Ovnis y vida extraterrestre
29/12/2022 (09:50 CET) Actualizado: 29/12/2022 (09:50 CET)

Los ovnis aparecieron en una batalla de la II Guerra Mundial

Nuevos documentos retrotraen la aparición de foo-figters a 1943 en el marco de una sangrienta batalla aérea

Josep Guijarro

Periodista y escritor

29/12/2022 (09:50 CET) Actualizado: 29/12/2022 (09:50 CET)
Los ovnis aparecieron en una batalla de la II Guerra Mundial
Los ovnis aparecieron en una batalla de la II Guerra Mundial

Se conoce como Jueves Negro a la segunda batalla aérea que se produjo sobre las fábricas de Schweinfurt, una localidad de la Alemania nazi el 14 de octubre de 1943, en el marco de la Segunda Guerra Mundial.

Los aviones de la 8ª Fuerza Aérea de los Estados Unidos bombardeaban las fábricas de la industria de guerra alemana cuando los cazas de la Luftwaffe fueron a su encuentro.

El resultado es que 650 hombres perdieron la vida y la fuerza aérea estadounidense se vio seriamente diezmada. De los 291 bombarderos B-17 Flying Fortress enviados a la misión, 60 se perdieron, otros 17 sufrieron daños tan graves que tuvieron que ser desguazados y otros 121 sufrieron diversos grados de daño de batalla. 

Durante el jueves negro no estaban en el aire solo los contendientes, se produjo un fenómeno muy extraño

Pero no todo se debió a la eficacia de las baterías antiaéreas o la habilidad de los pilotos alemanes, parece que ese día no sólo estaban en el aire los contendientes. Eso al menos sostiene Martin Caidin en un libro publicado en 1991 con el título de Ghosts of the Air: True Stories of Aerial Hauntings. El autor describe en sus páginas un encuentro muy extraño protagonizado por varias tripulaciones de B-17 durante el Jueves negro.

Caidin comprobó que el incidente había sido documentado en los archivos oficiales, informes de inteligencia de la misión, incluso aparece referenciado en los polémicos documentos del MJ 12, el supuesto comité supersecreto creado a raíz del incidente Roswell años más tarde, en 1947. Por fortuna los documentos Majestic 12 no son la única fuente documental.  

Bud Peaslee
Bud Peaslee

Escuadrones enteros de B-17 se encontraron en el aire con pequeñas formaciones que no eran aviones

Caidin estableció contacto con el Coronel retirado de la USAF, Budd J. Peaslee que a la sazón fue comandante aéreo de la Misión 115 contra Schweinfurt. Así pudo conocer de primera mano que no un bombardero, sino grupos enteros de B-17 se encontraron en el aire con pequeñas formaciones que no eran aviones, ni explosiones de fuego antiaéreo, ni bombas que caían, ni cazas, ni estuches de municiones gastadas.

Está registrado en los archivos históricos, "como uno de los incidentes más desconcertantes de la Segunda Guerra Mundial y un enigma que hasta el día de hoy desafía toda explicación". Todos los tripulantes interrogados fueron firmes en su afirmación de que "en ese momento no había aviones enemigos arriba".

A lo largo de los años, muchos investigadores han incursionado en la Misión 115 y han descubierto algunos de los informes de inteligencia oficiales sobre el encuentro, que respaldan de forma irrefutable el relato de Peaslee en el libro de Caidin.

Informe de la misión 115
Informe de la misión 115

En la web del investigador Andy Roberts, por ejemplo, hay un artículo titulado Schweinfurt - ¿Un misterio resuelto? donde centra su atención en el coronel Kingman Douglass, encargado de la recopilación de inteligencia, durante la Segunda Guerra Mundial. Para él, "los objetos reportados son intrigantes, pero no completamente desconcertantes. Los alemanes utilizaron muchos tipos de flak en la Segunda Guerra Mundial y varios archivos aluden a flak de colores, flak que arrojaron fragmentos inusuales, etc".

La voz flak alude probablemente a una pieza de artillería antiaérea de 88 mm, desarrollado en la década de 1930 que fue ampliamente utilizado por la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

El jueves negro fue la primera vez que se observaron foo-figthers en la historia

La versión que circula por los círulos OVNI es que los discos tenian un tamaño que rondaba los 2 y 3 cm y que eran capaces de atravesar el fuselaje de varios aviones rebotando dentro del avión y que ocasionó, al menos, el derribo del avión nº 26, confirmando la existencia de los llamados foo-figther que se dejarían ver a partir de entonces en muchos otros lugares.

El término foo-figther fue acuñado por el Teniente Meiers, destinado en el 415 Escuadrón de Caza Nocturna con base en Dijon (Francia), cuando tuvo la oportunidad de verlos durante una misión la nochebuena de 1944.

Tiene su origen en la revista llamada Smokey Stover en cuya portada había un coche con la leyenda: "Donde hay humo, hay fuego" por lo cual el término foo-figther vendría a significar "combatiente de humo". Ahora habrá que retrotraer un año esa fecha.

Sobre el autor
Josep Guijarro

Josep Guijarro es reportero de prensa, radio y televisión, además de autor de varios libros entre los que cabe destacar El tesoro oculto de los templarios, Aliens Ancestrales o Coincidencias Imposibles. Es documentalista de la serie Extraterrestres (DMAX) y forma parte de los programas El Colegio Invisible y La Rosa de los Vientos, ambos en Onda Cero.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

nº404

Nº 404, mayo de 2024