Civilizaciones perdidas

¿Pirámides en el este de Europa? (I)

Pirámide en el este de Europa, sí. Concretamente a 25 kilómetros de la capital bosnia. El misterio que hemos venido a buscar hasta aquí es polémico y descomunal. Entre otras cosas porque se ve varios kilómetros antes de llegar al lugar…

25 de Septiembre de 2019 (11:00 CET)

¿Pirámides en el este de Europa? (I)
¿Pirámides en el este de Europa? (I)

El hallazgo se produjo en agosto de 2005 cuando el doctor Osmanagic se trasladó desde Houston a Bosnia con la intención de estudiar los restos arqueológicos de la región de Dalmacia y Herzegovina, donde, entre otros enigmas, se encuentran unas descomunales esferas de piedra. «Me quedé estupefacto al comprobar la simetría tan perfecta que presentaban las laderas de los montes de Visoko y Pljesevica», me asegura con la imponente pirámide detrás de nosotros. Y continúa: «Ambas estaban cubiertas por árboles, las características piramidales eran evidentes. Después de calcular la correspondencia de sus lados con los cuatro puntos cardinales, para mí no había duda de que era una pirámide»». De este modo se pusieron en marcha los primeros trabajos arqueológicos sobre el terreno. Y llegaron las sorpresas, porque comenzaron a surgir enormes bloques de piedra aparentemente manufacturados. Osmanagic asegura con cierta euforia que «a ojos de un experto, no hay duda: los grandes bloques de piedra, a la manera de baldosas, crean una pirámide escalonada de 220 metros de altura y la piedra tallada en la base podría ser, en tiempo, una plataforma de acceso».

piramides este europa bosnia
 

Doscientos veinte metros… ochenta más que la Gran Pirámide de Keops. Es una barbaridad, pero he de reconocer que al realizar el último y duro tramo que lleva hasta la ladera donde se hallan los grandes bloques, al menos en los dos primeros sitios arqueológicos, surgen las dudas, dado no sólo el enorme tamaño de los mismos, sino en algunos casos por su perfección. Los carteles que encontramos junto a éstos advierten que varios Institutos de Materiales de países como Francia, Italia y por supuesto, Bosnia-Herzegovina, han desvelado que el compuesto de dichos bloques es antrópico, es decir, ha sido hecho por el hombre, ya que se trata de la unión de canto rodado con arena y arcilla, generando una argamasa compacta y dura.

Anthony Harding, presidente de la Asociación de Arqueólogos Europeos, tras visitar el sitio aseguró que «mi opinión y la de mis colegas es que lo que vimos era algo enteramente natural y de origen geológico. Más trabajo en el mismo sentido sólo va a producir los mismos resultados».

El editor de la revista Archaeology, Mark Rose, uno de los más críticos con este asunto, asegura que «hay una protesta pública dentro de Bosnia y una petición online para cerrar el proyecto de Osmanagic, pero aparentemente tiene partidarios dentro del gobierno federal y del gobierno de la ciudad de Sarajevo». Incluso especialistas en arqueología balcánica como Curtis Runnels pusieron el grito en el cielo, afirmando que «Osmanagic no ofrece pruebas físicas de lo que propone. Ese área estaba ocupada por cazadores con una tecnología de la Edad de Piedra que sólo les permitía construir tiendas, hacer fuego y fabricar armas de caza como flechas y arcos».

Por palabras como éstas le pregunto sin tapujos al doctor Osmanagic: «Hay quien piensa que usted es un mentiroso. ¿Qué pruebas tiene para precisamente probar sus hipótesis?». La cuestión a bocajarro no le sienta bien. Arquea las cejas y contesta: «Para poder hablar hay que venir hasta aquí e investigar. Opinar desde la distancia no es científico». Y tiene razón. Además no sólo se han encontrado pirámides en este lugar: también hay un laberinto de galerías tan complejo que da que pensar…

Relacionados
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios (1)

Isaac Campos Hace 18 días
Muy atentos a este descubrimientos, puede convertirse en uno de los grandes hallazgos históricos del siglo XXI. La investigación continua y todo indica a que estamos ante algo grande... en muchos sentidos

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Octubre 2019

Nº 351, Octubre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.