Ciencia

Un objeto misterioso tapa una estrella durante 200 días

Los científicos desconocen qué es lo que hizo que esta estrella quedara completamente eclipsada.

irene foto autor

Periodista e Historiadora

30 de junio de 2021 (11:50 CET)

Un objeto misterioso tapa una estrella durante 200 días
Un objeto misterioso tapa una estrella durante 200 días

Los astrónomos se quedaron sorprendidos mientras observaban una misteriosa estrella, ya que, como pudieron comprobar, ésta desapareció completamente durante 200 días, llegando a perder el 97% de su brillo. Los científicos no llegaban a entender qué había sucedido. En 17 años de observación, este insólito suceso sólo tuvo lugar en el año 2012. ¿Qué es lo que causó que la estrella fuese prácticamente eliminada del espacio durante 200 días?

Posiblemente se trate de un fenómeno que todavía no ha sido identificado

En un estudio reciente en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, se mencionan algunas de las teorías barajadas por los investigadores. Posiblemente se trate de un fenómeno que todavía no ha sido identificado, como podría ser un disco oscuro de material que se encuentra orbitando un agujero negro o un disco oscuro que está envuelto de polvo. El objeto en cuestión debe ser de grandes dimensiones, puesto que eclipsó a la estrella completamente, y ópaco puesto que consiguió bloquear por competo la luz de la estrella.

La autora del estudio, la astrónoma Leigh Smith, de la Universidad de Cambridge, ha especificado que "es inusual que una estrella pierda tanto brillo y durante tanto tiempo. Esto inmediatamente me llamó la atención como algo inusual". Mientras estaba estudiando los datos del proyecto denominado Variables VISTA en la Vía Láctea (VVV), pudo observar a esta estrella. 

Cuantos más datos obtienen sobre la estrella, más preguntas surgen

La estrella fue designada como WIT, What Is This? (¿Qué es esto?), el acrónimo con el que denominan aquello que identifican en el espacio y que desconocen. Tras observarla más en profundidad, le dieron definitivamente el nombre de VVV-WIT-08. Posteriormente, identificaron que se encontraba a 25.000 años luz de distancia y que debía de tener ocho mil millones de años, siendo además unas 100 veces más grande de lo que lo es el sol.

Sin embargo, conforme recababan más datos sobre la estrella, más preguntas se surgían. La teoría que rechazaron radicalmente fue la de que se tratase de una especie de eclipse causado por la alineación causal de un objeto oscuro cercano a la Tierra, de manera que este se hubiera interpuesto entre ambos. 

Hay muchas cosas que no sabemos sobre esta estrella

En cuanto al resto de teorías que todavía siguen en pie, parece que les encaja la idea de que se trate de un enorme disco de escombros polvorientos que se encuentran girando alrededor de una estrella compañera en órbita, como precisamente sucede con Epsilon Aurigae, que suele ser eclipsada por su compañera cada 27 años. Sin embargo, ¿podría tratarse también de un agujero negro en órbita rodeado por un anillo de escombros? Podría ser, pero este fenómeno todavía no ha sido identificado.

COMPORTAMIENTOS EXTRAÑOS

No es la primera vez que se identifica una estrella como esta, la cual experimenta una clara fluctuación en su brillo. Un ejemplo de estas estrellas variables es Betelgeuse, la cual en 2019 se atenuó, lo que llevó a los investigadores a considerar que podría explicar en cualquier momento. Al final, no lo hizo, simplemente, con posterioridad, llegó a alcanzar su brillo normal, por lo que los astrónomos acabaron considerando que se trató de un velo polvoriento que se produjo en su región sur. 

En 2015, también se produjo otra situación similar. Los astrónomos consiguieron observar a una estrella que parpadeaba de una manera enigmática. Esto les llevó a creer que su luz podría estar siendo bloqueada por una megaestructura alienígena. Sin embargo, tres años después, se acabó esclareciendo la situación: el polvo había sido el culpable.

En lo que respecta a la estrella de 2012, todavía no se sabe con exactitud qué causó su desaparición durante 200 días. Sin embargo, como ha declarado Jason Wright, perteneciente a la Universidad Estatal de Pennsylvania, aunque no participante del estudio, "hay muchas cosas sobre esa estrella que no sabemos". ¿Qué tapó u ocultó a la estrella? Habrá que seguir atentos a las investigaciones.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 374, Septiembre de 2021

Nº 374, Septiembre de 2021