Misterios

La máquina de Antikythera podría ser aún más antigua

3 de Diciembre de 2014 (20:11 CET)

La máquina de Antikythera podría ser aún más antigua

¿Cuántas veces hemos oído hablar de este misterioso objeto? Bueno, pues es evidente que todavía serán muchas más las que nos acercaremos al considerado OOPART por antonomasia.

Fue descubierta en 1900 por un submarinista buscador de esponjas, que tras vez los restos del barco hundido, y a las estatuas que transportaba, subió a superficie aterrado asegurando que había mujeres muertas.

El objeto, formado por un conjunto de ruedas dentadas, esferas e inscripciones, fue llevado al museo de Atenas, donde permaneció olvidado durante meses en el patio del Museo Arqueológico. Durante un siglo, el ya bautizado como mecanismo de Antikythera, fue estudiado en profundidad, y los expertos concluyeron, para sorpresa de todos, que aquel aparato mostraba las posiciones del Sol, la Luna, los planetas, un calendario de estrellas, una esfera de predicción de eclipses… En suma se trataba de un artilugio tan complejo, que para encontrar algo similar habría que avanzar al menos más de mil años en el tiempo, cuando aparecieron los primeros relojes mecánicos en la Europa medieval.

Pues bien ahora, Christián C. Carman, historiador de la ciencia en la Universidad Nacional de Quilmes, Argentina, y James Evans, físico de la Universidad de Puget Sound, en Washington, han publicado en la revista Archive for History of Exact Sciences que el mecanismo de Antikythera podría ser un siglo más antiguo de lo que se creía hasta ahora. Ambos estudiosos proponen que el calendario de la máquina comenzó en el 205 a.C, lo que además sería compatible con la vida de grandes científicos griegos del pasado como Arquímedes o Hiparco, que podrían haber ideado el ingenio.

Conocimientos para ello desde luego que no les faltaba.

 

"El mecanismo de Antikythera fue estudiado en profundidad, y los expertos concluyeron, para sorpresa de todos, que aquel aparato mostraba las posiciones del Sol, la Luna, los planetas, un calendario de estrellas, una esfera de predicción de eclipses…"

 

Hay que decir que la historia de las dataciones de la máquina ha sido compleja, y basa principalmente en los símbolos y escritura que la adornan. Por ejemplo, cuatro décadas atrás, los grabados que lleva en la parte delantera y trasera fueron datados en el 90 a.C. Pues bien, apenas cinco años atrás, varios científicos que continuaban estudiando el mecanismo Antikythera, y especialmente las formas de las letras griegas de las inscripciones, advirtieron que había que corregir la cronología hasta entonces dada, retrasándola hasta el 150 a.C.

Bueno, pues ahora, en una nueva vuelta de tuerca –nunca mejor dicho–, Carman y Evans han determinado que hay elementos como son los patrones de predicción de eclipses, que se regirían por los conocimientos babilónicos, y no por la posterior trigonometría griega.

Dicho en cristiano, que una vez más este nuevo dato nos obligaría a retrasar la edad de la Maquina de Antikythera entre 50 años y un siglo, lo que hace que cada vez sea más difícil explicar qué demonios hace este cacharro en ese periodo del tiempo antiguo, cuando además no hay nada más con lo que podamos comparar este prodigio del pasado.

 

Ahí os dejamos las espectaculares imágenesde la tomografía computerizada que realizaron los miembros de The Antikythera Mechanism Research Project. Simplemente espectacular…

Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Diciembre 2019

Nº 353, Diciembre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.