre sus propietarios. Este descubrimiento motivó un reportaje televisivo en la BBC británica (emitido en 1996) que pasó sin pena ni gloria.

La chispa en su momento la encendió los nombres hebreos que aparecían grabados en los sepulcros, nombres tales como "María", "José", "Jesús, hijo de José" y "Judá, hijo de Jesús", muy parecidos a los de la Sagrada Familia.

Aseguraban los arqueólogos israelíes que nunca antes se había detectado tal combinación de nombres en un enterramiento familiar, y menos aún que el nombre de Jesús, el Cristo, estuviera en dicha combinatoria.

¿Una coincidencia? No dejemos pasar por alto que los osarios estaban totalmente vacíos. Al final tuvieron que admitir que las evidencias que relacionaban el descubrimiento de los osarios con la figura de Jesús eran muy endebles porque en aquella época estos nombres eran más que comunes. Pasaron los años y un nuevo documental reabrió el asunto con más virulencia.

James Cameron, el director de películas como Titanic o Terminator, puso en su punto de mira estos viejos osarios para realizar un documental sobre el sepulcro de Jesús sin reparar en gastos y con todo lujo de detalles, pretendiendo ser "la noticia arqueológica más importante del siglo".

Se emitió el 4 de marzo de 2007 con el sugestivo título La tumba perdida de Jesús en la cadena de televisión Discovery Channel. Dirigido por Jacobovici, un judío al igual que Cameron, en su investigación se iba más lejos que en el documental de 1996. Insinuaba y hasta afirmaba abiertamente que los ocho osarios pertenecían a miembros de una misma familia y que seis de ellos tenían sus respectivos nombres. Uno sería el de Jesús de Nazaret, tal cual, otro el de su presunta esposa María Magdalena y otro el de su hijo Judah.

Sí, un hijo con todas las repercusiones que eso tiene. En los osarios, entre los cuales supuestamente se encontraba la tumba de Jesús, se podían leer en arameo, después de un exhaustivo análisis epigráfico, las palabras: Yeshua bar Yosef (Jesús, hijo de José), Miriam (María), Matia (Mateo), Yosef (José), éstos serían dos hermanos de Jesús, Judah (supuesto hijo de Jesús) y en griego Mariamene e Mara que dicen que aludiría a María Magdalena.

Y esos son los seis polémicos osarios que intentan dinamitar uno de los pilares del cristianismo bajo una simple premisa: si hay tumba de Jesús no hay resurrección.

Sabedores Cameron y Jacobovici que la mera investigación epigráfica no constituía una prueba evidente de su teoría, encargaron pruebas de ADN sobre unos pequeños restos orgánicos en los osarios de los supuestos Jesús y María Magdalena a una universidad canadiense que determinó que estos dos individuos no compartían lazos de sangre, por tanto, dejaba la puerta abierta a que eran una pareja bien avenida…

También se basaron en la ley de probabilidades diciendo que el hecho de que aquellos seis nombres aparecieran juntos en la misma tumba de Jesús o panteón no podía ser casual. Según el experto en estadística, Audrey Fenergerger, existía una posibilidad entre seiscientas de que aquella no fuera la tumba de Jesús.

No han faltado duras críticas a esta teoría, entre ellas la de Amos Kloner, uno de los más destacados arqueólogos israelíes y director de la excavación de 1980, al decir que la inscripción del osario de la tumba de Jesús no está nada clara porque los nombres inscritos en las tumbas eran muy comunes en la era del Segundo templo, y por tanto, son absolutamente insuficientes como argumentos para concluir que esa era la tumba de Jesús y de su familia. Explicó además que la inscripción "Jesús hijo de José" ha sido encontrada en muchas otras tumbas en Jerusalén.

Además, un detalle que invalida la teoría de Cameron es que la tumba perteneció a una familia de clase media alta y esa tumba de Jesús, según las escrituras, no era de esa categoría. Kloner calificó el hallazgo de la tumba de Jesús como "una farsa publicitaria, un excelente material para una película de televisión, pero un total sin sentido, algo absolutamente imposible".

Procedente de esas cuevas se habló hace años de la existencia de otro osario con la inscripción "Santiago, hijo de José, hermano de Jesús". La inscripción resultó ser falsa, y en 2005 cinco personas fueron castigadas judicialmente por ello.

¿Nos encontramos simplemente ante una estrategia de mercado? No son las únicas tumbas que se atribuyen a Jesús de Nazaret y a su familia. Sabido esto, hagamos un pequeño itinerario por otras de estas supuestas tumbas, distribuidas por dos continentes y defendidas a ultranza por autores y sectas religiosas.

 

 

¿Dónde está la tumba de Jesús? (2): El Santo Sepulcro, Jerusalén

Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 348, Julio de 2019

Nº 348, Julio de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.