Historia

Contactos entre Europa y América antes de Colón

Los últimos descubrimientos arqueológicos han demostrado que existió el comercio entre América y Europa con anterioridad a la llegada de Cristóbal Colón.

22 de Febrero de 2021 (17:52 CET)

El comercio precolombino con Europa existió
El comercio precolombino con Europa existió

El último hallazgo en el ámbito de la arqueología no deja indiferente a nadie. El estudio de unas cuentas de color azul brillante, encontradas en Alaska, ha permitido determinar su fabricación en Europa antes de la llegada de Cristóbal Colón al continente americano. Esta investigación, que ha sido publicada en American Antiquity, supone un antes y un después con respecto al contacto entre ambos continentes.

Hasta el momento, se había considerado que el primer explorador que había tenido contacto con los nativos de Alaska fue el danés Vitus Bering, que viajó hasta allí en 1741 dando nombre al conocido Estrecho de Bering. Sin embargo, este nuevo hallazgo puede suponer un cambio sustancial en la historia que conocemos. ¿Podrían haber salido los habitantes de Alaska del lugar con anterioridad a este hecho?

LA INCÓGNITA DE LAS CUENTAS EUROPEAS

Desde su descubrimiento en 1960, estas cuentas han sido encontradas en tres sitios indígenas diferentes, cuyos registros arqueológicos albergan otros materiales como cordeles, huesos de animales, carbón o brazaletes de cobre. Precisamente el primero de estos, el cordel, ha resultado especialmente importante en la investigación. Gracias al análisis por radiocarbono, este objeto ha sido datado entre los años 1397 y 1488. Esto es algo que, en palabras de Michael Kunz, co-investigador del estudio y arqueólogo del Museo del Norte de la Universidad de Alaska, supuso un cambio sustancial en la investigación: “Estábamos asombrados porque eso fue varias décadas antes de que Colón descubriera el Nuevo Mundo”.

PERLAS INT
Las cuentas realizadas en vidrio por venecianos y encontradas en distintos puntos de Alaska (American Antiquity)

Otra evidencia importante ha sido aportada por el análisis instrumental de activación de los neutrones, que ha permitido saber la composición química de las cuentas. A partir de este análisis los investigadores determinaron que “las cuentas de Alaska están hechas de vidrio de soda, típico de la fabricación veneciana del siglo XV y más tarde en el resto de Europa”. De esta manera, las cuentas habrían viajado por la Ruta de la Seda, a través de Asia oriental hasta alcanzar finalmente el Estrecho de Bering. Ahora mismo, tras la publicación de este interesante descubrimiento, se plantea que las cuentas azules llegaran todas a la vez y fuesen comercializadas en un centro comercial indígena regional llamado Sheshalik, situado entre el río Noatak y el estrecho de Bering.

LA GRAN POLÉMICA

Sin embargo, este descubrimiento no ha estado exento de controversia entre los investigadores, ya que algunos rechazan que las cuentas sean más antiguas que el viaje que realizó Colón a América en 1492. “Estas cuentas no pueden ser precolombinas, porque los europeos no estaban haciendo cuentas de este tipo tan pronto”, aseveró Elliot Blair, profesor de Antropología en la Universidad de Alabama. "Este artículo es una advertencia para sensacionalizar una historia más allá de lo que la evidencia apoya", por lo que, para él, la cronología es posterior a 1550, necesitándose "pruebas muy sólidas para adelantar esta fecha". Pero no es el único que opina así. Otros aspectos como el lugar de procedencia de las cuentas también están siendo objeto de la polémica. Para Karlis Karklins, investigadora independiente, "es muy probable que las cuentas se hayan originado en Francia y no en Venecia, según los hallazgos en un sitio de fabricación de cuentas en Rouen".

Aunque haya voces contrarias al descubrimiento, sobre todo por la repercusión histórica que conlleva, no hay que pasar por alto su importancia, ya que supone haber hallado el producto europeo más antiguo encontrado en el continente americano. Los propios autores de la investigación son conscientes de este hecho, pero no piensan parar hasta poder modificar la historia existente: "Esta investigación que hemos realizado demuestra que este tipo de cuentas existían mucho antes de que se pensara que existían", dijo Kunz. "Vamos a contracorriente. Pero tenemos buena evidencia científica que respalda lo que estamos diciendo".

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 368, Marzo de 2021

Nº 368, Marzo de 2021