Historia oculta

Primera prueba física del consumo de alucinógenos en el arte rupestre

En las grietas de una cueva californiana, un equipo internacional de investigadores han identificado restos masticados de una planta sagrada.

Josep Guijarro

Periodista y escritor

1 de Diciembre de 2020 (15:35 CET)

Primera prueba física del consumo de alucinógenos en el arte rupestre
Primera prueba física del consumo de alucinógenos en el arte rupestre

Un sorprendente descubrimiento en el sur de California aporta la primera prueba empírica de que los artistas prehistóricos consumían alucinógenos para pintar en el interior de las cuevas bajo un estado alterado de conciencia. El hallazgo ha sido reportado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Durante décadas, los investigadores han debatido acerca del significado de ciertas imágenes abstractas, a veces de aspecto psicodélicolo, como los llamados tectiformes o las espirales que aparecen en cuevas con pinturas rupestres. Ahora, un equipo internacional de investigadores ha descubierto montones masticados de 400 años de antigüedad en la cueva sagrada de Pinwheel, situada al sur del estado de California, en Estados Unidos. Los masticados eran de una planta llamada Datura wrightii, que posee potentes propiedades psicoactivas.

Rellenando las grietas del techo, los investigadores hallaron restos de una planta alucinógena

Este yacimiento era objeto de estudio desde 2007. El arqueólogo David Robinson documenta allí el arte rupestre de California. Los arqueólogos descubrieron que más de 50 pequeñas grietas del techo contenían montoncitos de fibras vegetales masticadas. Si bien es común encontrar masticados de yuca y ágave en los yacimientos arqueológicos del oeste de Estados Unidos, esta es la primera vez que se identifica la Datura entre ellos. La datación por radiocarbono ha confirmado su antigüedad demostrando que fueron introducidas en la cueva entre los años 1530 y 1890 d.C.

El análisis químico de los restos identificó sustancias psicoactivas como la escopolamina y atropina, que son alcaloides alucinógenos. Esta circunstancia, y el hecho de que la datura se utilizaba entre las tribus locales como una sustancia psicoactiva con fines espirituales, en la misma línea que la ayahuasca y el peyote, lleva a pensar a los expertos que los dibujos de la cueva fueron elaborados en un estado alterado de conscinecia.

Históricamente, el pueblo chumash, heredero de estos territorios, consumía la planta durante las ceremonias de iniciación y las búsquedas de visión chamánica,

La flor de la datura
La flor de la datura

Pinwheel –nombre de la cueva- fue dado por el hallazgo de un molinete («pinwheel» en inglés) en su interior. A la luz de los nuevos hallazgos, los investigadores creen que el “molinete” es, en realidad, la representación de la datura cuya flor se abre por la noche formando un patrón en espiral.

Las ceremonias con datura, como muchas tradiciones religiosas nativas americanas, fueron reprimidas por décadas de políticas estadounidenses de asimilación forzosa y desplazamiento de sus tierras ancestrales. Muchas prácticas rituales indígenas se prohibieron explícitamente hasta el siglo XX. Los miembros vivos de la tribu no han continuado con su uso ritual.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 366, Enero 2021

Nº 366, Enero de 2021