Arqueología
23/08/2023 (08:00 CET) Actualizado: 23/08/2023 (08:00 CET)

Descubren en Chipre tumbas llenas de tesoros

Un equipo de arqueólogos halla en Chipre varias tumbas repletas de cientos de objetos de hasta tres mil años de antigüedad y un valor incalculable

Javier Garcia Blanco

Periodista y fotógrafo

23/08/2023 (08:00 CET) Actualizado: 23/08/2023 (08:00 CET)
Uno de los objetos de oro con motivos minoicos
Uno de los objetos de oro con motivos minoicos

La mayor parte de los arqueólogos sueña con protagonizar un hallazgo que pase a los libros de historia, aunque muy pocos tiene la suerte de conseguirlo. Por suerte para ellos, los miembros del equipo de historiadores de la Universidad de Gotemburgo (Suecia) dirigidos por el profesor emérito Peter Fischer pueden considerarse entre este «selecto» grupo después del hallazgo que han realizado recientemente en la isla de Chipre.

Desde el año 2010, Fischer y su equipo habían estado excavando en el yacimiento de la antigua ciudad de Hala Sultan Tekke, un antiquísimo asentamiento de la Edad de Bronce ubicado en el sur de la isla, cerca de la actual ciudad de Lárnaca y, aunque hasta la fecha habían realizado importantes descubrimientos, ninguno se acerca al que han protagonizado recientemente. Justo a las afueras de la antigua ciudad, los estudiosos localizaron dos tumbas con una extensión de unas 50 hectáreas, y en cuyo interior se encontraron varios individuos enterrados, pero también cientos de objetos de gran riqueza, una circunstancia que indica que se trataba de personajes de la élite de Hala Sultan Tekke.

Las de Hala Sultan Tekke son las tumbas de la Edad de Bronce más ricas de todo el Mediterráneo

Una imagen de la excavación
Una imagen de la excavación

De hecho, la riqueza de estos tesoros enterrados es de tal magnitud, que Fischer no ha dudado en asegurar que estamos ante dos de las tumbas de la Edad de Bronce más ricas de todo el Mediterráneo, posiblemente pertenecientes a la realeza o a personajes vinculados con el gobierno de la urbe. «Teniendo en cuenta la riqueza de los bienes funerarios, es una suposición razonable que se trataba de tumbas reales, aunque no sabemos mucho sobre la forma de gobierno practicada en la ciudad en ese momento. Sin duda, los enterrados aquí formaban parte del gobierno de la ciudad», explicó el arqueólogo en un comunicado.

Según han explicado los investigadores, en total se han recuperado y catalogado más de quinientos objetos encontrados en las tumbas, y entre ellos hay piezas cerámicas de gran calidad, gemas y piedras preciosas, diademas de oro macizo, objetos de marfil y otros muchos artefactos de elevado valor, tanto material como histórico. Entre los detalles más interesantes y llamativos se encuentra el hecho de que buena parte de estos tesoros fueron importados de culturas vecinas y otras más lejanas, poniendo de relieve la existencia de un intenso intercambio cultural y comercial entre los gobernantes de Hala Sultan Tekke y otras civilizaciones de la época, como la micénica, la minoica o la egipcia, entre otras.

Hay numerosas piezas de oro, importado de Egipto, con motivos minoicos

Una de las ánforas del ajuar funerario
Una de las ánforas del ajuar funerario

Este importante intercambio comercial se sustentaba en la venta de cobre, un mineral que se empleaba para la elaboración de un metal muy valioso en la época: el bronce. «Los numerosos hallazgos de oro, muy probablemente importado de Egipto pero que muestra sobre todo motivos minoicos, demuestran que los egipcios recibían cobre a cambio», explicó Fischer a los medios de comunicación.

Entre los objetos de gran riqueza que más han llamado la atención de los arqueólogos se cuentan varias diademas de oro macizo, grabadas con imágenes de animales (toros, leones, gacelas) y plantas. A pesar del estilo minoico de estos grabados, los arqueólogos creen que las diademas fueron elaboradas en el antiguo Egipto, concretamente en algún momento de la XVIII dinastía (entre el 1550 y el 1295 a.C.) coincidiendo con la época de Akenatón, Nefertiti y Tutmósis III.

Los investigadores realizaron el hallazgo de las dos tumbas con ayuda de modernas técnicas de estudio del suelo, como los magnetómetros, que les permitieron descubrir en qué puntos se había alterado el subsuelo en la antigüedad, desvelando la presencia de dos enormes cavidades subterráneas. En el interior los arqueólogos descubrieron restos de varios individuos, entre los que destacan una mujer que apareció rodeada de joyas y piezas de cerámica, y también el esqueleto de un niño de apenas un año que apareció cerca de ella acompañado de un juguete. «Sin duda se trata de ambas familiares, que mantenían a la familia unida en el más allá», aclaró Fischer.

Sobre el autor
Javier Garcia Blanco

Periodista y fotógrafo especializado en temas de arte, historia y viajes. Ha publicado sus trabajos en medios como El Mundo, GEO, Lonely Planet, Condé Nast Traveler Destinos, entre otros. Autor de varios libros, como Historia negra de los Papas, Ars Secreta o Héroes y villanos. Fue jefe de edición de Año/Cero, y actualmente dirige el magazine de viajes y cultura Wanderer.es

Relacionados
Lo más leído

Comentarios (1)

alejandro antpnio Hace 9 meses
Interesante, es bueno saber de nuestra historia pasada

Nos interesa tu opinión

Revista

Año Cero 405

Nº 405, julio de 2024