Misterios

Difunden los primeros análisis del sepulcro de Cristo

Los arqueólogos han retirado la losa que cerraba la entrada del Santo Sepulcro de Jerusalén y lo que encontraron les ha hecho temblar.

2 de Noviembre de 2016 (10:15 CET)

Difunden los primeros análisis del sepulcro de Cristo

En el marco de los trabajos de restauración realizados al Santo Sepulcro de Jerusalén por un equipo encabezado por Antonia Moropoulou, experta de la Universidad Técnica Nacional de Atenas se ha retirado la losa del interior del edículo donde los peregrinos acudían a orar.

El Edículo, una pequeña capilla de mármol situada en el centro de la rotonda de la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén que fue reconstruida parcialmente por Justiniano, y se mantuvo intacta hasta 1009, cuando el excéntrico califa Hakim la destruyó casi en su totalidad. Fue reparada parcialmente por un monje denominado Robert, pero cuando los Cruzados llegaron a la ciudad en torno al año 1099, la iglesia se reconstruyó sólo con la mitad de sus dimensiones originales, y así ha llegado hasta nuestros días.

En 1555 Bonifacio de Ragusa, uno de los más importantes custodios franciscanos, instaló una losa para proteger el sepulcro original ya que el fervor de los peregrinos, causaba destrozos en la capilla para llevarse un trozo.

Esta plataforma funeraria ha sido retirada ahora sembrando la alarma en numerosos cristianos que temen que los científicos puedan revelar algún misterio, como el de encontrar los restos del cadáver del Nazareno.

La resurrección es la piedra angular de la fe cristiana, de ahí que sin ser un dogma de fe, la Sábana Santa de Turín tenga suma importancia pues, de ser auténtico, estaría probando un milagro. Pablo de Tarso, el apóstol postizo, que no conoció personalmente a Jesús, afirmaba: "Si Cristo no resucitó, vana es nuestra esperanza".

Por el momento, los investigadores han encontrado una gran cantidad de material de relleno bajo un revestimiento de mármol tras retirar la tapa el pasado 26 de octubre.

Posteriormente, fue revelada otra losa de mármol con una cruz esculpida en su superficie. Para la noche de 28 de octubre, tras 60 horas de trabajo ininterrumpido y antes de a sellar la tumba los científicos descubrieron que la plataforma funeraria de cal en la que, supuestamente, fue sepultado Jesucristo está intacta.

"Estoy absolutamente deslumbrado. Mis rodillas tiemblan un poco porque no esperaba eso", declaró a la prensa Fredrik Hiebert y añadió: "es una prueba visible de que la tumba no ha sido desplazada durante todo tiempo"

A pesar de que los arqueólogos admiten que todavía no se puede decir de una manera exacta si es el verdadero lugar de la sepultura de Jesucristo, subrayan que no existe una argumentación para desmentirlo y que "no hay razón para rechazar la autenticidad del lugar".

Y es que existen otras localizaciones que fueron candidatas a ser la tumba del redentor, la tumba del Talpiot y la tumba de Gordon.

El arqueólogo Martin Biddle, considera que la única forma de averiguar si es la verdadera sepultura de Cristo, pasa por revisar minuciosamente los datos obtenidos a la hora de revelar la plataforma funeraria y las paredes de la cueva y prestar la atención particular a los rastros de los grafitis en las paredes.

El grupo de la Universidad Técnica Nacional de Atenas continuará la restauración del Edículo durante al menos cinco meses sucesivos.

Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

portada anocero corporativa

Nº 349, Agosto de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.