Conspiraciones
09/01/2024 (08:00 CET) Actualizado: 09/01/2024 (08:00 CET)

Operación CHAOS: La conspiración contra el rock

Una teoría de conspiración asegura que las grandes estrellas del rock fueron asesinadas por el gobierno norteamericano para acabar con los ideales hippies.

Mario Yaír TS
09/01/2024 (08:00 CET) Actualizado: 09/01/2024 (08:00 CET)
Operación CHAOS
Operación CHAOS

La Guerra Fría, la guerra de Vietnam, el Partido Pantera Negra y el movimiento hippie fueron el marco de nacimiento de la Operación CHAOS. Según documentos desclasificados de la CIA, su objetivo era el espionaje de los movimientos sociales norteamericanos entre 1967 y 1974, pero una teoría de conspiración asegura que para desarticularlos, fue más allá; y planeó el asesinato de sus voceros populares: los cantantes de rock.

Toda teoría de conspiración usa las dudas razonables sobre los hechos para existir. Este caso no es la excepción. Las formas tan extrañas en que ocurrieron las muertes de las grandes estrellas del rock, la relación entre espías norteamericanos y narcotraficantes, o los extensos archivos desclasificados del FBI sobre personajes como Jimi Hendrix, dieron nacimiento a la leyenda.

Jimi Hendrix
Jimi Hendrix

El punto inicial es “The Brotherhood of Eternal Love/La hermandad del amor eterno”, un cartel narcotraficante estadounidense especializado en LSD. Su principal distribuidor fue Ronald Stark, un personaje ligado a las agencias de inteligencia cuyo nombre aparece esporádicamente en la prensa por ser arrestado en posesión de fuertes cantidades de LSD, hachís y otras drogas. Es donde la historia se vuelve gris; según la teoría, Stark tenía la misión desde la CIA, de introducir los alucinógenos en los movimientos pacifistas con el fin de aletargarlos y neutralizarlos.

El grueso de la operación ocurriría en 1968 con una distribución masiva de LSD que propiciaría actos violentos. Estos lograrían desarticular los movimientos sociales dándoles un rostro no tan pacifista. El supuesto éxito llegó en 1969 con los asesinatos cometidos por la Familia Manson. Pero los movimientos no murieron; el problema no eran las multitudes de hippies que hablaban contra las decisiones gubernamentales de Lyndon Johnson y Nixon, sino sus voceros encarnados en estrellas de rock.

1. Charles Manson
1. Charles Manson

La lista de las supuestas víctimas es larga. Para muchos la inició Mama Cass, muerta por paro cardiaco el 29 de julio de 1974. El motivo por el que encabeza la lista es Paul Kassner, un amigo de Cass que aseguró a la prensa que había sido asesinada por “saber demasiado sobre las conexiones criminales de Hollywood, Washington y Las Vegas”. Pero en la lista hay otros nombres previos y cuyas misteriosas causas de muerte los vuelven parte del mito:

El miembro de los Rolling Stones, Brian Jones, oficialmente murió ahogado en su piscina por un ataque de asma en 1969; extraoficialmente se habla de una mano desconocida que lo ahogó. Jimmy Hendrix murió oficialmente de asfixia con su vómito tras una sobredosis de barbitúricos; extraoficialmente fue hallado con una toalla alrededor de su cuello. Jim Morrison murió oficialmente de un paro en la bañera de su casa en 1971; extraoficialmente le inyectaron cocaína.  

Pero los casos más extraordinarios se relacionan a Candy Jones. Según un libro publicado en 1976, la actriz y modelo había sido víctima del programa de control mental gubernamental MK-ULTRA donde se le había creado una segunda personalidad llevándola a la paranoia. Ese mismo año, el cantante y opositor de la Guerra de Vietnam, Phil Ochs, se había suicidado con un cinturón tras creer que era John Train, un agente de la CIA que debía acabar con Ochs. Exactamente el mismo experimento de control mental que los rumores relacionan con el actor Sal Mineo y Marck David Chapman; nada más y nada menos que el asesino de John Lennon.

 
Documento desclasificado que alude a Lenon
Documento desclasificado que alude a Lenon

Historias independientes que dentro del mundo conspiranoico aseguran estar todas relacionadas. Para los creyentes de los alcances de la Operación Chaos, no importan si unas muertes ocurrieron en Paris y otras en Londres, si los espías eran del FBI o de la CIA, si las fechas no coinciden o si el gobierno estadounidense fracasó en eliminar la contracultura. Para ellos, Norteamérica lleva décadas asesinando estrellas para el control juvenil e inundó las calles con drogas para controlar a su población; y si les es posible, lo volverán a hacer…  

Sobre el autor
Mario Yaír TS

Titulado en Comunicación Audiovisual por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Ha colaborado con Time Out México, Warp y Atlas Obscura. Es autor de la Guía Ciudad de México Insólita y Secreta de Editorial Jonglez. Es impulsor del proyecto digital Mapa del Muralismo Mexicano. Actualmente se dedica a la divulgación de la cultura y la recuperación de la memoria histórica por medio de la escritura y la fotografía. Lleva a cabo un proyecto de visitas guiadas por la Ciudad de México conocido como Tours Papiro. En su tiempo libre se dedica al arte y a la creación de obras relacionadas a los temas histórico sobrenatural.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios (1)

Buchito Hace 1 mes
Son muchos más.... y en España también hemos tenido algunos.

Nos interesa tu opinión

Revista

Año cero 403

Nº 403, marzo de 2024