Civilizaciones perdidas

El sorprendente origen de la religión egipcia

Descubren que la clave del origen de la civilización egipcia se encuentra en un yacimiento megalítico

Miguel Pedrero

3 de Julio de 2019 (13:45 CET)

Monumento megalítico de Nabta Playa (Crédito: Raymbetz/Wikipedia)
Monumento megalítico de Nabta Playa (Crédito: Raymbetz/Wikipedia)

La civilización del Antiguo Egipto, aparecida de la “nada” hace unos 5.000 años, en realidad procedió de otra civilización previa, tal como han descubierto John A. West, el ingeniero y escritor Robert Bauval y el geólogo Robert Schoch. Para estos reconocidos investigadores del pasado remoto de Egipto, la civilización del país del Nilo nace cuando, en tiempos de faraón Zoser, comenzó el proyecto de construcción de la primera pirámide escalonada, lo cual requería enormes conocimientos astronómicos, arquitectónicos y de otro tipo. La pregunta es: ¿De dónde obtuvieron tales conocimientos? ¿Cómo es que, aparentemente, surgieron de la nada?

Según West, Bauval y Schoch la respuesta se encuentra en Nabta Playa, un yacimiento megalítico de piedras artificiales que conforman círculos y líneas y se extiende por un área de 2,5 kilómetros de largo por 1,5 de ancho, en los confines suroccidentales del desierto egipcio. Los constructores de este, a todas luces, centro ceremonial fue un pueblo del que nada sabemos pero que poseía una serie de conocimientos astronómicos que nada tenían que envidiar a los de los sabios del Antiguo Egipto. Una serie de especialistas –de diversas universidades de EE UU y Europa–  que investigaron in situ las piedras de Nabta Playa, concluyeron que señalaban a la estrella Sirio y a las constelaciones de la Osa Mayor y Orión.

EL MISTERIOSO PAÍS DE YAM

Según los hallazgos de West, Bauval y Schoch, coinciden con las mismas estrellas hacia las que los egipcios apuntaban sus monumentos, pero muchos miles de años antes de que éstos lo hicieran, porque el yacimiento megalítico de Nabta Playa data de unos 9.000 años atrás, es decir, 4.000 antes de que naciera la civilización egipcia. Para más inri, en Nabta Playa se encontraron restos de enterramientos de vacas y pinturas rupestres cercanas con representaciones de estos animales. Sin duda, los consideraban sagrados. De momento, únicamente se han encontrado enterramientos de seres humanos a unos 20 kilómetros de Nabta Playa, datados en más de 6.000 años. Como no podía ser de otro modo, los antiguos egipcios adoraban a la diosa-vaca Hathor, de gran relevancia en su panteón.

El yacimiento megalítico de Nabta Playa es 4.000 años más antiguo que las pirámides

Al final de la última Edad de Hielo, hace unos 10.000 años, se produjeron una serie de monzones con lluvias torrenciales que provocaron que las tierras del actual Egipto no pudieran ser habitables. Al mismo tiempo, ese abrupto cambio climático hizo que el Sáhara se convirtiera en un auténtico vergel, con agua en abundancia y animales. Pero hace unos 6.000 años el Sáhara se convirtió en el desierto que es hoy en día, de modo que el pueblo que erigió el complejo megalítico de Nabta Playa abandonó esta zona, instalándose en Nubia. De ahí acabaron en el territorio del actual Egipto, y sus conocimientos astronómicos y arquitectónicos se convirtieron en la base de la esplendorosa civilización de las pirámides. De hecho, en plena Era de las Pirámides se organizaron varias expediciones al misterioso país de Yam, sobre cuya ubicación hay varias teorías enfrentadas. Una de ellas sugiere que Yam en realidad era Nabta Playa, puesto que los faraones y los sabios de la civilización del Nilo sabían que allí se encontraban sus orígenes. 

Relacionados
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Noviembre 2019

Nº 352, Noviembre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.