Ciencia
15/02/2024 (08:00 CET) Actualizado: 15/02/2024 (08:00 CET)

Vamos hacia una nueva Edad de Hielo

Un estudio científico que el deshielo de los glaciares está deteniendo la corriente oceánica provocando un cambio climático extremo en pocas décadas... Regresamos a la Edad de Hielo

espacio misterio
15/02/2024 (08:00 CET) Actualizado: 15/02/2024 (08:00 CET)
Caminamos a una nueva Edad de Hielo
Caminamos a una nueva Edad de Hielo

Científicos del Instituto de Investigación Marina y Atmosférica de la Universidad de Utrecht ha detectado síntomas de colapso en las corrientes marinas del océano Atlántico.

La Corriente del Golfo es una corriente cálida de circulación rápida que conforma el límite occidental del giro del Atlántico Norte. Durante su recorrido, su temperatura desciende gradualmente a medida que libera calor a la atmósfera.
 
El aire cálido que se eleva de la Corriente del Golfo sopla sobre el continente europeo y es responsable del clima templado que caracteriza a muchos de sus países.

Según el estudio, publicado en la revista Science Advances, el colapso modificaría la distribución del calor a nivel global y podría llevar a un enfriamiento del clima europeo en las próximas décadas. Caminamos hacia una nueva edad de hielo.

En la antigüedad la corriente ilustró mapas de navegación
En la antigüedad la corriente ilustró mapas de navegación

La exploración del Atlántico en el pasado suministró conocimientos sobre esta cálida y sinuosa corriente. Gracias a la navegación se recopiló mucha información sobre su comportamiento y llegó a convertirse en una importante ruta comercial. Aunque es ahora, gracias a los modelos matemáticos y la observación de la Tierra desde el espacio, mediante los datos de satélite obtenidos por los diferentes sensores y mediante diferentes técnicas, que entendemos las características de esta corriente oceánica.

La existencia de un punto de inflexión en la corriente, conocida técnicamente como AMOC (Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico por sus siglas en inglés) se observó por primera vez en un modelo simplificado a principios de la década de los 60. Los modelos climáticos más modernos  indican una continua disminución de la fuerza de la cinta transportadora debida al cambio climático.

A medida que se enfría, la corriente del Golfo cae hacia el fondo, regresando al hemisferio sur, para calentarse y regresar al norte, componiendo en definitiva un gigantesco "ocho". El motor de este movimiento en el Atlántico está en el norte, donde esta corriente adquiere salinidad, lo que la impulsa a irse hacia el fondo. La novedad actual es la llegada de nuevas corrientes gélidas, procedentes de los casquetes derretidos del Polo, cuya principal característica es su menor salinidad. Eso impide que la corriente llegue al fondo y, además, hace que se decelere, algo que ha disminuido dramáticamente en los últimos diez años. 

El enfriamiento del AMOC empezó a preocupar en 2002 cuando la revista Discovery publicó la siguiente alerta: "Oceanógrafos han descubierto un gran río de agua fresca en el Atlántico formado por el derretimiento del hielo polar. Ellos advierten que pronto puede ser que sepulte a la corriente del Golfo, lanzando a Norteamérica y Europa hacia inviernos frígidos".

Entonces la información fue silenciada por el gobierno británico. Ahora, con la sensibilización del cambio climático y los nuevos datos que muestran el debilitamiento excepcional del AMOC en los últimos 150 años son motivo de preocupación extrema. Los científicos calculan que se ha debilitado la corriente un 15% desde mediados del siglo XX en comparación con los 1.500 años anteriores.

Nosotros lo advertimos hace unos meses cuando constatamos que la temperatura promedio de la superficie del mar en el Atlántico norte había aumentado 1,3ºC en junio de 2023. Una anomalía que marca un punto de inflexión. El océano absorbió alrededor del 90 por ciento del aumento de calor provocado por la actividad humana. 

El estudio demuestra que las regiones influenciadas por la Corriente del Golfo reciben sustancialmente menos calor cuando la corriente se detiene. 

Corriente oceánica
Corriente oceánica

En el experimento llevado a cabo el clima europeo desciende más de 3 grados Celsius por década, mucho más rápido que el calentamiento global actual de aproximadamente 0,2 ºC por década. Los científicos han descubierto que algunas partes de Noruega experimentarían caídas de temperatura de más de 20 °C.

Estos cambios de temperatura se desarrollan a lo largo de unos 100 años. Puede parecer mucho tiempo, pero en escalas de tiempo climáticas típicas, es bastante brusco.

Sobre el autor
espacio misterio

Espacio Misterio es la web de la revista Año/Cero, especializada en enigmas, anomalías, historia oculta, ovnis y mucho más. Un punto de encuentro de referencia para descubrir y analizar los misterios que nos rodean.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Año cero 403

Nº 403, marzo de 2024