Creencias

La noche mágica de San Juan

La noche de San Juan, del 23 al 24 de junio, es, sin duda, la noche más mágica del año. Se cumple por esas fechas el solsticio de verano, la apoteosis del Sol, dando fin a un ciclo e iniciando otro. Es un momento especial en el que se abren las puertas del trasmundo y la naturaleza se llena de prodigios. Los espíritus del fuego, del agua y de la tierra andan sueltos esa noche, para el bien y para el mal. Por eso conviene superar con un buen salto las llamas de la hoguera, renovarse con baños benéficos y recoger la hierba protectora. Todo son portentos en la noche más corta del año…

1 de Junio de 2004 (00:00 CET)

La noche mágica de San Juan
La noche mágica de San Juan
En realidad, la conmemoración de San Juan Bautista es un poco "tapadera", ya que lo que de verdad se celebra esa noche es la fiesta del Sol, el momento de máximo esplendor del astro rey que coincide con el solsticio de verano. En puridad astronómica, el momento en el cual el Sol se encuentra en el trópico de Cáncer, se cumple entre el 21 y el 22 de junio, fecha en la que se da el día más largo y la noche más corta del año, pero los antiguos ubicaban sus celebraciones solares en torno a esa jornada. Y lo hacían porque, desde que el hombre evolucionó lo suficiente como para poder levantar la cabeza al cielo sin romperse el cuello, encontró en el Sol la máxima expresión de la divinidad. El astro rey fue adorado como un dios en todas las culturas. La evidencia de que sus cálidos rayos fecundaban la tierra y daban vida a la vegetación y a las cosechas constituía el mayor milagro del mundo primitivo.
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Febrero 2020

Nº 355, Febrero de 2020

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.