Historia

Estudian el mensaje en una botella que una niña arrojó al mar desde el Titanic

Un equipo de investigadores de la Universidad de Quebec en Rimouski trata de desentrañar la autenticidad del mensaje en una botella arrojado al mar por una niña de 13 años que perdió la vida en el Titanic.

autor Jesus Ortega

Periodista

10 de mayo de 2021 (16:05 CET)

Estudian el mensaje en una botella que una niña arrojó al mar desde el Titanic
Estudian el mensaje en una botella que una niña arrojó al mar desde el Titanic

"Estoy tirando esta botella al mar en medio del Atlántico. Llegamos a Nueva York en unos días. Si alguien la encuentra, dígaselo a la familia Lefebvre en Liévin". Este es el mensaje que, supuestamente, tiró al mar en una botella Mathilde Lefebvre, de 13 años, a bordo del Titanic en 1912. Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Quebec en Rimouski (UQAR) está tratando de descubrir si puede ser auténtica o una falsificación como tantas otras.

Una familia encontró la botella con el mensaje en una playa de Hopewell Rocks, en la provincia canadiense de New Brunswick, hace algunos años. Según las investigaciones realizadas, Mathilde y su familia procedían de Liévin, en la región francesa de Pas-de-Calais. Junto a su madre, Marie Daumont, y tres de sus hermanos, habrían viajado a bordo del Titanic con billetes de tercera clase. Iban a Nueva York al encuentro de su padre, Franck Lefebvre, y el resto de hermanos, que emigraron a EE UU en busca de trabajo.

Estamos seguros de que el papel de la carta y la botella datan de antes de 1912

El equipo de la UQAR ha estudiado también la composición química de la botella, el corcho, el papel y la tinta. "Este es, sin duda, un documento muy valioso. Estamos seguros de que el papel de la carta y la botella son materiales que datan de antes de 1912", señala Manon Savard, uno de los arquólogos del equipo, en una entrevista con Le Journal de Montreal. Sin embargo, ante la existencia de cartas anteriores que resultaron ser falsificaciones, el grupo de investigadores prefiere extremar la cautela: "a todos nos gustaría creer esta historia, pero tenemos varias preguntas sobre la autenticidad de esta carta". Por ejemplo, están tratando de determinar si la letra de Mathilda es equiparable a la de los niños franceses de comienzos del siglo XX.

Otro de los elementos que generan cierto escepticismo es la posibilidad de que la carta acabase en una playa de New Brunswick: "Las corrientes marinas hacen que sea muy poco probable que un objeto flotante se haya desplazado desde el Atlántico Norte hacia la Bahía de Fundy. No es imposible, pero es poco probable", apunta Savard.

No cabe duda de que, de confirmarse como auténtica, la carta se convertiría en un documento emocionante y de incalculable valor para los miembros de la familia Lefebvre. "La familia en Francia está tentada de creerlo. Y creo que todos también", ya que estaríamos ante el último deseo de una de las niñas que perdió la vida la madrugada del 15 de abril, después de que el RMS Titanic se hundiera poco a poco tras chocar contra un Iceberg en su viaje inaugural desde Southampton a Nueva York. 1500 personas perdieron la vida en las aguas heladas del Atlántico. Entre ellas, Mathilde y parte de su familia. 

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 371, Junio de 2021

Nº 371, Junio de 2021