Conspiraciones
31/08/2012 (11:42 CET) Actualizado: 20/10/2023 (11:39 CET)

LOS PROTOCOLOS DE LOS SABIOS DE SIÓN

Los Protocolos son un libelo que utiliza el miedo y los prejuicios para construir una mentira perdurable

31/08/2012 (11:42 CET) Actualizado: 20/10/2023 (11:39 CET)
Protocolos Sabios de Sión
Protocolos Sabios de Sión

El texto al que nos referimos, Los protocolos de los sabios de Sión, son un ejemplo perfecto de la cara menos amable del mundo de la falsificación, la que en un momento dado puede utilizar el miedo y los prejuicios para construir una mentira perdurable.

El autor de este monumental fraude tiene nombre y apellidos: Matvei (o Mathieu) Vasilievich Golovinski, escritor, periodista y, para el propósito que nos ocupa, agente de los servicios secretos rusos.

Golovinski provenía de una familia noble venida a menos. Su padre, Vasili, frecuentó los círculos de la intelectualidad rusa e incluso había sido amigo de Dostoievski. Ambos, miembros del «Círculo de Petrashevski», fueron sentenciados a muerte como conspiradores, condena que les fue más tarde conmutada. Tras la muerte de su padre, el pequeño Matvei fue educado por su madre y una niñera francesa.

Mientras estudiaba Derecho, el joven Golovinski se unió a un grupo ultraconservador y fuertemente antisemita, la Hermandad Sagrada. Tras su graduación, trabajó para la Okhrana, el servicio secreto zarista, infiltrando en la prensa rusa historias orientadas a apoyar fraudulentamente al Gobierno. El mayor revés de su carrera tuvo lugar cuando sus manejos fueron descubiertos y expuestos públicamente por Máximo Gorki. Esta circunstancia le obligó a abandonar el país y exiliarse en Francia, donde prosiguió con sus actividades de forma mucho más discreta y bajo las órdenes de Pyotr Ratchkovsky, jefe de la Okhrana en París.
Cuando los bolcheviques tomaron el poder, Golovinski puso su talento al servicio del nuevo Gobierno hasta su muerte, en 1920.

Para Santiago Camacho, autor de 20 grandes fraudes de la Historia, los Protocolos de los Sabios de Sión constituyen «el mayor engaño histórico de todos los tiempos». 

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Año Cero 405

Nº 405, julio de 2024