Ciencia
30/11/2022 (13:52 CET) Actualizado: 30/11/2022 (13:52 CET)

Los científicos se preparan para interceptar un objeto interestelar como Oumuamua

Los científicos se preparan para interceptar un objeto interestelar como Oumuamua

Josep Guijarro

Periodista y escritor

30/11/2022 (13:52 CET) Actualizado: 30/11/2022 (13:52 CET)
Los científicos se preparan para interceptar un objeto interestelar como Oumuamua
Los científicos se preparan para interceptar un objeto interestelar como Oumuamua

Oumuamua nos pilló a contrapié. El esquivo objeto interestelar que atravesó nuestro Sistema Solar en 2017 dejó más preguntas que respuestas y dividió a los científicos. Unos pensaron que se trató de un cometa mientras otros, cuya cabeza visible fue el astrofísico de Harvad, Avi Loeb, no repararon en aludir a él como una nave interestelar de alguna remota civilización extraterrestre.

Y es que, de ser un cometa, Oumuamua no desarrolló la preceptiva cola y, además, exhibió una aceleración del todo inexplicable. También parece que su forma extremadamente plana, algo que la naturaleza no hace normalmente, podía ser un indicativo de objeto artificial, tal vez una vela solar.

Los científicos no pueden concluir que Oumuamua fuera un asteroide y se preparan para interceptar otro eventual visitante del Sistema Solar

Para que no vuelva a ocurrir, un equipo internacional de científicos, encabezado por Amir Siraj y el ya mencionado Avi Loeb, ha propuesto una misión de interceptación que permita cazar a futuros "oumuamuas".

Asteroide o nave extraterrestre
¿Asteroide o nave extraterrestre?

En un artículo publicado en el servidor ArXiv, el primer paso es la detección temprana del objeto. Telescopios como el Vera C. Rubin que hospeda al llamado Simonyi Survey Telescope, un instumento que realiza el censo del cielo (Legacy Survey of Space and Time, por sus siglas en inglés) podrían detectar en entre 1 y 10 objetos interestelares como Oumuamua por año, lo que proporciona a los científicos un catálogo de cuerpos para elegir un candidato idóneo que poder "interceptar".

Quieren instalar un interceptor en un punto denominado Lagrange L2

El artículo detalla las distancias de encuentro necesarias, en función de los elementos de resolución y el tamaño del objeto, para poder observar con detalle al cuerpo elegido que, además, tiene que venir de un lugar adecuado y acercarse en un ángulo determinado. Los cientícos entienden que el lugar óptimo es donde se encuentra ahora mismo el célebre Telescopio Espacial James Webb, un punto denominado Lagrange L2 del sistema Tierra Sol.

En este punto las fuerzas gravitatorias de la Tierra y el Sol están equilibradas, es decir, que cualquier cosa que se encuentre allí no será atraída por la gravedad de ninguno de los dos cuerpos. La razón radica en que el interceptador necesitará de muy poco combustible para permanecer en este punto, algo fundamental pues pueden pasar años o, tal vez décadas o siglos, antes de que se presente un nuevo Oumuamua que le ponga en acción.

De hecho, la NASA, está planeando la construcción de un telescopio de un Espectroscópico de Dominio de Tiempo, (TSO por sus siglas en inglés), de un diámetro de metro y medio que pueda permanecer junto al James Webb. Este observatorio podrá enfocarse en apenas unos minutos y complementarse con otro telescopio en otro de los cinco puntos Lagrange que conocemos.

Los autores del estudio calculan que en un 85% la probabilidad de que una nave estacionada en L2 pueda perseguir e interceptar un objeto de interés adecuado del tamaño de Oumuamua en el plazo de una década. 

Sobre el autor
Josep Guijarro

Josep Guijarro es reportero de prensa, radio y televisión, además de autor de varios libros entre los que cabe destacar El tesoro oculto de los templarios, Aliens Ancestrales o Coincidencias Imposibles. Es documentalista de la serie Extraterrestres (DMAX) y forma parte de los programas El Colegio Invisible y La Rosa de los Vientos, ambos en Onda Cero.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 390, enero de 2023

Nº 390, Enero de 2023