Historia oculta
14/05/2024 (08:00 CET) Actualizado: 14/05/2024 (08:00 CET)

Jarrones imposibles de 5.000 años

Los expertos no pueden explicar satisfactoriamente cómo pudieron elaborarse en piedra jarrones de embocadura estrecha ¿Es una prueba de tecnología desconocida?

Josep Guijarro

Periodista y escritor

14/05/2024 (08:00 CET) Actualizado: 14/05/2024 (08:00 CET)
Un jarrón encierra tecnología desconocida de 5000 años atrás
Un jarrón encierra tecnología desconocida de 5000 años atrás

Cualquiera que visita Egipto se siente deslumbrado por la magnitud de las pirámides y, a menudo, se pregunta cómo pudieron cortar, transportar y elevar los pesados bloques de piedra para colocarlos con precisión, sin ruedas, grúas o poleas.

No sucede lo mismo con pequeños objetos de uso cotidiano y, sin embargo, encierran el mismo misterio y complejidad.

Nos preguntamos por las pirámides cuando el misterio también está en lo pequeño y cotidiano. ¿Cómo moldeaban los antiguos egipcios la dura piedra? Nadie hoy en día puede descifrar este misterio.

Me refiero, por ejemplo, a las numerosas vasijas con embocadura estrecha y manufacturadas en basalto, alabastro o diorita, que es la piedra más dura que existe en la Tierra. ¿Cómo pudieron vaciar el interior de esos recipientes? Recordemos que en el Imperio Antiguo no tenían tornos y, además, los taladros eran de cobre.

Uno de los artefactos más inquietantes que he visto en este sentido se conserva en el Museo Egipcio de El Cairo. Se trata de un jarrón de alabastro que formó parte del ajuar funerario del faraón Zóser, perteneciente a la III Dinastía, que gobernó entre los años 2686 y 2649 a.C.

El jarrón de Zóser con la alusión al festival Heb Sed
El jarrón de Zóser con la alusión al festival Heb Sed

Fue encontrado por Jean Philippe Lauer junto a otros 40.000 jarrones y vasijas de gran belleza y refinamiento, algunas de ellas eran, además, anteriores al reinado de Zóser.  Éste del que hablo, en concreto, alude en su relieve al festival Heb Sed, durante el cual el rey repetía sus rituales de coronación sentándose en los tronos del Alto y Bajo Egipto, como se puede ver en la base del mango.

Como puedes comprobar, el jarrón tiene una simetría total, con una superficie pulida perfectamente circular. ¿Cómo pudo realizarse sin un torno?

Para complicarlo aún más, algunos jarrones -este en particular, también- disponen de cuellos estrechos y alargados por los no es posible introducir la mano para dar forma y pulir su interior.

Algunos autores han sugerido la posibilidad de dispusieran de taladros capaces de "abrirse" en el interior del jarrón mediante algún mecanismo. Pero, no hay ninguna prueba de ello.

Las representaciones y figurillas que muestran la confección de artesanías parecidas muestran las herramientas que los historiadores conocen. No hay tornos e, incluso, los taladros de punta o tubo de cobre parecen insuficientes para modelar los materiales antes mencionados.

Con estas herramientas se supone que realizaban el vaciado de los recipientes
Con estas herramientas se supone que realizaban el vaciado de los recipientes

De hecho, la rueda la llevaron los invasores hicsos con la introducción del carro en el año 1.600 a.C., es decir, en fecha muy posterior al faraón que encargó a Imhotep la primera pirámide y en cuyas estancias se encontró este desconcertante tesoro.

Durante sus casi dos décadas de reinado tuvo lugar una gran innovación tecnológica en el uso de la arquitectura en piedra.

Tan o más desconcertante es el insólito bloque de granito descubierto en 1880 por el prestigioso egiptólogo británico Sir Flinders Petrie. Asegura en el Journal of the Anthropological Institute Petrie, de agosto de 1883 que, en una de sus caras, había una perforación realizada por un trépano tubular. ¿Cómo es posible?

Podemos tener la tentación de relacionarlos con los taladros representados en la tumba TT100 de la Necrópolis de Tebas. Una capilla funeraria perteneciente al visir Rekhmire (o Rejmira) que vivió durante la XVIII dinastía del Antiguo Egipto y que muestra el proceso de escultores tallando estatuas colosales, de los artesanos de cerámica (sin torno, por cierto), curtidores, carpinteros, cordeleros, herreros y fabricantes de ladrillos. Y cito los carpinteros a propósito porque, a menudo, suele decirse en el mundo académico que las perforadoras para madera eran iguales a las de la piedra. Una cuerda enrroscada sobre un eje y un arco que permitía dar vueltas al cobre de la punta de ese eje como muestra la pintura de Rekmire.

Pinturas que muestran procesos artesanales en la TT 100 de la necrópolis de Tebas
Pinturas que muestran procesos artesanales en la TT 100 de la necrópolis de Tebas

Algunos de los agujeros o trépanos muestran el surco en la pared interior que ha dejado la punta de la herramienta. En ocasiones, la distancia entre vuelta y vuelta es de unos dos milímetros. En el caso de la roca referenciada por Petrie,muestra un agujero circular de 5,6 centímetros de diámetro. El instrumento de perforación ha dejando en la pared interior un surco descendente en espiral. En cinco vueltas ha recorrido una distancia entre una y otra marca de 2,3 milímetros lo que, a juicio de  José Alvarez López demuestra que la herramienta había perforado la roca casi 30 centímetros, sin levantar su punta. ¿Es compatible con una herramienta de cobre?

Ejemplo de trepanos y cómo los realizaban en el antiguo Egipto
Ejemplo de trepanos y cómo los realizaban en el antiguo Egipto

Los escépticos aseguran que utilizaban abrasivos como el cuarzo molido pero, aún así, parece un prodigio. 

Este vacío lleva a dos conjeturas: O disponían de una tecnología superior a la que la historia les concede, o recibieron una ayuda externa más avanzada. Fundamento de la teoría de los antiguos astronautas.

Más allá de la credibilidad que le des a una u otra teoría, lo que es incuestionable es que los misterios no sólo están en las grandes construcciones sino en los pequeños utensilios que utilizamos a diario.

Sobre el autor
Josep Guijarro

Josep Guijarro es reportero de prensa, radio y televisión, además de autor de varios libros entre los que cabe destacar El tesoro oculto de los templarios, Aliens Ancestrales o Coincidencias Imposibles. Es documentalista de la serie Extraterrestres (DMAX) y forma parte de los programas El Colegio Invisible y La Rosa de los Vientos, ambos en Onda Cero.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

nº404

Nº 404, mayo de 2024