Historia

Vestigios de una humanidad desconocida

Nuevas investigaciones sobre puntas de hueso de púas en la garganta de Olduvai (Tanzania) evidencian su realización con anterioridad al hombre

4 de Noviembre de 2020 (15:40 CET)

Vestigios de una humanidad desconocida
Vestigios de una humanidad desconocida

Dentro de la comunidad científica, las puntas de hueso de púas habían sido consideradas un invento del ser humano durante la Edad de Piedra. Sin embargo, un nuevo estudio publicado recientemente por la revista Journal of Human Evolution evidencia lo contrario: estas herramientas hechas de hueso podrían haber sido utilizadas y creadas previamente, cientos de miles de años antes a la existencia del Homo sapiens

Este sorprendente hallazgo proviene de un conjunto de 52 huesos de animales que ya habían sido excavados con anterioridad en la garganta de Olduvai, en África oriental, pero que carecían de un estudio en profundidad. Esta herramienta en cuestión podría haber sido elaborada aproximadamente 800.000 años antes del Homo sapiens. La punta de hueso, realizada a partir de un trozo de costilla de un animal de gran magnitud, se caracteriza por tener tres púas curvas y una punta más tallada. Además de este descubrimiento, el equipo del bio antropólogo Michael Pante (Universidad Estatal de Colorado), probó la existencia de otros cinco útiles más, entre ellos cuchillos, martillos e incluso plataformas para golpear. Cuatro de estas cinco herramientas tienen 800.000 años también, pero una de ellas ronda los 1,7 millones de años

La idea de que estas puntas de hueso con púas son una tecnología realizada por el Homo erectus es apoyada por el equipo de Pante debido a la cantidad de «toscas herramientas de piedra» que se suelen encontrar en los yacimientos pertenecientes a este periodo. Este nuevo hecho evidencia la habilidad de este homínido para construir herramientas funcionales, lo que indicaría cierto grado de inteligencia y, por consiguiente, mostrarían «comportamientos humanos modernos» como argumentó Pante. Esta especie (de entre alrededor de 2,04 millones y 100.000 años de antigüedad según los últimos estudios) se caracteriza además por el control del fuego y la adaptación a entornos nuevos.

Estas herramientas estudiadas por Pante provienen de una excavación realizada entre los años 60 y 70 por Mary Leaky y que se almacenaron en Olduvai sin un estudio previo. Posteriormente en 2007 fueron redescubiertos por este equipo científico que se encargaron de estudiarlo exhaustivamente desde ese momento. Las puntas de hueso previas de mayor antigüedad provenían de África Central hace aproximadamente 90.000 años, reflejando una inteligencia funcional relativa al Homo sapiens. Ahora la historia ha cambiado. 

Por ello, existe la posibilidad de que, además del Homo erectus, más poblaciones prehumanas poseyesen dicha inteligencia a la hora de elaborar útiles funcionales. El equipo de Pante considera la posibilidad de que los mismos artífices que realizaron las herramientas creasen también ornamentos simbólicos. Las investigaciones tendrán que seguir avanzando para probar esta teoría. 

Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

portada ano cero noviembre corporativa

Nº 364, Noviembre de 2020