Historia
19/01/2023 (08:30 CET) Actualizado: 16/01/2023 (16:23 CET)

El calendario maya es más antiguo de lo que se creía

Recientes investigaciones concluyen que el calendario maya es ocho siglos más antiguo de lo que se creía

Javier Garcia Blanco

Periodista y fotógrafo

19/01/2023 (08:30 CET) Actualizado: 16/01/2023 (16:23 CET)
Mapeo LiDAR a los monumentos mayas
Mapeo LiDAR a los monumentos mayas

Al igual que otros pueblos mesoamericanos, los mayas emplearon hasta tres calendarios: uno solar de 365 días –como el nuestro–, otro ritual de 260 días –el Tzolk’in o “Cuenta de los días” y, por último, la llamada “Cuenta larga”, un calendario vigesimal compuesto por tunes (unidades de 360 días).

Estos tres calendarios tuvieron una gran importancia en la civilización maya, pero el segundo de ellos, el Tzolk’in o “Cuenta de los días” rigió la vida de esta cultura en cuestiones como la agricultura, la religión o la política, entre otras. De hecho, todavía hoy algunos grupos indígenas mayas siguen empleando este singular calendario de 260 días en su vida diaria. Hasta ahora, las pruebas arqueológicas más antiguas que se conocían se correspondían con un mural con un fragmento de escritura jeroglífica que fue encontrado en San Bartolo (Guatemala), y que los investigadores consiguieron datar en torno al 300 a.C. Sin embargo, los estudiosos han sospechado desde hace tiempo que el calendario maya –que también emplearon los olmecas–, podía ser incluso más antiguo.

Ahora, esa sospecha parece haberse confirmado gracias a una reciente investigación publicada hace unas semanas en la revista Science Advances. Hace unos años, el arqueólogo Ivan Šprajc, del Instituto de Estudios Antropológicos y Espaciales de Eslovenia, decidió emplear un sistema de mapeo láser conocido como LiDAR, que permite sacar a la luz estructuras ocultas bajo la vegetación, con resultados sorprendentes. Más tarde, hace dos años, otro investigador, el también arqueólogo Takeshi Inomata, de la Universidad de Arizona, dio a conocer un completísimo estudio realizado igualmente empleando la técnica LiDAR, y gracias al cual había descubierto casi 500 monumentos antiguos en la costa mexicana del golfo de México. Al tener conocimiento de aquel trabajo, Šprajc decidió colaborar con Inomata para analizar aquellos monumentos y comprobar si se alineaban de alguna forma con la salida y la puesta de Sol, la Luna y otros cuerpos celestes.

La mayor parte de los monumentos mayas están orientados con el eje Este-Oeste

Los monumentos mayas están orientados en el eje Este-Oeste.
Vista panorámica desde la pirámide de las Inscripciones y el Palacio de la torre en la antigua ciudad maya de Palenque.

Fue así como ambos descubrieron que la mayor parte de aquellos monumentos estaban efectivamente orientados con un eje Este-Oeste y, además, al menos el 90 % de ellos también contaban con elementos arquitectónicos que habían sido dispuestos deliberadamente para alinearse con la salida del sol en fechas concretas. En la mayor parte de estos casos, esa alineación se producía cada 11 de febrero y el 29 de octubre de nuestro calendario gregoriano. Entre ambas fechas, curiosamente, hay una diferencia de 260 días. Teniendo en cuenta que el más antiguo de estos monumentos alineados fue construido en torno al año 1100 a.C., los arqueólogos creen que han obtenido una prueba fehaciente de la existencia de la “Cuenta de los días” ocho siglos antes de lo que se había confirmado hasta la fecha.

Pero la anterior no es la única evidencia que encontraron los estudiosos. En otros monumentos, las alineaciones apuntaban a intervalos de 130 días –es decir, medio calendario–, incluyendo los 13 números y los 20 símbolos que forman el sistema de notación del calendario. Además, había detectaron también correspondencias con equinoccios y solsticios.

En opinión de David Stuart, epigrafista de la Universidad de Texas Austin y autor del hallazgo anterior que había demostrado que al menos el calendario se remontaba al año 300 a.C., ha calificado los resultados del nuevo trabajo –en el que no ha participado– de «pruebas sólidas de que el calendario maya tuvo sus orígenes mucho antes de que tuviéramos pruebas escritas de él». Otra experta, Gabrielle Vail –arqueóloga de la Universidad de Carolina del Norte–, manifestó un entusiasmo similar: «Es muy emocionante. Realmente apoya lo que muchos de nosotros hemos pensado durante años».

La 'Cuenta de los días' estaría relacionada con el ciclo de crecimiento del maíz

El estudio explica también que las estructuras más antiguas estudiadas por los investigadores se remontan a la época en la que los grupos humanos comenzaban a abandonar el estilo de vida cazador-recolector a una forma de vida basada en la agricultura. Šprajc cree que esto es de gran importancia, pues en su opinión la “Cuenta de los días” estaría relacionada con el ciclo de crecimiento del maíz, alimento básico de las culturas mesoamericanas, pero también del embarazo humano, que dura aproximadamente 260 días.

Sobre el autor
Javier Garcia Blanco

Periodista y fotógrafo especializado en temas de arte, historia y viajes. Ha publicado sus trabajos en medios como El Mundo, GEO, Lonely Planet, Condé Nast Traveler Destinos, entre otros. Autor de varios libros, como Historia negra de los Papas, Ars Secreta o Héroes y villanos. Fue jefe de edición de Año/Cero, y actualmente dirige el magazine de viajes y cultura Wanderer.es

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 390, enero de 2023

Nº 390, Enero de 2023