Historia oculta

La teoría de la conspiración de la «Tierra hueca»

¿Habita una humanidad intraterrestre en regiones subterráneas de la Tierra? A estas regiones se accede por varios puntos que están repartidos por todo el globo. Sólo unos pocos saben de su existencia. Por eso son muchos los que llevan buscándolos desde hace décadas. Pero, ¿hay argumentos para pensar que esta teoría de la "Tierra hueca" es real?

23 de Enero de 2020 (12:45 CET)

La teoría de la conspiración de la «Tierra hueca»
La teoría de la conspiración de la «Tierra hueca»

Desde hace años la comunidad científica está intentando dar respuesta a unos extraños y gigantescos agujeros que han parecido en la tundra siberiana. Son impresionantes, porque uno de ellos llega a alcanzar una profundidad de setenta metros. Por este motivo, y porque han aparecido de repente, hay quien ha asociado dichas oquedades a meteoritos, extraterrestres… o la primera gran evidencia de la existencia de un mundo oculto debajo del nuestro: la siempre recurrente teoría de la conspiración bautizada como «Tierra hueca», que pretendería que bajo nuestros pies existen regiones habitadas por seres supuestamente más evolucionados.

Si bien es cierto que esta teoría es tan antigua como el hombre, ya que la vemos reflejada en los mitos y tradiciones de diferentes pueblos del planeta, no menos lo es que aquel que popularizó el asunto en forma de novela fue Julio Verne con su Viaje al centro de la Tierra. En ésta los protagonistas entran por un volcán de Islandia y acaban saliendo, después de un periplo por el mundo subterráneo, por otro situado en Italia, lo que dicho así posee muchos paralelismos con las teorías de la Tierra hueca, que aseguran que las entradas principales a ese mundo desconocido estarían en ambos polos.

Uno de los grandes defensores de esta idea fue Edmund Halley, descubridor en 1682 del célebre cometa que lleva su nombre, quien aseguró que la Tierra no sólo estaba hueca, sino que además, como en la novela de Verne, había océanos subterráneos, un Sol interno que permitía la existencia de días y noches cálidas, e incluso afirmó que la gravedad era de 6,7 Gs, es decir, más plácida para el ser humano que la exterior. Sea como fuere, para investigadores como el ya desaparecido Héctor Antonio Picco, que ha estado toda su vida intentando demostrar dicha teoría, «la existencia de habitantes de este mundo subterráneo no sólo es real; es que además es algo conocido por los principales gobiernos desde hace décadas». Quizás tenga razón. Hace apenas un lustro eran desclasificados documentos con los sellos nazis donde se ofrecía la forma de llegar a ese «submundo» al que ellos llamaban Agartha, y al que se accede –siempre según los planos–, a través de las entradas que habría tanto en el Polo Norte como en el Polo Sur. Concretamente hay una serie de mapas en los que se ven varias galerías y túneles bajo tierra que permiten incluso a los submarinos llegar hasta él, así como otra cartografía en la que se aprecian ambos hemisferios, y junto a éstos el enigmático reino de Agartha, que dicho sea de paso ocuparía una gran superficie bajo la corteza terrestre, siempre atendiendo a lo que muestran dichos mapas. Lo interesante es que los túneles confluirían en el lugar en el que estaría la entrada al reino perdido. En esos documentos hay además una serie de instrucciones que indican cómo llegar al misterioso reino…

mapa tierra hueca
 

Así las cosas, aunque los argumentos casi siempre están vestidos con el traje de la sospecha, en 2005 una productora de televisión llamada Atlantis TV afirmaba haber grabado las ruinas de una antigua civilización en la Antártida. Los restos se encontrarían enterrados 3.000 metros por debajo del hielo, y las misteriosas ruinas habrían aparecido durante el proceso de derretimiento. A pesar de que todo estaba grabado debidamente, la emisión de la cinta estaría siendo paralizada por el gobierno norteamericano bajo el argumento de «proteger la seguridad nacional». De acuerdo a esas informaciones, dos oficiales del servicio secreto de la Marina habrían tenido acceso a la grabación, y la habrían transmitido a la Fundación Nacional de Ciencia al regresar a la base antártica de Amundsen. Incluso se aludía a las declaraciones de un científico «anónimo» de la citada fundación, que habría dicho que «en un primer momento, pensamos que se trataba de una alucinación producida por el frío, pero la información fue confirmada por agentes que aterrizaron en un helicóptero para rescatar a los reporteros». Dos reporteros que, dicho sea de paso, se encontrarían desaparecidos desde 2002… ¿Quién da más en la teoría de la Tierra hueca?

Relacionados
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios (1)

Juan José Hace 27 días
Un articulo muy curioso. Quien sabe, tal vez lo que se cuenta en el, tenga una parte de verdad.

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Febrero 2020

Nº 355, Febrero de 2020

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.