Lugares mágicos

Ca’Dario, el palacio que mata

C'a Dario es nuestra segunda propuesta para este verano. Porque Venecia y sus islas adyacentes están llenas de misterios y de casas encantadas, y entre todas ellas destaca Ca’Dario, un palacio con una terrible maldición que parece perseguir a quienes se han atrevido a habitarlo a lo largo de los siglos.

19 de Julio de 2019 (11:45 CET)

Ca’Dario, el palacio que mata
Ca’Dario, el palacio que mata

Ca’Dario es uno de los palacios más fascinantes y aterradores de la ciudad de Venecia, aunque nadie lo diría por su exterior, una fachada que destaca por su belleza y colorido y por las chimeneas de época. En el interior sin embargo la leyenda negra ha convertido el palacio en un lugar lúgubre y sombrío al que los venecianos conocen como el “palacio que asesina”.

La leyenda negra comenzó en el siglo XVI cuando Giovanni Dario hizo casar a su hija ilegítima con un joven de la familia Barbaro, adquiriendo entonces dicho inmueble. Al poco tiempo su yerno cayó en la ruina y su hija murió de un ataque al corazón. Un siglo después el rico Giacomo Barbaro murió asesinado allí mismo. Más tarde, aunque el palacio tenía fama de maldito, fue adquirido por un rico negociante de diamantes, Arbit Abdoll, que hizo caso omiso de todas estas leyendas tomándolas como supersticiones. Pero la mala suerte se cebó con su fortuna y murió en la indigencia. 

En 1838 el estudioso inglés Rawdon Brown y un pareja vivieron durante unos años en la casa, pero ambos tuvieron un trágico final: se suicidaron tras haberlo perdido todo. Algunos más lo intentaron: el magnate americano Charles Briggs, que tuvo que huir de Venecia por un escándalo sexual –su amante se suicidó–; el conde Filippo Giordano delle Lanze, que fue asesinado por su amante dentro del palacio; o el mánager del grupo The Who, Kit Lambert, que también murió violentamente en el palacio en 1981. El último fue Raúl Gardini, un rico empresario italiano que terminó implicado en un caso de corrupción y se quitó la vida de un disparo. A día de hoy sigue en venta.

Durante muchos años permaneció vacío sin que nadie se atreviera a compralo.

Palacio Ca’Dario. Venecia, junto al gran Canal. Para dormir puede ser una buena opción el Byron Hotel (Via Marcantonio Bragadin, 30) donde vivió otro de los grandes creadores de novelas góticas repletas de fantasmas y criaturas espectrales.

Relacionados
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

portada anocero corporativa

Nº 349, Agosto de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.