Historia oculta
13/03/2023 (08:00 CET) Actualizado: 13/03/2023 (08:00 CET)

Descubren misteriosas estructuras de piedra en Arabia Saudita

Unas misteriosas estructuras de piedra, sólo visibles desde el aire, han sido detectadas en pleno desierto de Arabia Saudita.

Josep Guijarro

Periodista y escritor

13/03/2023 (08:00 CET) Actualizado: 13/03/2023 (08:00 CET)
Enigmáticas estructuras en el desierto arábico (Crédito cortesía de APAAME)
Enigmáticas estructuras en el desierto arábico (Crédito cortesía de APAAME)

Cientos de miles de estructuras de piedra, sólo visibles desde el aire, como las famosas pistas y geogllifos de Nazca, jalonan los desiertos de Oriente Medio y el norte de África.

Son lo que los beduinos llaman «Puertas de los ancestros». Datan de hace miles de años y sus formas geométricas representan infinidad de objetos, desde puertas de cercados a cometas, pasando por colgantes o ruedas. En la mayoría de los casos, su tamaño es tan grande que sólo a vista de pájaro se pueden escrutar sus diseños.

Quienes realizaron estas estructuras de piedra tendrían, seguramente, sus razones para plasmarlas así, pero su propósito es oscuro para los pocos arqueólogos que han profundizado en su enigma.

La tecnología satelital ha permitido la localización de estos geoglifos en el desierto

Esta puerta de los ancestros es la quinta más grande de las documentadas hasta ahora, cortesía APAAME
Esta puerta de los ancestros es la quinta más grande de las documentadas hasta ahora, cortesía APAAME

Y es que estas «puertas» se ubican en lugares inaccesibles, en pleno desierto, una región en el centro-oeste de Arabia Saudita llamada Harrat Khaybar. Sólo la llegada de los satélites y más recientemente la tecnología Google Earth ha permitido aproximarse a este misterio arqueológico.

Algunas de las «puertas de los ancianos», como las llaman desde 1920 los beduinos, han sido descubiertas a través de imágenes vía satélite después de que, en 1995, el presidente Bill Clinton ordenara la desclasificación de las antiguas imágenes satelitales de la CIA.

El grueso llegaría en 2008, cuando el doctor Abdullah al-Sa'eed y colegas con sede en Riyadh (autoproclamados The Desert Team)  comenzaron a explorar a través de Google Earth, dos millones de kilómetros cuadrados de Arabia Saudita y, en concreto, el enorme campo de lava del oeste del país, llamado Harrat Khaybar. Allí localizaron las primeras estructuras, cerca de 400, que llamaron la atención del David Kennedy, profesor emérito de Arqueología e Historia Romanas en la Universidad de Australia Occidental e investigador asociado honorario en la Universidad de Oxford. 

Juntos publicaron un primer trabajo en Live Science acerca de las formaciones «en forma de pared» que cubrían antiguas cúpulas de lava.

Se trata de las estructuras más antiguas hechas por el hombre en esta remota región

Una estructura en forma de triángulo apunta a una diana, cortesía APAAME
Una estructura en forma de triángulo apunta a una diana, cortesía APAAME

Las puertas están construidas en piedra. Sus paredes son toscas y no muy altas y «parecen ser las estructuras más antiguas hechas por el hombre en el paisaje», señaló Kennedy en la revista Arabian Archaeology and Epigraphy.

La más pequeña se extiende unos 13 metros, mientras que la más larga mide 518 metros de largo. Muchas de las «puertas» tienen múltiples paredes de piedra que, en algunos casos, forman un diseño rectangular; algunas de las otras, llamadas puertas tipo «I», tienen un solo muro de piedra con montones de piedras en cada extremo.

Los vulcanólogos Vic Camp y John Roobol mapearon un área de Harrat Khaybar que incluía el mencionado domo de lava que había sepultado algunas puertas y otras estructuras de piedra. Esto permite retrotraer los diseños siete mil años atrás, que es cuando calculan tuvo lugar la última erupción del Jabal Abyad, «montaña blanca» en árabe.

Camp y Roobol dicen que los volcanes ya no están activos por lo que la lava basáltica que cubrió algunas de las estructuras de piedra, incluidas las puertas posee miles de años.

Desde entonces Kennedy ha geolocalizado 917 cometas en Harrat Khaybar; casi 400 puertas de los ancestros, principalmente en la misma área y una variedad de tipos de sitios encontrados en varios campos de lava.

Entre el 27 y el 29 de octubre de 2017, un equipo arqueológico tomó cerca de seis mil fotografías aéreas de aproximadamente unos 200 sitios arqueológicos en la región de Al-Ula en Arabia Saudita. Algunas son realmente espectaculares.

Dos puertas junto a un flujo de lava en Harret Khaybar
Dos puertas junto a un flujo de lava en Harret Khaybar

El área incluye decenas de tumbas excavadas en la roca en los afloramientos rocosos de la llanura y que evocan a las de la capital nabatea, Petra, que dista unos 500 kilómetros al norte.

Una de las imágenes resulta inquietante por su semejanza con las conocidas esferas de Klerksdorp. Se trata de unas bolitas de pirita que los mineros en Ottosdal (Sudáfrica) han ido encontrando sobre estratos precámbricos, es decir, hace la friolera de 2.800 millones de años. 

La singularidad de su aspecto externo induce a pensar en un origen artificial para aquellos ejemplares que actualmente se exhiben en el Museo de Klerksdorp.

Una de las puertas de los ancestros parece representar un OOPART sudafricano

Esta estructura guarda gran parecido con las esferas de Klerksdorp, cortesíaAPAAME
Esta estructura guarda gran parecido con las esferas de Klerksdorp, cortesía APAAME

Todas las esferas presentan formas perfectamente redondeadas y una superficie pulida, con una línea recta rodeando el diámetro mayor que, frecuentemente, aparece acompañada de otras dos líneas paralelas distribuidas hacia un lado y hacia el otro de la línea central.

Las esferas metálicas de Klerksdorp son consideradas un OOPART, acrónimo de (Out of Place Artifact), una denominación empleada para decenas de objetos hallados en distintos lugares del planeta que, aparentemente muestran un nivel tecnológico que no encaja con la edad estimada mediante estudios físicos, químicos y/o geológicos.

Son muchos los especialistas que opinan que las esferas pertenecieron a una civilización tecnológicamente avanzada y extinguida hace más de 2.800 millones de años, cuando la roca que las contenía comenzó a solidificarse. Fruto de un proceso natural o de la mano del hombre, cabe preguntarse: ¿es pura coincidencia que se halle representado «algo parecido» en el desierto de Arabia Saudita? Es una icógnita, una más de este fascinante misterio arqueológico.

Sobre el autor
Josep Guijarro

Josep Guijarro es reportero de prensa, radio y televisión, además de autor de varios libros entre los que cabe destacar El tesoro oculto de los templarios, Aliens Ancestrales o Coincidencias Imposibles. Es documentalista de la serie Extraterrestres (DMAX) y forma parte de los programas El Colegio Invisible y La Rosa de los Vientos, ambos en Onda Cero.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

nº404

Nº 404, mayo de 2024