Mundo futuro

Los "zombis-pollo", una amenaza para el Pentágono

El Pentágono desclasificó un documento de 31 páginas donde se detallaban diferentes acciones ante el riesgo de una "amenaza de hordas zombis". El documento habla de diferentes tipos de zombis y uno de ellos es el delirante caso de los "zombis-pollo".

espacio misterio

14 de Febrero de 2019 (13:18 CET)

Los "zombis-pollo", una amenaza para el Pentágono
Los "zombis-pollo", una amenaza para el Pentágono

Un organismo gubernamental estadounidense, nada menos que el todopoderoso Pentágonosorprendía al mundo entero desclasificando un informe bajo el código clave CONPLAN 8888.

Se trataba de un documento para la prevención del riesgo de una "amenaza de hordas zombis" y cómo adecuar una respuesta militar contra ellas. Elaborado en 2011, el texto asegura que "este plan no fue diseñado como un chiste" y lucía el título de "Operaciones contra la dominación zombi".

Sus 31 páginas advertían con claridad de que, llegado el caso, la declaración de la ley marcial sería inevitable. Seguidamente, se desplegarían operativos militares distribuidos en seis fases a través de las cuales se trataría de controlar el foco de infección, neutralizar la expansión, mantener habilitadas las infraestructuras estratégicas, los suministros de energía y el agua.

En cuanto a los zombis en sí, el informe del Pentágono trabajaba sobre una muy variopinta tipología:

-zombis patogénicos, producto del contagio de una bacteria o virus;

-zombis radiactivos, nacidos por un exceso de radiación electromagnética o de partículas;

-zombis derivados de magia diabólica, gracias a la experimentación con artes ocultas;

-zombis extraterrestres, venidos del espacio exterior o por una toxina recibida de algún rincón del Cosmos;

-armamento zombi, diseñado en algún programa clandestino de ingeniería biomecánica;

-zombis parásitos, buscadores de un huésped biológico en el que sobrevivir y al que dominar;

-zombis vegetarianos, cuyo apetito desorbitado no afectaría la integridad física de los humanos u otros animales, pero podría causar deforestación y acabar con los recursos agrícolas esenciales para nuestra especie;

- y, los zombis-pollo.

Sobre estos últimos se habla porque en 2006 se identificaron una serie de casos en California donde

"las gallinas viejas que ya no pueden poner huevos son incorrectamente sacrificadas por un granjero avícola usando monóxido de carbono. Las gallinas se depositan en grandes pilas para descomponerse. Parecen estar muertas cuando las entierran, pero inexplicablemente vuelven a la vida y se abren paso a través del montón de pollos muertos. Después de llegar a la superficie, la gallina zombi se tambalea durante un período de tiempo antes de expirar definitivamente debido a una fallo orgánico".

Cada clase de muerto viviente manifestaba un diferente potencial dañino, por lo que requería contramedidas militares especiales que figuraban detalladas en el informe, al margen de la actuación general.

Cabe decir que posteriormente se desveló que el CONPLAN 8888 elaborado por el Pentágono se trataba de una pura simulación con la que atrapar mejor la atención del personal militar. Mediante el CONPLAN 8888 se pretendía sacar a los adiestradores militares de la zona de confort habitual.

La palabra "zombi" suscita mayor interés que cualquier otro adversario ficticio o veraz y todos los implicados en la ejecución del plan enseguida obtuvieron una idea muy clara de la gravedad del asunto. La puesta en situación dentro del simulacro militar resultó efectiva. Por otro lado, el empleo de un enemigo tan imposible evitaba prejuicios y la estigmatización de grupos humanos reales como los rusos o los árabes, así como el fomento de falsas alarmas que susciten equívocos.

 

Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Septiembre 2019

Nº 350, Septiembre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.