Ovnis y vida extraterrestre

OVNIS: HABLAN LOS PILOTOS MEXICANOS

Ana Luisa CidLa autora del presente reportaje ha entrevistado a los pilotos mexicanos que protagonizaron los casos más asombrosos –y, en ocasiones, terroríficos– de encuentros con No Identificados. En primera persona, estos profesionales de la aviación relatan desde la aparición de un OVNI luminoso que explotó frente a una aeronave comercial, hasta la «embestida» de un platillo volante contra un avión, pasando por la aparición de extraños objetos voladores sobre aeropuertos del país azteca.

22 de Abril de 2013 (09:10 CET)

OVNIS: HABLAN LOS PILOTOS MEXICANOS
OVNIS: HABLAN LOS PILOTOS MEXICANOS
El capitán Antonio Herce Vigil es un piloto mexicano con una brillante carrera profesional a sus espaldas, además de reconocido investigador del fenómeno OVNI. Comenzó a interesarse por dicha temática a raíz de una experiencia que vivió a los mandos de una aeronave. Así me relataba su avistamiento: «Volaba en un MD-88 de Ciudad de México a Monterrey, cuando a través de la radio escuchamos que la tripulación de otro avión informaba sobre la aparición de un No Identificado. Lo describían como dos platos negros superpuestos que oscilaban sobre las pirámides de Teotihuacán, en México D. F. Les dije a mis compañeros si habían escuchado lo mismo que yo y, en ese instante, el primer oficial saltó de su asiento y exclamó: ';Las pirámides están hacia allá', al tiempo que señalaba con su brazo hacia la izquierda. Todos giramos nuestras cabezas en esa dirección, contemplando el OVNI sobre una capa de nubes. Era impresionante, del tamaño de un Boeing 737, y permanecía estático en el cielo…
Comunicamos que nosotros también teníamos a la vista el extraño objeto, y desde el Centro de Control nos indicaron que mantuviéramos rumbo de pista. Pensamos en tomar fotografías, pero no llevábamos cámaras con nosotros y el teléfono móvil del primer oficial tenía la memoria saturada, sin nada de espacio libre para hacer instantáneas. Pasados algunos segundos, pensé en avisar a los pasajeros para que miraran hacia la izquierda y contemplaran también el OVNI, pero ya era demasiado tarde, acabábamos de perderlo de vista. Una aeronave de Mexicana de Aviación, que despegó después que nosotros, también dio aviso sobre el avistamiento al Centro de Control».

UNA «LOCOMOTORA» A 20.000 PIES
Con 57 años de experiencia como piloto, el capitán Raúl Romero habla abiertamente de sus dos encuentros con OVNIs. «El primero sucedió a las once de la noche de un día de julio de 1970, cuando volaba en un turbohélice Beechkraft de una empresa constructora, haciendo la ruta de Guadalajara a Hermosillo. A unas cuarenta millas de esta última localidad, de pronto apareció ante nosotros una luz muy intensa y de gran tamaño. No se me ocurrió otra cosa que preguntarle a mi compañero: ';Oye, ¿qué es eso? ¿Será un ferrocarril?' Parecía el faro de una locomotora, con la diferencia de que los trenes no pueden volar, ¿verdad?».

Romero preguntó a la Torre de Control en Hermosillo si tenían a la vista algún tráfico en sentido contrario al suyo. «Me respondieron que sólo había un Comet de Mexicana de Aviación en mi mismo rumbo y, la verdad, no me atreví a confesarles lo que estaba observando». Sin embargo, acto seguido los controladores aéreos le consultaron si observaba alguna luz al noroeste de su posición. «Contesté afirmativo y seguí volando. A continuación, señalaron que debía informar de cualquier movimiento que realizara el OVNI, pues ellos también lo estaban divisando a simple vista desde la Torre»… (Continúa en AÑO/CERO 273).
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 348, Julio de 2019

Nº 348, Julio de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.