Hechos paranormales

Las primeras psicofonías son más antiguas de lo que crees

Lejos de lo que se piensa, la primera psicofonía no fue la captada por Friedrich Jürgenson mientras grababa el canto de los pájaros en 1959. Encontramos llamativos ejemplos muchos años antes.

espacio misterio

4 de febrero de 2021 (18:20 CET)

Las primeras psicofonías son anteriores a 1959
Las primeras psicofonías son anteriores a 1959

Aunque se hicieron populares a partir de 1959 con el avance de la tecnología para registrar sonido, las primeras “psicofonías” se remontan a comienzos del siglo XX, cuando el fenómeno no era reconocido como tal y muchísima gente creía en la posibilidad de contactar con seres fallecidos a través de otros canales. El espiritismo estaba en auge y muchas personas buscaban a la desesperada recibir un mensaje del más allá a través de la Ouija, los médiums y otros métodos más o menos sugerentes.

Es en ese contexto cuando el antropólogo Waldemar Bogras registró a través de la trompeta de su fonógrafo unas extrañas voces que no deberían haberse colado. Bogras se había desplazado a Siberia para estudiar a la tribu de los Tohountchi. Había estado grabando uno de los bailes ceremoniales de dicha tribu y, al escuchar el resultado se encontró con unas voces desconocidas que, obviamente, no era consciente de haber registrado. Sonaban muy próximas al aparato y no era capaz de explicarse cómo había podido suceder.

Años más tarde, ya en 1909 y como respuesta a la necesidad existente en la sociedad de comunicarse con el más allá de la forma más directa y veloz posible, el portugués Augusto de Oliveira Cambraia, patentó en Río de Janeiro el Telégrafo Vocativo, con el objetivo de facilitar la comunicación con diferentes planos y dimensiones y proporcionar a los espíritus una forma de comunicarse con los vivos.

Cuando encendieron otra vez la máquina, ambos sacerdotes no oyeron el canto gregoriano que esperaban oír, sino la voz del padre fallecido de Gemelli

Pero la primera psicofonía como tal fue obtenida en el laboratorio de Física la Universidad del Sagrado Corazón de Milán. Fue en el año 1952, concretamente el 17 de septiembre. Los responsables fueron los sacerdotes Agostino Gemelli y Marcello Pellegrino Ernetti, que estaban grabando cantos gregorianos. El alambre de aquellas primeras grabadoras electromagnéticas se rompía una y otra vez, y Gemelli exclamó en voz alta: "Oh padre, ayúdame", invocando a su progenitor fallecido. Cuando encendieron otra vez la máquina, ambos sacerdotes no oyeron el canto gregoriano que esperaban oír, sino la voz del padre de Gemelli que decía: "¡Pero por supuesto te ayudaré! Estoy siempre contigo".

Pocos años después, en 1959, Friedrich Jürgenson se sorprendería al encontrarse la supuesta voz de su madre ya fallecida llamándole desde la cinta de la grabadora que había utilizado para grabar el canto de los pájaros para un documental. Fue a partir de ese momento, considerado el punto inicial de la investigación psicofónica, cuando miles de personas se sintieron atraídas por tan sugerente fenómeno y las psicofonías se colaron en el imaginario popular como una forma de contactar con los muertos. Aunque esta sea solo una posibilidad sin confirmar a día de hoy. Descartado el fraude, son otras muchas las hipótesis que tratan de dar respuesta a un desconcertante fenómeno. Hay quienes piensan que es la mente del propio experimentador la que consigue registrarse de una forma extraña en algunas grabaciones, de ahí su etimología Psico –mente- y fonos –sonido-. En cualquier caso, se ha convertido en uno de los fenómenos extraños más populares, más hoy en día, cuando todos tenemos la posibilidad de grabar con nuestro teléfono móvil, por ejemplo. Aunque desde luego, no es lo más recomendable.

Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 374, Septiembre de 2021

Nº 374, Septiembre de 2021