Historia oculta
10/10/2022 (12:22 CET) Actualizado: 10/10/2022 (12:22 CET)

¿Oculta una moneda bizantina la representación de una supernova?

Un estudio propone que un espectacular evento astronómico fue representado de forma codificada en una moneda bizantina

Javier Garcia Blanco

Periodista y fotógrafo

10/10/2022 (12:22 CET) Actualizado: 10/10/2022 (12:22 CET)
¿Oculta una moneda bizantina la representación de una supernova?
¿Oculta una moneda bizantina la representación de una supernova?

En el año 1054 de nuestra era, el brillante estallido de una supernova se hizo visible en el firmamento, siendo vista desde diferentes puntos de nuestro planeta. El espectacular evento astronómico –fue visible durante 23 días en horas diurnas y durante 653 noches–, fue registrado por astrónomos chinos, que la bautizaron como 'estrella invitada', pero también en otros puntos como Japón, Irak o el sur de los actuales Estados Unidos de América, donde los indios anasazi y mimbres dejaron constancia de su visión. Sin embargo, durante décadas los estudiosos actuales se han preguntado por la ausencia de referencias a este espectacular episodio en las fuentes europeas cristianas, pues sin duda alguna tuvo que detectarse también desde esas latitudes. Ahora, un reciente estudio podría arrojar una pista de las razones de este silencio, gracias a la información 'codificada' en una moneda bizantina.

El trabajo, publicado el pasado mes de agosto en la revista European Journal of Science and Theology, se hace eco de la investigación realizada por varios científicos de la Universidad Occidental de Sidney, como Miroslav D. Filipovic o Nico F. H. Tothill, que ya habían investigado anteriormente evidencias históricas sobre la visión de la supernova, hoy conocida como SN 1054. Para llevar a cabo su investigación, los científicos han analizado cuatro monedas bizantinas que fueron acuñadas entre los años 1042 y 1055 d.C., durante el reinado del emperador bizantino Constantino IX. Tres de ellas muestra una "estrella" junto a la cabeza del emperador, mientras que la cuarta representa a dos "estrellas". Según los investigadores, esta última moneda podría estar representando de forma sutil –pues su autor corría el riesgo de ser considerado un hereje– la visión de la supernova SN 1054.

Moneda supernova
Crédito: cngcoins.com/ Filipovic et al.

En opinión de los investigadores, en esta moneda la cabeza del emperador sería al mismo tiempo una representación simbólica del sol, mientras la estrella oriental estaría representando a Venus, la llamada "estrella de la mañana", y la occidental sería una representación de la supernova SN 1054, que fue visible durante 23 días frente al planeta Venus. Además, según los autores de la publicación, la representación visible en la moneda podría tener además un doble significado, pues las "estrellas" también podrían estar representando a la Iglesia ortodoxa de Oriente y la Iglesia católica de Occidente, que precisamente habían protagonizado en esa fecha el conocido como Cisma de Oriente, que supuso la separación definitiva De la Iglesia estatal asociada hasta entonces al Imperio romano y que se basaba en la pentarquía, la autoridad de los cinco patriarcas de Roma, Constantinopla, Alejandría, Antioquía y Jerusalén.

De hecho, esta circunstancia –según los investigadores– podría servir para explicar porqué las fuentes europeas cristianas se mostraron tan "silenciosas" a la hora de mencionar la visión de la supernova. En su opinión, las autoridades eclesiásticas podrían haber tenido "un prejuicio filosófico contra cualquier cambio observado en el cielo nocturno, supuestamente perfecto, inmutable y eterno", explicaron los autores en el estudio.

Al menos un sabio bizantino habría burlado la prohibición de mencionar la presencia del evento astronómico

Así pues, la concurrencia en el tiempo del Cisma de Oriente y la visión de SN 1054 habría llevado a la jerarquía eclesiástica a ignorar la supernova. Sin embargo, y a juzgar por las evidencias que ellos creen haber encontrado en esta moneda, al menos un sabio bizantino habría burlado la prohibición de mencionar la presencia del evento astronómico utilizando, precisamente, una representación numismática del emperador.

"Teniendo en cuenta la posición de la Iglesia respecto a la astronomía y la astrología, habría un poderoso motivo para no informar de algo como la supernova, pues amenazaría el statu quo teológico y astronómico de la época. Quizá una de las formas en las que un inteligente astrónomo podría haber dejado constancia del hecho habría sido incluir un código cifrado, en este caso una moneda especial acuñada tras el suceso de 1054".

Para completar su investigación, los autores examinaron también 36 copias de la moneda, conservadas en distintos museos de todo el mundo. Y, curiosamente, detectaron otro detalle singular: el tamaño de la "estrella" que en su opinión se corresponde con SN 1054 no es uniforme en todas las piezas, sino que parece ir reduciéndose poco a poco. Esto, aseguran, podría deberse a la atenuación gradual de SN 1054 en el firmamento, que fue haciéndose cada vez menos visible.

Aunque la hipótesis propuesta por los científicos australianos es sin duda sugerente, lo cierto es que por el momento carece de evidencias concretas –algo que ellos mismos reconocen–. Así que, mientras se produce algún nuevo hallazgo que permita reforzar su teoría, al menos podemos elevar la vista al firmamento –con ayuda de un buen telescopio–, y disfrutar de la hermosa visión de SN 1054, hoy convertida en un remanente de aquel evento astronómico, y que se conoce con el evocador nombre de nebulosa del Cangrejo, debido a su peculiar y característica forma.

Sobre el autor
Javier Garcia Blanco

Periodista y fotógrafo especializado en temas de arte, historia y viajes. Ha publicado sus trabajos en medios como El Mundo, GEO, Lonely Planet, Condé Nast Traveler Destinos, entre otros. Autor de varios libros, como Historia negra de los Papas, Ars Secreta o Héroes y villanos. Fue jefe de edición de Año/Cero, y actualmente dirige el magazine de viajes y cultura Wanderer.es

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 389, Diciembre de 2022

Nº 389, Diciembre de 2022