Ovnis y vida extraterrestre

Ocultura: El hombre que inventó las fake news

Del 28 al 31 de octubre se celebra el IV Encuentro de Ocultura en Zaragoza. Entre los participantes se encuentra Spyros Melaris, responsable de la falsa filmación de la autopsia del alien de Roswell.

Javier Sierra autor web

Periodista y escritor

22 de octubre de 2021 (10:21 CET)

El hombre que inventó las fake news
El hombre que inventó las fake news

Hace algo más de un cuarto de siglo contraje una deuda con los lectores de esta revista. Fue en 1995. Aquel remoto mes de mayo se presentaron en Londres y en San Marino varios fotogramas en blanco y negro de la presunta filmación militar de una autopsia a una criatura de otro mundo recuperada en Roswell, Nuevo México, en 1947. Entonces me faltó tiempo para ponerme a investigarlos. Cuatro años antes había estado en Norteamérica entrevistándome con testigos del famoso incidente ufológico y, esperanzado, pensé que aquel material podría ser la «pieza maestra» que sirviera para armar el rompecabezas.

Los fotogramas dieron pronto paso a una filmación de 17 minutos en la que se veía el cadáver de una criatura femenina de aspecto vagamente humano, seis dedos en pies y manos, sin ombligo y grandes ojos cubiertos por una membrana oscura. Ray Santilli, un productor musical británico, había conseguido el material de un militar retirado que, según él, lo había mantenido oculto durante años en su propia casa.

En el fondo era una historia bastante opaca. Enrique de Vicente –entonces director de AÑO/CERO– y yo discutimos la falta de nombres y detalles verificables, y nos escamaban las evasivas de aquel productor a proporcionarlos. Su actitud siempre fue la de un mero agente comercial: se arrogaba la posesión del copyright del material y su derecho a venderlo al mejor postor cuando, si decía la verdad, en realidad lo que intentaba era hacer fortuna con una película militar robada al Gobierno de los Estados Unidos. De hecho, amparados en ese argumento, la redacción de esta revista publicó en exclusiva para España aquellos fotogramas, creando un escándalo sin parangón. Habíamos robado –o eso creímos entonces– a un ladrón. La verdad vendría después.

'Como mago quise hacer el mayor truco del mundo', confesó Spyros Melaris, autor material de la autopsia al 'extraterrestre' de Roswell

La polémica «autopsia de Roswell» permaneció sin resolverse durante una década más. Hasta 2006 Santilli no reconoció que el filme era un fraude, aunque argumentó que en realidad se trataba de una «recreación de buena fe» de una grabación del militar original que estaba en tan mal estado que se vio obligado a replicarla. Nadie le perdonó aquel engaño. Su confesión, no obstante, pronto trajo otra consecuencia: los cómplices a los que recurrió, que habían sido obligados a guardar silencio por el contrato de confidencialidad que firmaron al elaborar la película, empezaron a hablar. El último ha sido Spyros Melaris, autor material de la «autopsia». Melaris es un mago aficionado al cine que, con un presupuesto de 30.000 libras y un amigo experto en efectos especiales llamado John Humphreys, preparó el set de rodaje en un piso del barrio londinense de Camdem. Usando vísceras de vaca, cordero y cerdo, látex, gelatina de frambuesa y un cuidado por los detalles digno de un Óscar, se pusieron manos a la obra. «Como mago quise hacer el mayor truco del mundo», declaró.

Gracias a la perseverancia del ufólogo británico Philip Mantle, que siguió este asunto desde el primer momento, Melaris aceptó dar su valioso testimonio al mundo. Llegó incluso a producir un pequeño show teatral en el que se quejaba de cómo su trabajo se había vendido en 33 países mientras él solo había recibido 10.000 libras de Ray Santilli «por las molestias». Su único consuelo, decía, era haberse ganado el dudoso título de «padre de las fake news» al crear un video viral antes de que internet acuñase ese término. Melaris visitará España este mes. Lo hará para participar en el IV Encuentro Internacional de «Ocultura» que tendrá lugar en el Auditorio de Zaragoza los próximos días 28 al 31 de octubre. He tenido especial interés en invitarlo a dar su testimonio en nuestro país porque España fue uno de los lugares en el que «su» película fue más vista. Y él ha aceptado a hacerlo no solo para contarnos cómo fue el proceso de fabricación del «documento ufológico» más controvertido de todos los tiempos, sino también para darnos su impresión de lo que pudo haber sucedido en Roswell de verdad en aquel remotísimo 1947. Porque, por paradójico que pueda parecer al lector, Spyros cree que algo «no de este mundo» cayó allí. Aunque él, claro, eso no lo filmó.

El programa completo del IV Encuentro Internacional de Ocultura puede consultarse en: www.ocultura.com

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 377, Diciembre de 2021

Nº 377, Diciembre de 2021