Mundo futuro

Un conflicto nuclear acabaría con el planeta

Ahora que hay tantos frentes abiertos en política internacional, un estudio ha determinado las consecuencias letales que tendría una guerra nuclear en nuestro planeta.

irene foto autor

Periodista e Historiadora

26 de octubre de 2021 (11:00 CET)

Un conflicto nuclear acabaría con el planeta
Un conflicto nuclear acabaría con el planeta

Una hipotética guerra nuclear podría acabar con todo lo que conocemos. Las columnas de humo que causaría semejante desastre alterarían el clima de nuestro planeta y acabaría destrozando, de manera progresiva, la capa de ozono. Ni que decir tiene que la salud humana y los suministros de alimentos se verían gravemente afectados. Esto es lo que ha determinado un nuevo estudio dirigido por el Centro Nacional para la Investigación Atmosférica de EE UU. y cuyos resultados no dejan indiferente a nadie.

En caso de conflicto global, el 75% de la capa de ozono quedaría destrozada en unos 15 años

Estos investigadores recrearon, a partir de modelos climáticos computarizados, dos escenarios principales: por un lado y a escala regional, un conflicto entre la India y Pakistán, que generaría 5 megatones de humo; por el otro, a escala global, los protagonistas fueron Estados Unidos y Rusia, llegando a alcanzar los 150 megatones. De esta manera, pudieron comprobar qué efecto tendría la combinación de reacciones químicas causadas por las bombas atómicas, entre las que se encuentran la mezcla de óxido de nitrógeno, junto con el calentamiento estratosférico, los rayos ultravioletas y la disminución fotoquímica, es decir, de las reacciones químicas causadas por la luz del sol.

El estudio ha mostrado un panorama completamente desolador: en caso de conflicto global, el 75% de la capa de ozono quedaría destrozada en cuestión de 15 años. El proceso comenzaría con un efecto leve. El humo causado por este tipo de bombas disminuiría la temperatura de la superficie terrestre al llegar a la estratosfera y bloquear la luz solar. Ante esta situación, los patrones en las precipitaciones cambiarían por completo, lo que protegería al planeta de las radiaciones ultravioleta pero, de manera paralela, estaría destruyendo la capa de ozono.

El riesgo de cáncer de piel, de cataratas o de trastornos inmunológicos se incrementaría considerablemente

Sin embargo, con el paso de los años, el humo se disiparía, pero, al haber estado destruyendo progresivamente la capa de ozono, la radiación ultravioleta podría penetrar con una mayor fuerza. Esto supondría un auténtico peligro, teniendo en cuenta lo dañina que es esta radiación para todos los seres vivos. En el caso del ser humano, el riesgo de cáncer de piel, de cataratas o de trastornos inmunológicos se incrementaría considerablemente.

Esta situación no sería tan catastrófica en el caso del conflicto regional, ya que la pérdida de la capa de ozono se reduciría en un 50%, estando por consiguiente en torno al 25%. Además, existiría la posibilidad de que, en un plazo de 12 años, la capa de ozono pudiera recuperarse conforme el humo se fuera disipando.

Los efectos, en definitiva, alcanzarían al planeta por completo aunque tuvieran un carácter meramente local y las consecuencias serían catastróficas. No hay duda de que además de los graves efectos climáticos que desencadenaría un conflicto así, produciría un gran número de muertes al instante así como de enfermedades mortales en el ser humano a medio-largo plazo. 

Relacionados
Lo más leído

Comentarios (1)

Manolo del psoe Hace 30 días
Sería una gran solución para la superpoblación actual.

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 377, Diciembre de 2021

Nº 377, Diciembre de 2021