Mundo futuro

Privacidad mental y otros "neuroderechos" ante el impacto de la tecnología

El impacto de las nuevas tecnologías en nuestras vidas es tal que poco a poco nos estamos aproximando más hacia la necesidad de regular su uso y, sobre todo, protegernos frente a ellas. Chile se plantea ser el primer país en regularizar los "neuroderechos"

irene foto autor

Periodista e Historiadora

27 de Abril de 2021 (12:11 CET)

Privacidad mental y otros "neuroderechos" ante el impacto de la tecnología
Privacidad mental y otros "neuroderechos" ante el impacto de la tecnología

El uso de cualquier tipo de dispositivo electrónico es habitual en nuestras vidas. De hecho, resulta muy difícil mantenerse alejados de ellos. Esto nos lleva a concienciarnos de que vivimos una nueva realidad en la que, cada vez más, necesitamos proteger nuestros derechos frente al impacto de las nuevas tecnologías.

Por este motivo, Chile se ha convertido en el primer país que pretende legislar sobre los “neuroderechos”. Pero, ¿qué son exactamente? El texto que se pretende aprobar en el Congreso chileno los describe así: “nuevos derechos humanos que protegen la privacidad e integridad mental y psíquica, tanto consciente como inconsciente, de las personas del uso abusivo de neurotecnologías”.

Ya es posible leer el cerebro y modificar nuestra conducta, por eso uno de los derechos básicos es el de la privacidad mental

Rafael Yuste, neurobiólogo español perteneciente a la Universidad de Columbia y uno de los promotores de esta interesante reforma, ha dado una entrevista para RT en donde ha expresado la imperante necesidad de que se produzcan este tipo de iniciativas en el resto de gobiernos mundiales: “Cuando surge una tecnología nueva, no sabes muy bien para qué se va a utilizar, pero es fácil regularla. En cambio, una vez que ha echado a andar y se difumina por todo el mundo, sabes perfectamente para qué sirve y las cosas malas que hace, pero es imposible ponerle un freno”. Por tanto, “la legislación es la herramienta y eso es lo que se está haciendo en Chile”.

De hecho, como asegura el neurobiólogo, en un futuro no tan lejano llevaremos este tipo de dispositivos en la cabeza, y no en nuestros bolsillos. En la entrevista, Yuste especifica que ya es posible leer el cerebro y modificar nuestra conducta mediante neurotecnología, aunque todavía solo se haya aplicado en el ámbito médico. Por este motivo, Chile pretende modificar el artículo 19 de su actual constitución a partir de un proyecto de ley de neuroderechos basado en cuatro aspectos básicos: la privacidad mental, la identidad, el derecho de agencia y la posibilidad de acceder libremente a las tecnologías. 

Yuste, a su vez, había participado con anterioridad en la redacción de la “carta de derechos digitales”, una iniciativa del Gobierno español en donde un conjunto de expertos establecieron cómo se deben de proteger a las personas, sus derechos y sus libertades frente a las nuevas tecnologías. Teniendo en cuenta que, progresivamente, se va extendiendo cierta concienciación hacia los peligros que puede presentar la tecnología, ¿se acabarán sumando más gobiernos a esta iniciativa legislativa? ¿España, que ya ha es consciente de este hecho, será de las siguientes?

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 370, Mayo de 2021

Nº 370, Mayo de 2021