Ovnis y vida extraterrestre
18/06/2024 (08:00 CET) Actualizado: 18/06/2024 (08:00 CET)

Hombres de negro silenciaron el incidente Calvine

Después de tomar seis fotografías al ovni de Calvine los testigos fueron visitados por Hombres de Negro y no se ha vuelto a saber de ellos

Josep Guijarro

Periodista y escritor

18/06/2024 (08:00 CET) Actualizado: 18/06/2024 (08:00 CET)
Hombres de negro en el incidente Calvine
Hombres de negro en el incidente Calvine

El incidente Calvine, uno de los expedientes ovni sobre el que se decretó el máximo secreto hasta el año 2072 por parte del Ministerio de Defensa Británico, involucró a los Men In Black (MIB).

Los Hombres de negro (MIB por sus siglas en inglés) son uno de los mitos más extendidos de la cultura pop vinculada a los ovnis.  El acrónimo MIB se utiliza para describir a unos misteriosos personajes que, presuntamente, trabajan para organizaciones gubernamentales desconocidas, para proteger secretos de Estado o realizar otras actividades extrañas, como silenciar testigos o incluso eliminarlos.

Un compañero de trabajo de los testigos del incidente Calvine, Richard Grieve, ha revelado ahora al investigador, periodista y profesor en Universidad Sheffield Hallam, David Clarke, que la noche del avistamiento, dos individuos ataviados de negro, descendieron de la parte trasera de un vehículo del mismo color y amedrentaron a los jóvenes que protagonizaron uno de los avistamientos más significativos del Reino Unido.

Dos individuos ataviados de negro, descendieron de vehículo del mismo color y amedrentaron a los testigos del ovni de Calvine

Richard Grieve conoció a los testigos del incidente Calvine
Richard Grieve conoció a los testigos del incidente Calvine

Sucedió en la tarde del 4 de agosto de 1990. Kevin Russell y su amigo se hallaban en una ladera próxima a Calvine, una pequeña aldea escocesa situada a unos 56 kilómetros al noroeste de Perth. Sobre las 9 de la noche advirtieron la presencia de una extraña aeronave con forma de diamante. El objeto permaneció estático en el cielo durante diez minutos antes de ascender verticalmente a gran velocidad. Cinco minutos antes de su desaparición, Russell pudo hacer seis fotografías en color en las que, además, se advertía la presencia de un avión militar realizando varias aproximaciones a baja altura alrededor del misterioso objeto.

Excitados por la experiencia la comentaron en su lugar de trabajo, el Hotel Pitlochry Hydro. El chef de ese establecimiento era Richard Grieve quien ahora -según una exclusiva publicada por el Daily Mail- ha revelado que los testigos comportamiento cambió. Dejaron de ir a trabajar, uno empezó a beber mucho e, incluso, fue despedido poco después.

“El otro -revela Grieve-, que normalmente era extrovertido se volvió introvertido y hosco. Unos meses después de la visita de los hombres del coche, ambos abandonaron el hotel. No los he visto desde entonces.”

Ni él. Ni nadie ha podido dar con ellos avivando el asunto de los Hombres de negro.

Con todo, sabemos que los testigos enviaron los seis negativos al Scottish Daily Record, que tenía la intención de publicar su historia pero el artículo nunca vio la luz. No solo eso. Los negativos de las fotografías fueron incautados por Craig Lindsay, un oficial de prensa de la RAF que se guardó una copia para él.

incidente calvine gobierno britanico
incidente calvine gobierno britanico

Según el cocinero del hotel donde trabajaban los testigos, los misteriosos Hombres de negro eran miembros de la Royal Navy

Según averiguó el doctor Clarke, que lleva investigando desde hace décadas este incidente, Grieve escuchó que los misteriosos hombres de negro eran miembros de la Royal Navy. ¿Qué razón podía tener el gobierno británico para actuar de esta forma? ¿Acaso el objeto avistado era algún prototipo secreto?

Del incidente sólo trascendió un pobre dibujo lineal que efectuó el Ministerio de Defensa británico de una de las fotografías para el análisis de imágenes. El silencio sobre el caso fue tremendo desde el principio, hasta el punto de decir que no había constancia de la existencia de fotografías. Pero las había porque, según reveló el responsable de la oficina ovni del Gobierno Británico, Nike Pope, una de ellas presidía la pared de su despacho. Fue Pope quien encargó una recreación (que reproducimos a continuación) para compararla con una fotografía que se quedó el oficial de prensa jubilado de la RAF.

En octubre de 2008 se desclasificaron los archivos ovni del Ministerio de Defensa británico, sin embargo no hay rastro de las fotografías ni de los documentos de los análisis detallados. Sí muestran una visión fascinante de cómo se manejó el caso Calvine.  A saber:

Con fecha del 14 de septiembre de 1990, un documento destinado al Subsecretario de Estado para las Fuerzas Armadas sugirió que se esperaba que el Daily Record publicara la historia, y en previsión se redactaron un conjunto de posibles respuestas a las eventuales consultas de ciudadanos y medios de comunicación que se clasificaron en dos grupos; "Líneas defensivas a tomar" y "Si se presiona". El primero incluía comentarios como "no se llegó a conclusiones definitivas con respecto al objeto con forma de diamante" y "no tengo registro de Harriers operando en el lugar a la hora/fecha indicada"

¿Por qué tanto secretismo? ¿Qué se quería esconder?

Según el chef del Hotel Pitlochry “Sea lo que fuere lo que sabían, no estaban destinados a verlo.” Oyó decir a uno de ellos que "fueron los americanos"

“No mucho después -agrega- todo se volvió un poco secreto y empezaron a hablar de que los seguían por el Pitlochry”

¿Podía tratarse de un prototipo de avión secreto desarrollado por los estadounidenses con el nombre en código de Aurora? Según diversas teorías este ingenio estaba destinado a reemplazar al icónico SR-71 Blackbird.

El investigador Simon Holland parece darle la razón a Grieve cuando asegura que se trataba de un prototipo secreto escoltado por aviones Harrier.  Al parecer, la British Aerospace estaba trabajando en un nuevo sistema de defensa a prueba de radar, lo que explicaría estas formas angulosas, parecidas a la de los aviones antirradar como las del Lockheed F-117 Nighthawk estadounidense.

Resulta llamativo el parecido del ovni de Calvine con el de algunas patentes estadounidenses del Dr. Salvatore Cezar Pais que muestran un avión en forma de diamante propulsado -aparentemente- por microondas.

Una sugestiva patente
Una sugestiva patente

La sombra de un proyecto secreto estadounidense en territorio británico siempre ha sobrevolado el incidente Calvine pero admitir que aviones norteamericanos sobrevolaban ilegalmente Escocia suponía admitir que Donald Rice, secretario de la Fuerza Aérea, había mentido al Congreso previamente cuando negó la existencia del proyecto Aurora.

El Ministerio de defensa británico, además, siempre ha negado que ningún Harrier "conocido" volara en Perthshire el 4 de agosto de 1990. Subrayo lo de conocido porque Holland descubrió que sí había Harriers en la zona pero eran propiedad de BAE Systems, un contratista privado de defensa y supo, además, que Marconi Advanced Materials, con sede en la factoría de BAE en Warton, Lancashire, estaba trabajando a la sazón con un material avanzado de sigilo para la USAF.

Recreación del incidente Calvine que presidió la oficina de Pope
Recreación del incidente Calvine que presidió la oficina de Pope

Esto explicaría el conflicto diplomático entre Estados Unidos y Reino Unido a vueltas del incidente y que se pese sobre las imágenes el secreto más absoluto. Confirma otra cosa más: La Oficina de Resolución de Anomalías de Todos los Dominios (AARO) del Departamento de Defensa de Estados Unidos, aseguraba en el primer informe de su investigación histórica que todas las evidencias sobre los avistamientos de UAPs apuntan a "programas de seguridad nacional auténticos y altamente sensibles erróneamente identificados".

Mientras, los testigos directos siguen sin aparecer. No se sabe de su paradero ¿fueron silenciados por los Hombres de Negro?

Sobre el autor
Josep Guijarro

Josep Guijarro es reportero de prensa, radio y televisión, además de autor de varios libros entre los que cabe destacar El tesoro oculto de los templarios, Aliens Ancestrales o Coincidencias Imposibles. Es documentalista de la serie Extraterrestres (DMAX) y forma parte de los programas El Colegio Invisible y La Rosa de los Vientos, ambos en Onda Cero.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Año Cero 405

Nº 405, julio de 2024