Hechos paranormales

Nuevas evidencias de la existencia del monstruo del lago Ness

Un radar de sonido ha localizado nuevas y sorprendentes imágenes de la gran criatura que habita el Lago Ness (Escocia)

3 de Noviembre de 2020 (15:45 CET)

Nuevas evidencias de la existencia del monstruo del lago Ness
Nuevas evidencias de la existencia del monstruo del lago Ness

La leyenda del Lago Ness está más viva que nunca. El pasado mes de octubre, Ronald Mackenzie, director de una empresa de viajes, registró una grabación inusual del monstruo del lago Ness a más de 150 metros de profundidad, que dejó estupefactos a los expertos. El radar detectó, durante unos segundos, un ente de 10 metros de largo aproximadamente. Por sorprendente que suene, este hecho se ha vuelto a producir. Esta vez Mackenzie ha localizado una criatura de gran tamaño a unos 185 metros de profundidad.

Craig Wallace, experto en radares de sonido, se quedó atónito con estos resultados, tras haber investigado en numerosas ocasiones las aguas del lago Ness. Hace cuatro años, utilizó un sonar de última generación que le permitió identificar el último modelo de Nessie, que había sido utilizado para la película de 1970 «La vida privada de Sherlock Holmes». Ante las nuevas y reveladoras imágenes, el experto especificó que: «El interés por el lago Ness y por encontrar a Nessie es de sobra conocido, pero la tecnología utilizada, aunque de vanguardia en el pasado, fue realmente diseñada para operaciones de mapeo de fondo. Estas fascinantes imágenes son genuinas e inexplicables y merecerían una mayor investigación del lago con un sonar más sofisticado».

Steve Feltham, actualmente considerado el mayor experto sobre el tema y poseedor de un Récord Guiness por haber vigilado durante más tiempo la zona, apoya también los resultados del sonar de Mackenzie. Considera estos resultados como los "más convincentes de la existencia de la criatura" hasta la fecha. Además, debido a que conoce a Mackenzie desde hace 30 años, sabe que no lo hace con la intención de ganar fama. 

Mackenzie, el artífice de las imágenes, argumenta que, pese a que conoce el lago desde los 16 años, nunca había visto nada igual: «Envié las primeras imágenes al fabricante del radar de sonido, quien me dijo que el objeto identificado tenía entre 4 y 6 metros y era una sola criatura. Es demasiado grande para ser un salmón y más aún a esa profundidad». Actualmente, se considera que la medida del hallazgo de Mackenzie es de 10 metros, aunque muchos expertos consideran que, precisamente por estas medidas, puede ser simplemente un cardumen de peces. Una cosa está clara: el debate sobre el monstruo del lago Ness está servido. 

Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

portada ano cero noviembre corporativa

Nº 364, Noviembre de 2020