Ciencia
02/02/2023 (08:30 CET) Actualizado: 02/02/2023 (08:30 CET)

Dormir mal te hace creer en fantasmas

Una encuesta demuestra que dormir mal nos predispone a creen en fenómenos paranormales

Javier Garcia Blanco

Periodista y fotógrafo

02/02/2023 (08:30 CET) Actualizado: 02/02/2023 (08:30 CET)
Dormir mal predispone a las experiencias paranormales
Dormir mal predispone a las experiencias paranormales

¿Te cuesta conciliar el sueño? ¿Duermes poco tiempo? ¿Tus horas de sueño no se traducen en un descanso reparador cuando te levantas por la mañana?

Si la respuesta a estas preguntas es afirmativa, seguramente eres más propenso a creer en la supervivencia del alma tras la muerte, la existencia de fantasmas, la visita de extraterrestres a nuestro planeta y la posibilidad de realizar viajes astrales, entre otros fenómenos y experiencias supuestamente paranormales. Al menos, así lo ha determinado un reciente estudio publicado en el Journal of Sleep Research, en el que parece confirmarse la existencia de una clara conexión entre una mala calidad del sueño y diversas creencias paranormales.

Los autores del estudio –científicos de varias universidades británicas, estadounidenses y una española, la Universidad de Alicante– también han destacado que ciertos cuadros clínicos, como la parálisis del sueño aislada (es decir, sin una patología de fondo, como la narcolepsia) o el síndrome de cabeza explosiva (un trastorno del sueño extremadamente raro, en el que el paciente percibe un sonido muy fuerte, como un estallido, estruendo o zumbido justo cuando intenta quedarse dormido), también parecen estar relacionados con una mayor creencia en visitas extraterrestres, por ejemplo.

La parálisis del sueño y el síndrome de cabeza explosiva estan relacionados con la creencia en visitas extraterrestres

Este no es el primer estudio que halla una relación significativa entre creencias en lo paranormal y distintas variables del sueño, pero hasta ahora los estudios previos habían analizado un número de sujetos reducido y habían estudiado únicamente unas pocas variables del sueño. Ahora, el estudio publicado en el Journal of Sleep Research ha analizado una muestra de 8.853 participantes, y ha tenido en cuenta múltiples variables, como datos demográficos, trastornos del sueño (como parálisis del sueño o el citado síndrome de la cabeza explosiva), así como cuestiones directamente relacionadas con la calidad del sueño, como duración y latencia del mismo, existencia de insomnio, etc. Por medio de una detallada encuesta realizada en colaboración con la revista de divulgación científica BBC Science Focus Magazine, se cuestionó a los participantes en el estudio sobre su mayor o menor respaldo a la creencia en distintas cuestiones: el alma que sobrevive a la muerte; la existencia de fantasmas; la acción dañina de demonios; la capacidad de algunas personas de comunicarse con los muertos; las ECM (Experiencias Cercanas a la Muerte) como prueba de la vida después de la muerte, o las visitas de extraterrestres a la Tierra.

La existencia de fantasmas; la acción dañina de demonios; la capacidad de comunicarse con los muertos ha sido sondeada recientemente

«Para todas estas cuestiones –explicaron los autores del estudio–, se descubrió que un mayor nivel de creencia paranormal estaba asociado con una peor calidad subjetiva del sueño, incluso cuando se controlaba los efectos de edad y género», añadiendo que el estudio indica «asociaciones entre creencias en lo paranormal y varias variables de sueño».

¿Cuál es la razón de dicha asociación? Por el momento, según los investigadores, es difícil dar una explicación satisfactoria y completa, pues los mecanismos que conectan estas asociaciones son complejas. Es posible, por ejemplo, que la creencia en estas cuestiones –que pueden resultar inquietantes para muchas personas– perjudiquen a los sujetos a la hora de conciliar o disfrutar de un sueño largo y reparador. En otros casos, señalaron los investigadores, ciertos trastornos nocturnos, como la parálisis del sueño, pueden producir alucinaciones visuales y auditivas que llevarían a quienes los sufren a interpretar estas sensaciones como evidencia de supuestos fenómenos paranormales y a reafirmar su creencia en otras cuestiones similares.

Por otro lado, el estudio también ha analizado las creencias específicas y características relacionadas con la parálisis del sueño en distintas culturas. En Egipto y otros países árabes, por ejemplo, suele creerse que este trastorno está causado por jinns, seres sobrenaturales del folclore preislámico, mientras que en países como Italia se atribuye al Pandafeche, una supuesta entidad sobrenatural que en ocasiones se describe como una bruja malvada, un gato humanoide o incluso un fantasma.

Un 2,8% de los encuestados cree que el EHS estaba provocado por causas sobrenaturales

En cuanto a los episodios de síndrome de cabeza explosiva (EHS, por sus siglas en inglés), el estudio también ha encontrado una correlación entre su ocurrencia y la creencia en lo sobrenatural y experiencias paranormales. En concreto, el estudio revela que un 2,8% de los encuestados creía que el EHS estaba provocado por causas sobrenaturales no biológicas o incluso a algún artefacto electrónico (en línea con ideas conspirativas) y paralelamente los investigadores han descubierto que aquellas personas que sufren EHS tienen periodos de sueño más breves, latencias de inicio de sueño más largas y una peor calidad de sueño.

Por último, el estudio también encontró que la creencia en las ECM como prueba de la supervivencia del alma tras la muerte es también más habitual entre quienes sufren a menudo episodios de parálisis del sueño.

Sobre el autor
Javier Garcia Blanco

Periodista y fotógrafo especializado en temas de arte, historia y viajes. Ha publicado sus trabajos en medios como El Mundo, GEO, Lonely Planet, Condé Nast Traveler Destinos, entre otros. Autor de varios libros, como Historia negra de los Papas, Ars Secreta o Héroes y villanos. Fue jefe de edición de Año/Cero, y actualmente dirige el magazine de viajes y cultura Wanderer.es

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Año cero 403

Nº 403, marzo de 2024