Creencias
03/08/2023 (08:00 CET) Actualizado: 03/08/2023 (08:00 CET)

Están robando objetos sagrados a Ucrania

El Servicio de Inteligencia Exterior ruso acusa a occidente del robo de reliquias ortodoxas en la Guerra de Ucrania

Josep Guijarro

Periodista y escritor

03/08/2023 (08:00 CET) Actualizado: 03/08/2023 (08:00 CET)
Reliquias ortodoxas
Reliquias ortodoxas

La Inteligencia rusa asegura que Occidente está robando objetos sagrados ortodoxos de Ucrania y no piensa devolverlos. Según un informe, publicado el pasado 26 de junio por el Servicio de Inteligencia Exterior, “usan sistemáticamente los centros religiosos y culturales con fines militares” para desestabilizar la fe y la estabilidad de los fieles de la región.

Ya sucedió durante la Guerra de Irak cuando más de 15.000 artefactos fueron saqueados en museos y yacimientos arqueológicos, durante la invasión de 2003, encabezada por Estados Unidos. Hasta la Unesco intercedió pidiendo respeto al patrimonio tras los robos y el devastador incendio que sufrió la Biblioteca de Bagdad.

Una década más tarde, los iraquíes recuperaron 542 reliquias, entre ellas la estatua sin cabeza de Entemena, de la ciudad sumeria de Lagash, datada en el año 2000 antes de Cristo.

Ahora podría estar sucediendo algo parecido.

El jefe del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, Serguéi Narýshkin, declaró que "las élites globalistas, famosas por su pasión por adueñarse de las propiedades ajenas, están intensificando sus esfuerzos para saquear Ucrania" aprovechándose de su conflicto armado. El alto funcionario afirmó que antes robaban recursos económicos y materiales ucranianos, como cereales y terreno, pero que "ahora están extendiendo sus manos hacia objetos sagrados ortodoxos".

Ucrania es un país con una rica herencia cultural y religiosa. Sus iglesias y monasterios ortodoxos, con sus magníficos íconos y reliquias, son tesoros invaluables que reflejan siglos de historia y espiritualidad. Estas reliquias, que han sido custodiadas y veneradas durante generaciones, son símbolos de la fe y la identidad del pueblo ucraniano… pero, entonces: ¿Por qué Rusia se siente indignada frente al presunto robo de reliquias?

Putin defiende la moral tradicional ortodoxa
Putin defiende la moral tradicional ortodoxa

La Iglesia ortodoxa, se ha convertido en el cemento que Putin necesitaba para aspirar al imperialismo soviético. Rusia quiere erigirse en la máxima defensora de la moral social y los valores tradicionales, en el contexto de una "guerra cultural" dirigida por un Occidente "decadente", al que acusa de estar al servicio de las "fuerzas del mal". Durante una entrevista, en 2022, el líder ruso se declaró creyente ortodoxo y distinguió entre el profundo ateísmo de su padre y la genuina devoción cristiana de su madre. "Sin la conexión entre las experiencias históricas y las religiosas –manifestó-, los rusos perderíamos nuestra identidad. La unidad de la Iglesia nos ayuda".

El patriarca Kirill, máximo representante de la Iglesia Ortodoxa rusa, llegó a decir que la invasión de Ucrania era, en realidad, una lucha contra modelos de vida pecaminosos.

Narýshkin, por su parte, ha acusado al gobierno de Zelensky de ser cómplice de este saqueo de Ucrania, aunque fuentes próximas a la cúpula política de Kiev aseguran que se ha llegado a un acuerdo para transfer las reliquias del Monasterio de las Cuevas de Kiev a museos de Italia, Francia, Alemania y el Vaticano para protegerlos de los ataques con misiles de Rusia "hasta que la situación vuelva a la normalidad".

La devolución de estas reliquias no forma parte de los planes de Occidente, según la inteligencia rusa

Monasterio de las Cuevas, en Kiev
Monasterio de las Cuevas, en Kiev


Pero, el jefe de la Inteligencia exterior explicó que "la devolución de estas reliquias no forma parte de los planes de Occidente y de la junta títere de Kiev", puesto que esta "operación especial fue organizada por la ONG suiza Alianza Internacional para la Protección del Patrimonio en Zonas en Conflicto (ALIPH), que actúa en coordinación con la Unesco, está encabezada por el coleccionista privado estadounidense Thomas Kaplan".

Neoyorquino de origen judío, Kaplan heredó de las familias de su padre, Jason Kaplan, y de su madre, Lillian Jean Berger, el amor por la cultura y por el conocimiento hasta convertirse en un exitoso inversor, filántropo, y coleccionista de arte.

Por dicha razón, la Inteligencia Exterior rusa concluye que "cuanto más destructivo y prolongado sea el conflicto en Ucrania, más objetos valiosos podrán robar", y prometió: "Los asaltantes occidentales de tumbas olvidan que para ellos estos objetos robados son solo artefactos caros, pero para el mundo ruso son artefactos invaluables, los vamos a recuperar y definitivamente los recuperaremos".

María Zajárova, portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, dijo que el expolio es para "destruir los fundamentos tradicionales de la sociedad ucraniana", y añadió: "Es evidente que los neonazis de Kiev son ajenos a los intereses del pueblo del país y de la propia Ucrania".

Y si nos vamos más lejos, los gobiernos europeos todavía poseen reliquias ajenas que robaron a otros países durante la Segunda Gerra Mundial.

Los nazis involucrados en la búsqueda de objetos que habían tenido en las leyendas medievales o modernas una gran trascendencia como elementos de poder. El Santo Grial, por ejemplo, concedía la vida eterna o el Arca de la Alianza o la lanza de Longinos, daban –según la leyenda- un poder prácticamente absoluto. Esto era lo que buscaba el Tercer Reich para marcar un giro en los acontecimientos de la contienda.

Tal era la obsesión de Hitler por recuperar reliquias perdidas que creó la Ahnenerbe, una organización que formaba parte de las SS y estaba liderada por Himmler. Los arqueólogos y antropólogos que trabajaban al servicio del ocultismo nazi viajaron por el mundo en busca de misteriosos tesoros entre los que cabe añadir –además de los ya mencionados- la piedra de Scone sobre la que se coronan los reyes ingleses o el fabuloso salón de Ámbar.

Sobre el autor
Josep Guijarro

Josep Guijarro es reportero de prensa, radio y televisión, además de autor de varios libros entre los que cabe destacar El tesoro oculto de los templarios, Aliens Ancestrales o Coincidencias Imposibles. Es documentalista de la serie Extraterrestres (DMAX) y forma parte de los programas El Colegio Invisible y La Rosa de los Vientos, ambos en Onda Cero.

Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

nº404

Nº 404, mayo de 2024