Lugares mágicos

El rito de la muerte en Indonesia

La muerte en Indonesia se vive de manera diferente. En pocas ocasiones adquiere tintes tan siniestros como en el corazón de la isla de Sulawesi, donde habitan los misteriosos toraja…

17 de Septiembre de 2019 (11:00 CET)

Muerte en Indonesia
Muerte en Indonesia

Este pueblo está formado por seiscientas cincuenta mil personas que habitan los frondosos bosques del centro de Sulawesi, pero son aproximadamente seis millones los que se reparten por el planeta. Y aún así, cuando un miembro de esta comunidad fallece, los familiares hacen lo imposible para que su cuerpo regrese al país de sus antepasados para que reciba los honores que indica la tradición. Una tradición que, dicho sea de paso, nos puede resultar incómoda. El fallecido es colocado en un lugar prominente de su hogar, sobre una mesa y con una serie de canales a los lados. Poco después es atravesado por unas cañas de bambú cuya función es la de vaciar el cuerpo de fluidos, a fin de retrasar el proceso natural de descomposición. Y mientras esto ocurre, sus familiares intentan, en uno de los países más pobres del planeta, reunir la mayor cantidad de dinero posible para, en honor al muerto, sacrificar el mayor número de búfalos, pues de este modo se facilitará el paso del difunto al otro mundo.

Cuando finaliza el sepelio se traslada el cuerpo a las montañas casi impenetrables del interior de la isla y una vez allí, ayudados por poleas y el músculo de los jóvenes más fuertes, el difunto es ascendido en el interior de su pequeño féretro hasta las cuevas que hay en las alturas. Una vez allí es introducido a las entrañas de la roca, donde huele a muerte; donde los ataúdes de aquéllos que fueron depositados años atrás se han astillado, dejando escapar la mueca pálida del cadáver que descansa en su interior. El espectáculo es tétrico. En ocasiones el féretro no es colocado en la oquedad; simplemente se le deja colgado del precipicio, agarrado con garfios a la fría roca. La humedad y el clima indonesio hacen que con el paso de las décadas la madera se deshaga y los restos que contiene se precipitan al vacío.

sulawesi muerte indonesia
 

Pero hay más; y más extraño. Asomados a una suerte de balconadas excavadas en la pared de la montaña aparecen una suerte de muñecos de distintos tamaños, unos junto a otros, como si caminaran hacia un mismo destino. Son los tau tau, representaciones de los difuntos que moran en el interior de las cuevas. Los anticuarios europeos comenzaron a robar estos monumentos a la muerte y los vendían por una fortuna en el viejo continente. Pero aquello duró poco tiempo… Los compradores comenzaron a sufrir extraños fenómenos en sus casas, que iban acompañados de una desgracia tras otra, pues hubo quien habló de supuestas maldiciones. Lo mismo ocurrió con las calaveras que hay en las citadas cuevas. Muchas desaparecieron y se usaron al parecer durante rituales de magia negra en Yakarta. Los brujos más oscuros del archipiélago venían hasta este lugar a por más material, pero como los hechiceros fallecían sin explicación con el tiempo los robos de huesos también cesaron.

Relacionados
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Octubre 2019

Nº 351, Octubre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.