Ciencia

Detectan superagujero negro en el centro de nuestra Galaxia

Científicos japoneses han detectado unas extrañas nubes de gas en la Vía Láctea que podrían demostrar la existencia de otro agujero negro en esta zona, perteneciente al centro de nuestra galaxia. Han optado por esta teoría puesto que las nubes orbitan un cuerpo enorme (de 10.000 masas solares) que parece no existir.

4 de marzo de 2020 (12:45 CET)

Detectan superagujero negro en el centro de nuestra Galaxia
Detectan superagujero negro en el centro de nuestra Galaxia

La relación posicional indica que sus superficies han sido ionizados por fotones ultravioletas de estrellas jóvenes en el cúmulo central, lo que sugiere que los cúmulos están muy cerca del núcleo galáctico. Pero, vamos a intentar contextualizar un poco. El principal consenso que ha alcanzado la comunidad científica sobre los agujeros negros es que muchas galaxias del universo tienen un cuerpo de estas características en su centro, llamado agujero negro supermasivo, que genera gravedad suficiente para mantenerla unida. En concreto, el que se encuentra en la Vía Láctea se ha denominado Sagitario A*.

Datos básicos (o no) sobre los agujeros negros

  • Qué son. La NASA los define como una parte del espacio donde la fuerza de la gravedad es tan fuerte que nada puede escapar de ella, ni si siquiera la luz. La gravedad tiene tanta fuerza porque se ha «exprimido» la materia en un espacio diminuto.
  • Cómo son. Los agujeros negros son «invisibles», por ello resultaba tan difícil detectarlos hasta hace unas décadas. Tiene sentido puesto que la luz no puede escapar, de ahí el nombre que se les ha dado. Las herramientas espaciales capaces de distinguirlos se basan en la comparación con cuerpos celestes cercanos como estrellas o la observación de la propia materia de estos entes.
  • Su tamaño. El tamaño de los agujeros negros varía. Lo normal es que se hable de agujeros negros colosales o «supermasivos», pero los científicos aseguran que existen algunos del tamaño de átomos (con la masa similar a una gran montaña, no nos equivoquemos). Los de tamaño medio, llamados agujeros negros estelares son los más comunes (20 veces mayores que la masa del Sol). Los supermasivos tendrían una masa un millón de veces mayor.
  • Cómo se originan. Los agujeros negros «medios» (los más habituales que hablábamos), se forman cuando el centro de la galaxia de una estrella muy masiva colapsa en sí misma, según la NASA. Este choque, a su vez, también originaría una supernova.
  • ¿Tienen relación entre sí? Los agujeros negros pueden fusionarse entre sí. En el momento en que dos galaxias se fusionan, sus agujeros negros terminan uniéndose en el centro de la nueva galaxia.
  • Su evolución. Durante mucho tiempo se creía que los agujeros negros supermasivos tomaban su tiempo para formarse, miles de millones de años. Sin embargo, una reciente investigación ha determinado que los primeros agujeros negros masivos después del Big Bang necesitaron menos de mil millones de años para alcanzar su enorme tamaño.
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

AE373 001

Nº 373, Agosto de 2021