Historia oculta

Ocultura: la hipótesis siluriana

¿Podría haber existido, hace millones de años, una civilización industrial de la que no nos ha llegado noticia?

Javier Sierra autor web

Periodista y escritor

23 de agosto de 2021 (12:25 CET)

Ocultura: la hipótesis siluriana
Ocultura: la hipótesis siluriana

En 1970 la popular serie de ficción británica Doctor Who emitió un episodio en el que especulaba con la idea de que hace millones de años la Tierra estuvo poblada por una civilización de siluros inteligentes. Sus fósiles habrían sido desenterrados por una prueba nuclear y revividos de forma accidental. Aquel extraño capítulo se clavó en la retina de dos futuros científicos, el climátologo Gavin Schmidt, del Instituto Goddard de la NASA, y el físico Adam Frank, que terminarían preguntándose en un texto académico para el International Journal of Astrobiology si una situación parecida –el hallazgo de fósiles de una cultura olvidada– sería factible hoy.

¿Podría habes existido, hace millones de años, una civilización industrial de la que no nos ha llegado noticia? ¿Cómo podríamos detectarla en los registros fósiles? ¿Qué trazas habría dejado? ¿Sería humana? ¿Podría haberse desarrollado una inteligencia en la Tierra a partir de otra especie?

Los científicos se preguntan en su estudio si es posible el hallazgo de fósiles de una humanidad olvidada

Movidos por aquel recuerdo televisivo, los dos científicos bautizaron su trabajo como "la hipótesis siluriana". Se publicó por primera vez hace cuatro años con el beneplácito de la Universidad de Cambridge, y me sorprende que haya pasado tan desapercibida a los amantes del misterio. A fin de cuentas, algunas de sus preguntas las habría suscrito con los ojos vendados el fallecido doctor Javier Cabrera (1924-2001), que desde los tiempos de Doctor Who sostenía que en Ica (Perú) había reunido pruebas de que existió otra humanidad hace 65 millones de años que llegó a convivir con los dinosaurios. Su evidencia consistía en una serie de piedras grabadas y cerámicas en las que se adivinaba a un grupo de "humanos" cabalgando grandes saurios y manipulándolos con instrumentos irreconocibles. Cabrera recuperó del desierto de Ocucaje incluso escenas con operaciones quirúrgicas, lo que parecían mapas y hasta máquinas voladoras.

Dudo que Schmidt y Frank hayan oído hablar nunca de Cabrera. Y aunque lo hubieran hecho, es poco probable que hubieran etiquetado como prueba unas rocas que podrían haberse grabado –como de hecho se sospecha– en épocas recientes. Lo que ellos proponen es distinto. Tras contemplar lo que hemos hecho con nuestra civilización industrial en los últimos 300 años y las alteraciones que hemos incorporado a los sedimentos de nuestra era geológica (el Antropoceno), ¿podríamos buscar huellas parecidas en el Paleozoico, hace cientos de millones de años?

Según los investigadores, ni buscando activamente esa hipotética civilización la reconoceríamos

Pensémoslo. Nuestra especie ha consumido en los últimos tres siglos 0.5 trillones de toneladas de carbón, petróleo y gas natural. Y lo ha hecho a mucha más velocidad que cualquier proceso natural. Eso deja huella. Hemos llenado el planeta de fertilizantes nitrogenados para nuestros cultivos que han alterado el ciclo natural del nitrógeno. Eso también se detecta. Hemos canlizado grandes ríos como el Mississipi, que han dejado en los océanos más sedimentoss que los que habría depositado sin nuestra intervención. Por no hablar de los miles de trillones de micro y nano partículas de plástico que circulan en el aire, agua y organismos vivos que morirán con ellos dentro. O la expansión de elementos químicos como los esteroides, alquenonas y lípidos que darán fe de nuestro paso por la Tierra dentro de millones de años. Todo ello dejará cicatrices geológicamente detectables.

Aunque los doctores Scmidt y Frank dudan de que una civilización anterior pudiera haber dejado registros similares en la Tierra, se lo plantean muy seriamente y animan a buscarlos. "Siempre es malo decidir sobre la veracidad o falsedad de una idea teniendo en cuenta las consecuencias de que sea verdad", dicen adelantándose a lo que un hallazgo de esa envergadura supondría. Aunque también son muy conscientes de lo difícil que será dar con una evidencia incontestable. Visto desde su perspectiva geológica, OOPARTs como la máquina de Antikytera son objetos que no sobrevivirían al paso de una fracción de los tiempos que manejan. En su ámbito temporal, los marcadores más osados que usa la arqueología (como el gas concentrado en un núcleo de hielo, un isótopo radioactivo de vida media, el Carbono 14...), no servirían para nada. Ninguno funciona en escala de miles de años.

En la conclusión de su informe estos dos científicos aseguran que la huella geológica que podría haber dejado una eventual civilización industrial remota parecida a la nuestra sería en realidad indistinguible de otros eventos geológicos. Nuestra propia cicatriz antropocénica, aunque seria, se diluirá también con el paso de los eones.

Es desolador. Según ellos, ni buscando activamente esa hipotética civilización la reconoceríamos.

Pero yo no me desanimo. Imposible no es un término que figure en mi diccionario.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 374, Septiembre de 2021

Nº 374, Septiembre de 2021