Mundo futuro
21/12/2021 (14:08 CET) Actualizado: 21/12/2021 (14:08 CET)

Metaverso: Facebook crea un universo paralelo

Facebook y otras grandes empresas tecnológicas están centrando su atención en el desarrollo del metaverso, una auténtica réplica digital de nuestra realidad, de la que podremos disfrutar en un futuro más que cercano.

irene foto autor

Periodista e Historiadora

21/12/2021 (14:08 CET) Actualizado: 21/12/2021 (14:08 CET)
Metaverso: Facebook crea un universo paralelo
Metaverso: Facebook crea un universo paralelo

Hasta ahora, el concepto de metaverso había quedado reducido al ámbito de la ciencia-ficción. Desde la novela Snow Crash (1992), de Neal Stepehenson, en donde los humanos interactuaban mediante un alter ego o avatar en un espacio virtual, este término se ha ido asimilando hasta convertirse prácticamente en realidad. Sin estar recogido por la Real Academia de la Lengua (RAE), haría referencia, por tanto, a un mundo en el que se interactuaría de manera virtual, llevando a cabo todo tipo de acciones reales, como construir, comprar y vender o reunirse con gente, pero… digitalmente.

El metaverso cambiará por completo sectores como los del turismo, el trabajo, el ocio, la ciencia, la medicina

Este universo virtual, similar a los videojuegos en elementos y estética, ampliaría nuestro mundo físico en un formato digital. En él, podríamos reproducir las dinámicas sociales que integran nuestra sociedad, yendo a conciertos, comprando o incluso trabajando. No hay duda de que encontrarnos ante una red social tan "real" y adictiva, nos atraparía completamente, pues dispondríamos de todas las posibilidades que nos aporta la realidad solo al alcance de un clic. Más allá de su función más social, el metaverso puede servir también como espacio de trabajo industrial a gran escala. De esta manera, sería posible probar máquinas antes de fabricarlas, a través de gemelos digitales que permitirían detectar los fallos antes de que los objetos sean construidos.

En ese metaverso interactuaríamos a través de gafas de realidad aumentada y trajes táctiles, lo que nos permitiría quedar con un grupo de amigos para pasar un fin de semana en París, por ejemplo, sin salir del salón de nuestra casa. O explorar el Amazonas sin correr ningún riesgo. El metaverso cambiará por completo sectores como los del turismo, el trabajo, el ocio, la ciencia, la medicina… o el cine, puesto que ya no seremos espectadores de una película, sino que podremos participar como uno de los personajes de la misma. Además, accederemos a su vez a ese mundo digital mediante distintas plataformas interconectadas entre sí, moviéndonos libremente entre ellas.

Actualmente, Facebook está viviendo la peor crisis de reputación de su historia a causa de distintos factores. Por un lado, los diversos fallos técnicos que se han producido en las distintas redes sociales que posee; por otro, una serie de juicios controvertidos junto con escandalosas revelaciones sobre cómo trata Facebook la información de los usuarios. Estas declaraciones, que han venido de la mano de Frances Haugen, una antigua empleada de la red social, han dejado entrever que la empresa antepone los beneficios económicos al bienestar del usuario. Aunque Mark Zuckerberg, presidente de Facebook, haya desmentido estas afirmaciones, la polémica ha salpicado gravemente a la corporación.

Mark
Mark Zuckerberg, presidente de Facebook

EL FUTURO LLAMA A LA PUERTA

A estos factores se unen un claro declive en el modelo de crecimiento de Facebook y el envejecimiento de sus usuarios, cada vez más acusado, motivado por la preferencia de los jóvenes por TikTok frente al resto de redes sociales que posee Zuckerberg. Todo esto, sumado a los movimientos antimonopolio que se están desarrollando en EE UU y en Europa, están empujando a Facebook a llevar a cabo un profundo cambio, que pasa por el desarrollo del metaverso de Facebook.

Todo comenzó en 2014, cuando compró Oculus VR, una empresa dedicada a la inmersión en realidad virtual, pero cuyas gafas resultaban muy poco prácticas debido a su tamaño y a su forma de gafas de esquiador. Sin embargo, con el paso del tiempo, la obsesión de Zuckerberg por el metaverso se ha incrementado considerablemente, pues el objetivo confeso de Facebook es convertirse en "la plataforma más social que haya existido". En agosto de este año, Facebook presentó una plataforma de realidad virtual, Horizon Workrooms, mediante la cual es posible teletrabajar reuniéndote con tus compañeros de trabajo de la misma manera que si todos estuvierais en la oficina, mediante el uso de avatares y de gafas de realidad virtual (Oculus Quest 2).

El metaverso no terminaría de desarrollarse hasta después de diez o quince años

Después de este lanzamiento, Facebook ha anunciado que pretende crear una empresa matriz para gestionar todos sus negocios bajo un nuevo nombre que haga referencia directa al metaverso. También quiere contratar a 10.000 personas en Europa para que se encarguen de desarrollar el universo virtual de aquí a cinco años. Eso sí, este metaverso no terminaría de desarrollarse hasta después de diez o quince años aproximadamente.

Sin embargo, Facebook no es el primero en aplicar la estrategia del cambio de nombre. En 2015, Google ya lo hizo al crear Alphabet. Esto le permitió organizar todos sus negocios bajo una marca distinta a la convencional que todos conocemos. De esta manera, además de servir para mejorar su gestión interna, también mostró al mundo que la empresa había evolucionado y ya no solo se trataba de un motor de búsqueda, sino de un conglomerado en expansión. Facebook, que lleva tiempo queriendo abarcar más allá de las redes sociales, pretende con esto reorganizar sus negocios bajo un holding empresarial con un nombre vinculado con el metaverso. También podría servir como lavado de cara ante todos los escándalos, juicios y problemas técnicos que últimamente han ensombrecido a la corporación. Un borrón y cuenta nueva para la empresa de Zuckerberg, que pretende con ese nuevo nombre –todavía desconocido para la mayoría de los empleados de Facebook– iniciar un nuevo periodo de modernización hacia la era del metaverso.

PODER ABSOLUTO

Facebook ha remarcado el papel de Europa "en la configuración de las nuevas reglas de internet", en donde "ninguna empresa será al única propietaria y gestora del metaverso. Al igual que ocurre en internet, su principal característica será la apertura y la interoperabilidad". Para ello, se requiere la "colaboración y cooperación de empresas, desarrolladores, creadores y responsables políticos".

Facebook está constantemente buscando mecanismos con los que seguir ganando ingentes cantidades de dinero a través de la publicidad

Sin embargo, las cosas no serán sencillas para la empresa de Zuckerberg. Como ha especificado Carlos Sánchez Almeida, director jurídico de la Plataforma en Defensa de la Libertad de Expresión (PDLI), "en las nuevas regulaciones debería quedar claro que no se puede permitir que integre el ‘metaverso’ en algo tan adictivo como Facebook, de la misma manera que no se permitió a Microsoft integrar por defecto su navegador Explorer dentro del sistema operativo Windows". A su vez, Manuela Battaglini, experta en ética en sistemas autónomos e inteligentes y directora de Transparent Internet, explicó al diario Público que "Facebook está constantemente buscando mecanismos con los que seguir ganando ingentes cantidades de dinero a través de la publicidad, y este es uno de ellos".

INVERSIONES MULTIMILLONARIAS

La posibilidad de monetizar el metaverso resulta muy atrayente para los multimillonarios y las grandes tecnológicas del mundo. Según Bloomberg, un universo virtual como el que se está planteando en la actualidad podría suponer un negocio global de 800.000 millones de dólares para el año 2024. Con Facebook a la cabeza, se supone que en cuestión de cinco años el mundo de las redes sociales pasará a estar dominado completamente por el metaverso.

Horizon Workrooms, la recién creada realidad virtual laboral de Facebook, se ha convertido en un ejemplo a seguir para otras empresas. Este es el caso de Nvidia, que está trabajando en una plataforma de metaverso destinada al mundo industrial y a la realización de pruebas virtuales previas a la construcción de los proyectos. La empresa tiene ya un acuerdo con BMW para recrear la fábrica de la empresa automovilística en la ciudad alemana de Ratisbona, lo que supone el primer paso para este gran salto del mundo industrial hacia lo virtual.

Sin embargo, en la actualidad, la aproximación más cercana a lo que podríamos entender por metaverso solo es posible encontrarla en videojuegos multijugador como Roblox o Fortnite. Con este último, Epic Games pretende crear su propio metaverso, en donde todos sus mundos estarían interconectados. En estas plataformas, además de poder comprar objetos digitales, tales como armas o ropa, también es posible acudir a encuentros sociales virtuales, como conciertos o exposiciones de arte. Y especialmente en Roblox se ofrece la posibilidad de utilizar la realidad virtual para obtener una experiencia inmersiva en el juego, mediante el uso de las gafas Oculus Rift o las HTC Vive.

La aproximación más cercana a lo que podríamos entender por metaverso solo es posible encontrarla en videojuegos multijugador como Roblox o Fortnite

Fornite
 

CHINA TAMBIÉN JUEGA

Este mercado emergente, que promete ganancias casi infinitas, está llevando también a empresas chinas a iniciar proyectos relacionados con la realidad virtual. Como informó el South China Morning Post, empresas como Tencent o Bytedance, propietaria de TikTok, estarían detrás de estos nuevos estudios en el metaverso. Precisamente esta última ha adquirido la empresa de realidad virtual Pico Interactive, lo que le permite adentrarse de lleno en este nuevo negocio. También está participando en el negocio del metaverso Alibaba, la empresa de comercio electrónico, que está registrando marcas comerciales relacionadas con esta tecnología como Ali Metaverse.

Todavía no podemos hablar de la existencia de un metaverso como tal. El proceso para obtenerlo va a requerir todavía de años de desarrollo

Aunque las posibilidades de desarrollar un metaverso completo están aumentando progresivamente, lo que nos permite ya en la actualidad reunirnos y jugar de manera virtual, todavía no podemos hablar de la existencia de un metaverso como tal. El proceso para obtenerlo va a requerir todavía de años de desarrollo, pues es necesario la creación de dispositivos de realidad virtual más ligeros y cómodos que las gafas actuales (caracterizadas por ser grandes, pesadas y aparatosas). Además, este metaverso no se va a crear de golpe. Su implantación será paulatina, introduciendo poco a poco una serie de elementos e interconexiones en distintas plataformas, hasta que al final se consiga el tan ansiado metaverso.

Sobre el autor
irene foto autor

Divulgadora de historia con perspectiva de género en revistas como Clío Historia, Año/Cero y en programas como El Dragón Invisible.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Zinio 384 1

Nº 384, Julio de 2022