Misterios

Starway to heaven: ¿un himno a Belcebú?

Javier Ramos desgrana en 'Historia maldita del Rock' (Luciérnaga) todas las leyendas que rodean a este universo musical. Os ofrecemos un extracto que profundiza en una de las canciones de rock más importantes y polémicas.

2 de agosto de 2021 (08:54 CET)

Starway to heaven: ¿un himno a Belcebú?
Starway to heaven: ¿un himno a Belcebú?

La 'Escalera al cielo' figura en todos los podios de la historia del rock, incluso en el de las canciones más odiadas por sus compositores. La frase de Robert Plant muestra su repulsa hacia el tema: "Si pienso que tengo que tocar esta canción en cada concierto, me sale urticaria". Para Plant, este tema que tanta gloria dio a Led Zeppelin es una penitencia. Se refería a ella como "esa jodida canción de boda" y consideraba que es la peor de todo el repertorio del grupo.

Es la partitura más vendida de la historia, y para muchos la más grandiosa canción de rock

Pero un par de años después de ser estrenada (1971), la canción alcanzó estatus de himno. Es la partitura más vendida de la historia, y para muchos la más grandiosa canción de rock. En Estados Unidos ha sido emitida más de cinco millones de veces por las radios.

El tema cuenta la historia de una mujer que, con sus riquezas, puede comprar la entrada al cielo. Lo más probable es que la letra, realmente, sea un viaje introspectivo de su compositor, en el que cada uno puede sumergirse como quiera, para encontrar esa paz y sabiduría con la que llegar a una conexión ideal con el mundo que le rodea. Sin embargo, la interpretación de la letra es libre y esa es una de las razones de que el tema se haya convertido en algo tan especial.

Sigue siendo considerada como una especie de misa negra. Otros incluso aseguran que incluye mensajes satánicos

Muchos son los observadores que han creído ver en la letra de Starway to heaven un doble sentido. Sigue siendo considerada como una especie de misa negra. Otros incluso aseguran que incluye mensajes satánicos que son audibles si se escucha al revés. Plant (el vocalista) y Jimmy Page (el guitarrista) lo habían negado por activa y por pasiva; eso sí, siempre después de que el grupo terminase su andadura.

Plant escribió la canción casi de un tirón y con la sensación de que alguien le estaba dirigiendo la mano. Incluso se apunta que la escribió con dos manos. La foto de portada, un cuadro colgado en una pared de un edificio en ruinas con un anciano cargando leña, trajo polémica. Según Page, se trataba de una imagen que pretendía simbolizar al Ermitaño del Tarot, símbolo de armonía con la naturaleza y de la sabiduría.

Starway to heaven fue acusada de contener mensajes satánicos por la técnica del backmasking, es decir, si la canción se escucha en sentido inverso. En 1982 un grupo de expertos analizó el tema en la Asamblea del Estado de California y concluyó que emitía este demoníaco mensaje:

“Canto porque Satán vive en mí

Dios me repugna y no puedo escapar

pero aquí está mi dulce Satán, mi poder es Satán

Él me dará el 666, Satán vive en mí”

Si se invierte el sentido del disco en el justo momento en el que el flautista nos invita a ir con él, a alcanzarle, ("In the case you don’t know, the piper’s calling you to join him") se nos desvela el secreto del trovador (flautista): "Vive para vivir para Satán” (Live got live for Satan). Y poco antes, cuando en la canción suena "These is still time to change the road you are non", escuchándolo de forma invertida se aprecia: "My sweet Satan, no other made the path..." (Mi dulce Satán, ningún otro hizo el camino)

Las desdichas del grupo comenzaron a aparecer, según las malas lenguas, desde el momento en el que todos sus integrantes vendieron su alma al diablo

Sin título(10)
Robert Plant, Jimmy Page (Heinrich Klaffs Artikel/Wikipedia)

LA MODA DE LOS MENSAJES SUBLIMINALES

Con esta canción, sin duda, se puso de moda el hecho de emitir mensajes subliminales a través de la música, lo mismo que ya se hacía en la publicidad televisiva. Las desdichas que los miembros del cuarteto inglés fueron padeciendo a lo largo de su existencia como grupo comenzaron a aparecer, según las malas lenguas, desde el momento en el que todos sus integrantes vendieron su alma al diablo; excepto John Paul Jones (el bajista de Led Zeppelin), el único que no sufrió las desgracias que le sucedieron a los restantes miembros de la banda.

El odio que Plant tiene a la canción es una de las razones por las que Led Zeppelin no han vuelto a tocar juntos

El odio que Plant tiene a la canción es una de las razones por las que Led Zeppelin no han vuelto a tocar juntos. Este no la quiere cantar, y Page desea puntear su solo de tres cuartos de hora en medio del tema. El vocalista ha negado rotundamente que Starway to heaven sea un himno a Belcebú: "La canción fue escrita con la mejor de las intenciones, en lo que respecta a darle la vuelta a las cintas e introducir mensajes en el final, esa no es mi idea de hacer música. Es muy triste".

Para quitar hierro al asunto, Page realizó unas manifestaciones en las que trató de aclarar el porqué de ciertos mensajes en Starway to heaven: "Satán simplemente significa adversario en la Biblia y como hemos explicado en varios libros, es el nombre código del culto saturniano o del sol negro, una personalidad negativa del planeta Saturno comúnmente conocida como El Señor de los anillos".

Sin título(11)
Portada del libro Historia maldita del Rock (Luciérnaga), de Javier Ramos

COMPRAR

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 374, Septiembre de 2021

Nº 374, Septiembre de 2021